domingo, 9 de abril de 2017

Procesiones de Domingo de Ramos en Austria

En muchos países hispanos se acompañan las procesiones del Domingo de Ramos con palmas, como vimos en vídeos de Elche (España) el año pasado. En Austria también tienen procesiones, pero con palmas muy diferentes, como se ven en este vídeo:
Además, figuran en las procesiones en Austria tallas de Cristo montado sobre un asno que llaman “Palmesel”. En el siguiente vídeo sin sonido se ve en un museo del sur de Alemania un Palmesel (c. 1480) que solía estar sobre ruedas de madera. Es uno de los pocos que se han conservado desde la Reforma Protestante. Esos Palmesels antiguos e históricos ya no suelen llevarse en procesión, al contrario del que se ve en este vídeo de una procesión en Thaur.
[Dos errores en el vídeo: El Domingo de Ramos marca el comienzo no de la Pascua, sino de la Semana Santa. Además, la Pascua no celebra tanto la crucifixión (conmemorada el Viernes Santo) como la Resurrección de Jesús, aunque se renuevan las dos en cada Santa Misa.]
El Palmesel que usan en Thaur para su procesión del Domingo de Ramos es del s. XVIII. La procesión dura desde las 8.30h hasta las 15h y es acompañado por un sacerdote y niños del coro. Delante de la iglesia de S. Vigilio el sacerdote bendice las palmas, que son de ramas de árboles locales y se adornan con palmbrezels. Se celebra la Misa en la iglesia principal y después comienza la procesión mayor a la una de la tarde. Sube una ladera a la capilla de S. Romedio y se encamina a Rum, un pueblo vecino que acoge la procesión y se une a ella de camino a la iglesia de Rum. Desde allí vuelve a Thaur.
————————————————
Al principio del Evangelio del Domingo de Ramos se ve cómo la multitud que acogió al Señor se ha vuelto contra Él:“…pidiendo a gritos que lo crucificara; e iba creciendo el griterío.” (Lc. 22, 23). Es en el silencio cuando mejor podemos acoger al Señor en nuestro interior, cuando para el bullicio del mundo que quiere traicionar los más altos fines espirituales que pudiéramos tener. Así lo indica este fragmento de “Vita Christi” por Fray Luis de Granada (recomendado por el lector Anarico)
“La entrada en Jerusalén con los ramos”
“Acabados los discursos y oficio de la predicación del evangelio, y llegándose ya el tiempo de aquel grande sacrificio de la pasión, quiso el Cordero sin mancilla llegarse al lugar de la pasión, donde había de dar cabo a la redención del género humano. Y porque se viese con cuánta caridad y alegría de ánimo iba a beber por nosotros este cáliz, quiso ser recibido este día con grande fiesta, saliéndose a recibir todo el pueblo con grandes voces y alabanzas, con ramos de olivas y palmas en las manos, y con tender muchos sus vestiduras por tierra, clamando todos a una voz y diciendo: Bendito sea el que viene en el nombre del Señor: sálvanos en las alturas.
“Junta, pues, hermano mío, tus voces con estas voces y tus alabanzas con estas alabanzas, y da gracias al Señor por este tan grande beneficio como aquí te hace, y por el amor con que lo hace. Porque aunque le debes mucho por lo que por ti padeció, mucho más le debes por el amor con que lo padeció. Y aunque fueron tan grandes los tormentos de su pasión, mucho mayor fue el amor de su corazón: y así más amó que padeció, y mucho más padeciera si nos fuera necesario. Sal, pues, al camino a recibir a este noble triunfador, y recíbelo con voces de alabanza y con ramos de olivas y palmas en las manos, y con tender tus propias vestiduras por tierra para celebrar la fiesta de esta entrada. Las voces de alabanza son la oración y el hacimiento de gracias, las olivas las obras de misericordia, y las palmas, la mortificación y victoria de las pasiones, y el tender las ropas por tierra, el castigo y maltratamiento de nuestra carne.
“Persevera pues en oración, para glorificar a Dios, y usa de misericordia para socorrer al prójimo, y con esto mortifica tus pasiones y castiga tu carne, y de esta manera recibirás en ti al Hijo de Dios. Aquí también tienes un grande argumento y motivo para despreciar la gloria del mundo, tras que los hombres andan tan perdidos, y por cuya causa hacen tantos excesos. ¿Quieres, pues, ver en que se debe estimar esa gloria? Pon los ojos en esta honra que aquí hace el mundo a este Señor, y verás que el mismo mundo que hoy le recibió con tanta honra, de ahí a cinco días lo tuvo por peor que Barrabás, y le pidió la muerte, y dio contra Él voces, diciendo: jCrucifícalo, crucifícalo! De manera que el que hoy predicaba por hijo de David, que es por el mas santo de los santos, mañana le tiene por el peor de los hombres y por más indigno de la vida que Barrabás.
“Pues ¿qué ejemplo más claro para ver lo que es la gloria del mundo, y en lo que se deben estimar los testimonios y juicios de los hombres? ¿Qué cosa mas liviana, más antojadiza, más ciega, más desleal y más inconstante en sus pareceres que el juicio y testimonio de este mundo? Hoy dice, y mañana desdice: hoy alaba, y mañana blasfema: hoy livianamente os levanta sobre las nubes, y mañana con mayor liviandad os sume en los abismos: hoy dice que sois hijo de David, mañana dice que sois peor que Barrabás. Tal es el juicio de esta bestia de muchas cabezas y de este engañoso monstruo que ninguna fe, ni lealtad, ni verdad guarda con nadie, y ninguna virtud ni valor mide sino con su proprio interés.
“No es bueno sino quien es para con él pródigo, aunque sea pagano; y no es malo sino el que le trata como él merece, aunque haga milagros. Porque no tiene otro peso para medir la virtud sino solo interés. Pues ¿qué aire de sus mentiras y de sus engaños? ¿A quién jamás guardó fielmente su palabra? ¿A quién dio lo que prometió? ¿Con quién tuvo amistad perpetua? ¿A quién conservó mucho tiempo lo que dio? ¿A quién jamás vendió vino, que no se lo diese aguado con mil zozobras? Sólo esto tiene de fiel, que a ninguno fue fiel.
“Este es aquel falso Judas, que besando a sus amigos los entrega a la muerte: este, aquel traidor de Joab, que abrazando al que le saludaba como amigo, secretamente le metió la espada por el cuerpo. Pregona vino, y vende vinagre: promete paz, y tiene de secreto armada la guerra. Malo de conservar, peor de alcanzar, peligroso para tener, y dificultoso de dejar. ¡Oh mundo perverso, prometedor falso, engañador cierto, amigo fingido, enemigo verdadero, lisonjeador público, traidor secreto, en los principios dulce, en los dejos amargo, en la cara blando, en las manos cruel, en las dádivas escaso, en los dolores pródigo, al parecer algo, de dentro vacío, por de fuera florido, y debajo de la flor espinoso!”
——————————————
Vía crucis con citas de Sta. Teresa de Jesús (enlace original con vídeo en inglés)
Estación 1: Jesús es condenado (Humildad)
“…es de gran humildad verse condenar sin culpa y callar, y es gran imitación del Señor que nos quitó todas las culpas.”
“…el verdadero humilde ha de desear con verdad ser tenido en poco y perseguido y condenado sin culpa, aun en cosas graves.”
“No os llevará por el rigor que a sí, que ya al tiempo que tuvo un ladrón que tornase por El, estaba en la cruz; así que Su Majestad moverá a quien torne por vosotras, y cuando no, no será menester.” (Camino de perfección, 15)
———————————————
Estación 2: Jesús carga con la cruz (Unión con la Voluntad de Dios)
abrazaos con la cruz que vuestro Esposo llevó sobre sí y entended que ésta ha de ser vuestra empresa; la que más pudiere padecer, que padezca más por El, y será la mejor librada. Lo demás, como cosa accesoria…” (Moradas 2, cap. 1, 7)
“Haced vos, Señor, lo que quisiereis. No os ofenda yo. […]Padecer quiero, Señor, pues Vos padecisteis. Cúmplase en mí de todas maneras vuestra voluntad.” (Libro de la vida, 11)
“…obras quiere el Señor, y que si ves una enferma a quien puedes dar algún alivio, no se te dé nada de perder esa devoción y te compadezcas de ella; y si tiene algún dolor, te duela a tí; y si fuere menester, lo ayunes, porque ella lo coma, no tanto por ella, como porque sabes que tu Señor quiere aquello. Esta es la verdadera unión con su voluntad.” (Moradas 5, cap. 3, 11)
“…y que si vieres loar mucho a una persona te alegres más mucho que si te loasen a tí. Esto, a la verdad, fácil es, que si hay humildad, antes tendrá pena de verse loar.” (Moradas 5, cap. 3, 11)

Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Cómo celebra el Domingo de Ramos? ¿Qué hace con las palmas que recibe? ¿Qué importancia tiene esta fiesta para usted?

Siguiente post – Vía Crucis Estaciones II y III - “Señor, contigo estoy dispuesto a ir incluso a la cárcel y a la muerte.” (Lc. 22, 33)