lunes, 30 de septiembre de 2019

La gracia del Martes 1 de Octubre/19, por FRAY NELSON MEDINA

Misa de Hoy Eucaristía Digital Martes 01 de Octubre 2019 Padre Mariuz

Evolucionismo 02 - Análisis Crítico de la Teoría Evolucionista

Evolucionismo 02 - Análisis Crítico de la Teoría Evolucionista

Santa Teresa del Niño Jesús





“ Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños… ”

Santa Teresa del Niño Jesús

Fue una religiosa que no destacó entre las hermanas que convivían con ella. Sin embargo, poco después de su muerte, sus tres manuscritos se convirtieron en clásicos de la literatura espiritual. En especial su Historia de un alma, que recoge una doctrina rigurosamente evangélica y ha sido traducido a múltiples idiomas.

Biografía
Teresa Martin nace el 2 de enero de 1873 en Alencon, una pequeña población de Normandía. Es la novena hija del matrimonio que forman Luis Martin y Celia Guerin. La pequeña es recibida con alegría en un hogar que había sido castigado con la muerte de cuatro de sus hijos, dos de los cuales eran varones. Luis y Celia suspiraban por un niño que llegara a ser sacerdote, pero acogen el regalo que Dios les hace en la pequeña Teresa.

La infancia de nuestra santa transcurre entre la alegría y el amor que le procuran sus padres y las cuatro hermanas mayores (Paulina, María, Leonia y Celina) y el dolor que la muerte siembra en su hogar cuando la madre, Celia, muere de cáncer el 28 de agosto de 1877. Toda la familia se traslada entonces a Lisieux, donde existe un carmelo femenino al que pronto comenzarán a volar las hijas del buen Luis Martin, quien, con generosidad heroica, entrega a sus dos hijas mayores para que sigan los pasos de Teresa de Jesús en la clausura carmelitana de Lisieux.

Los samaritanos no quisieron recibirlo


Templo de San Francisco - Celaya, Gto.


Los samaritanos no quisieron recibirlo
Martes 1 de octubre
Evangelio
Lucas 9, 51-56
Cuando ya se acercaba el tiempo en que tenía que salir de este mundo, Jesús tomó la firme determinación de emprender el viaje a Jerusalén. Envió mensajeros por delante y ellos fueron a una aldea de Samaria para conseguirle alojamiento; pero los samaritanos no quisieron recibirlo, porque supieron que iba a Jerusalén. Ante esta negativa, sus discípulos Santiago y Juan le dijeron: "Señor, ¿quieres que hagamos bajar fuego del cielo para que acabe con ellos?"
Pero Jesús se volvió hacia ellos y los reprendió. Después se fueron a otra aldea.
Palabra del Señor.

Cómo rezar en la contemplación mística

Parte 50 Mini-Curso de Oración

Nota del editor: David Torkington continúa su serie sobre la oración con la cuarta y última sección, "De la meditación a la contemplación".  

El Camino Místico Parte IV

En un mundo judío era bastante fácil que el horario diario de la gente girara en torno a las prácticas religiosas del judaísmo. Pero después del asedio y la caída de Jerusalén y la destrucción del Templo en el año 70 DC, el pueblo judío, así como los cristianos, se convirtieron en una minoría en un mundo pagano mucho más grande cuyo horario diario no giraba en torno a las prácticas religiosas. 
Los primeros cristianos siguieron el ejemplo de Jesús, orando tres veces al día en la Sinagoga, dedicando su día a Dios, hasta que ya no fueron bienvenidos allí, o porque se volvió peligroso ir allí. Se hizo demasiado fácil para sus perseguidores, como Saúl de Tarso, encontrarlos allí a la tercera, sexta y novena horas del día (Hechos 22: 19-20). La ofrenda matutina utilizada por los primeros cristianos no podía repetirse tan fácilmente en la sinagoga varias veces al día, de acuerdo con la costumbre judía, por lo que se dijo temprano en la mañana para consagrar todo el día a Dios antes de comenzar el trabajo. 
Fue entonces cuando en el nuevo Templo, 'no hecho por manos humanas', que era el cuerpo místico de Cristo, se ofrecerían a Dios, ofreciéndole su amor 'con todo su corazón y mente, y con todo su cuerpo y alma. y con toda su fuerza. Es posible que los primeros cristianos no hayan podido visitar la Sinagoga para renovar y reforzar esta Ofrenda de la Mañana, como lo hizo Cristo, durante sus días ocupados en el trabajo, pero pudieron y se detuvieron para hacerlo, en el tercero, el sexto y el novena hora como antes, como las primeras fuentes dejan bastante claro. En muchas ciudades, a menudo sería el sonido de un tambor, una bocina o una trompeta que se usa para marcar las secciones principales del día que los cristianos podrían usar para recordarse a sí mismos que deben renovar su Ofrenda de la Mañana para hacer que todo su día sea la masa,


Lecciones de los monjes para hombres

Foto cortesía de NewMelleray.org
Por: Harry Scherer
Recientemente, experimenté la alegría de unirme a otros once jóvenes de todo el país para el Seminario de Sabiduría Monástica en New Melleray Abbey, un monasterio trapense en el noreste de Iowa.
La primera noche tuve la impresión de que la semana sería diferente a cualquier otra cuando un monje particularmente humilde y sabio dijo: "Mi vida es una doxología". Luego, simplemente cantó el Gloria, inclinándose desde sus caderas para alabarlo. la Trinidad. "Eso es. Esa es mi vocación. Mi trabajo está hecho ”. Lo dijo como un trabajador describiría su trabajo diario: simple y sin pretensiones.

Para nuestros oídos modernos, la noción de que uno viva su vida únicamente para alabar a Dios no satisface nuestro impulso utilitario de producir. Admito que era escéptico, originalmente pensaba, '¿qué pasa con los ataúdes que haces o la comida que cultivas?' Este trabajo, luego quedó claro, es parte de la doxología. Cuando vi a monjes con camisas de mezclilla y pantalones de trabajo de carga ensamblar ataúdes y sacar malas hierbas de su exuberante campo, recordé la conferencia en la que un monje identificó al "monje" como un arquetipo. "Discernir una vocación monástica", dijo, "es estar en Cristo y luego preguntarle qué quiere que haga". ¿Hay mucha distinción en esta vocación de la vocación cristiana universal que San Pablo describe: " He sido crucificado con Cristo; pero vivo, ya no soy yo, sino que Cristo vive en mí ”(Gálatas 2:20)?

El rosario consiste en palabras santas

En cada cuenta del rosario, decimos una oración de la Sagrada Escritura o de la tradición cristiana. La palabra es algo muy rico, vivo, incluso misterioso: una formación de sonidos y consonantes mediante la cual el hablante le da al oyente un vistazo al reino interno del pensamiento.
Una palabra surge si el sonido expresa no solo una emoción o una situación, sino también una asociación, una percepción y una realidad.
Mientras hablo, la palabra flota en el espacio, por así decirlo, y lo que antes estaba cerrado dentro de mí ahora está abierto. Los que escuchan la palabra pueden comprender su significado. Luego se desvanece, y su significado está nuevamente dentro, en mí mismo y en aquellos que lo entendieron.
Pero con todo esto algo ha cambiado: el significado se convirtió en una palabra y sigue siendo una palabra. Antes era solo la esencia del ser y la vida, la palabra interna que el hombre se habla a sí mismo porque no puede vivir una vida espiritual sin vivir en palabras. Ahora se ha hablado, pronunciado y permanece abierto todo el tiempo. Después de que el discurso ha desaparecido, su lugar ya no está en la audibilidad externa, sino en la memoria de quienes lo escucharon. Pero este recuerdo es un lugar real en el que la palabra puede ser encontrada nuevamente y examinada, y desde la cual puede en todo momento volver a hablar abiertamente.

Cómo hablo con mi hija sobre el papel de la mujer en la iglesia

Hace unos meses, mi hija decidió que su vocación era ser una "niña obispo". Para dos padres que trabajan para la Iglesia, esto fue divertido (pero no preocupante, dado nuestro amor mutuo por la catequesis y las discusiones teológicas). Su padre trabaja en un seminario, y esta niña está rodeada de padres y hermanos espirituales. Hemos tenido la charla sobre la paternidad espiritual antes (énfasis en la capilla del padre ), pero aún así ella persistió.
No mucho después de hacer esta declaración, estaba viendo una transmisión en vivo de la entronización de una abadesa. En caso de que nunca lo hayas visto, cuando una abadesa es entronizada, dos obispos, coronados con una corona de flores, la conducen literalmente a un "trono" (que se parece a una silla episcopal en la que se sentaría un obispo). y dado un báculo (como un obispo). Mi hija vio esto con fascinación.
Le dije: "¡Mira eso! Los obispos la conducen Ella se pone una corona de flores! ¿No preferirías ser una abadesa?
Inicialmente parecía interesada. "¡Sí, quiero ser eso!" Luego hizo una pausa y finalmente dijo: "Pero todavía quiero ser una obispo".

A Solas Con El Señor, Hora Santa Padre Pedro Justo Berrio, Septiembre 26...

Cómo perdonar de corazón, Padre Ángel Espinosa - Tele VID

LA GRACIA del Lunes 30 de Septiembre de 2019

mente de cristo


Logotipo de SpiritualDirection


Uno con la mente de Cristo


Presencia de Dios : concédeme, oh Jesús, que pueda tener para las almas sentimientos como los de Tu propio corazón divino.

MEDITACIÓN

La colaboración eficaz siempre exige una cierta unidad de propósito y método entre el promotor de una obra y sus colaboradores. Esta unidad debe ser aún más profunda si el trabajo a realizar no es material, sino espiritual. Un apóstol, trabajando con Dios por el bien de las almas, debe vivir en íntima unión espiritual con Él, para poder entrar lo más lejos posible en Sus puntos de vista y planes para la salvación del mundo.

Solo al penetrar en las profundidades del misterio del amor de Dios por la humanidad, el apóstol puede cooperar en la difusión real del amor y la gracia. Debe mantenerse en contacto cercano con Dios por medio de las virtudes teologales, y debe tratar de captar las inspiraciones profundas de su amor. Por fe sabemos que Dios trajo a los hombres a la existencia a través de las impresiones de su bondad infinita. Él quiso extender la bondad fuera de sí mismo, para comunicar a los demás algo de su propia bondad, felicidad y vida. La gracia, la creación de su amor, hace que el hombre participe en su naturaleza divina. Cuando el hombre se separó de Dios por el pecado y se volvió indigno de su don, Dios no renunció a su plan amoroso; y para restaurar al hombre lo que había perdido culpablemente, sacrificó a su Hijo unigénito "que por nosotros los hombres y por nuestra salvación descendió del cielo" (Credo ).

El apóstol debe comprender a fondo que la acción de Dios sobre las almas es enteramente la acción del amor: es la acción del Padre que va en busca del hijo pródigo, del pastor que busca las ovejas que se han extraviado; Es la acción de un Dios que ofrece su amistad a los hombres para hacerlos felices, poder darles la bienvenida a su hogar, admitirlos en su intimidad, hacerlos bendecidos con su eterna bienaventuranza. Un apóstol debe tratar de poner su propio corazón en contacto con el Corazón de Dios, para que pueda estar lleno del amor de Dios y compartir su caridad hacia los hombres. El apóstol debería, por así decirlo, tener la mente de Dios, la mente de Cristo, es decir, debería cultivar sentimientos profundos de amor por los hermanos, un pálido reflejo del amor de Dios por los hombres.

COLOQUIO

Santa misa de hoy ⛪ Lunes 30 de Septiembre de 2019, Padre Fabio Alonso G...

Paciencia y delicadeza





PACIENCIA Y DELICADEZA

Por Ángel Gómez Escorial

1. - "Hombre de Dios, practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la delicadeza", dice Pablo de Tarso. Hay siempre unos matices de gran relieve en los escritos de Pablo. En la Segunda Carta a Timoteo, que se lee en este Vigésimo sexto Domingo del Tiempo Ordinario, nos ofrece todo un programa. Tiene, incluso, mucho sentido consignar de final al principio esas virtudes. Delicadeza, paciencia, amor, piedad, justicia. San Pablo que era un hombre de extraordinaria fortaleza y empuje estaba "tocado" por la acción del Espíritu que es quien da esos brillos importantes a nuestra alma. Necesitamos paciencia y delicadeza para tratar justamente al prójimo y será nuestro amor hacia él –y, por tanto, a Dios— lo que nos incline a una auténtica piedad. No es esto un juego de colocación caprichosa de unas mismas palabras. Se trata de un contenido vital al que se accede tras buscar santidad en nuestras vidas. No solemos situar al principio de nuestros habituales comentarios las palabras de la Epístola, porque, obviamente, siempre será más profunda la "lección" del Evangelio, pero no es posible sustraerse a la belleza espiritual de los textos de Pablo con su concreción en el camino para una mejor conducta nuestra.

2. - Es San Lucas un relator del amor a los hermanos y, por tanto, de la necesidad de una mayor equidistancia en cuanto a poder y riquezas respecto a ellos. Pero en la parábola del pobre Lázaro hay mucho más que ese camino de justicia referido a las necesidades de los hermanos que nos pide el seguimiento de Cristo. Aparece el diálogo entre lo cotidiano y el más allá. El rico Epulón pide al padre Abraham que descienda un muerto para que convenza a sus hermanos de que tomen el camino adecuado. Abraham va a contestar que no creerán a un resucitado y, ciertamente, así va a ser. La Resurrección de Cristo sirvió para impulsar el camino de la Iglesia, la continuidad en la Redención de sus discípulos. Pero aquellos que le condenaron, le torturaron y le asesinaron iban a quedar donde estaban. No se convirtieron en su gran mayoría. Es cierto que el Señor no buscó aparecerse a todos y lograr sobre el Israel de entonces una generalizada y maravillosa manifestación del poder de Dios. Sin embargo, todo el que quiso creer, creyó. Es decir, las apariciones de Jesús se multiplicaron dé tal manera que era difícil sustraerse a ellas. Habla Pablo de que se apareció a más de quinientos, después de personalizar con nombres otro buen número de apariciones. Más de quinientos testigos en un ambiente tan interrelacionado como podía ser Jerusalén –incluso toda la Galilea— armarían suficiente "ruido". Pero no sirvió para que muchos de sus coetáneos cambiaran. Y en cuanto a los signos prodigiosos que Jesús realiza durante su predicación tampoco sirvieron, aunque ellos produjeron un auténtico clamor popular.

Para encontrar a Dios hay que tratarle



Para encontrar a Dios hay que tratarle



Autor: P Llucià Pou Sabaté

Fuente: Catholic.net

Para encontrar a Dios hay que tratarle

Sentido de la misa del domingo. Un trato de corazón a corazón, fruto del amor y no de la costumbre, creando un "espacio interior".

Una mujer comenzó a ir con sus padres a Misa por costumbre. Después, al profundizar en la fe, vio que "empezaba a tener otro sentido, un sentido de compromiso, me sentí más implicada... descubrí el valor de la Eucaristía como un encuentro con Cristo..."

En nuestra sociedad actual, la asistencia a Misa depende de la costumbre del entorno familiar, de la fe que se ha recibido desde pequeños… y cuando se asiste a Misa por ejemplo en acontecimientos sociales o fiestas principales, incluso los que no saben "qué pasa ahí" sienten alguna motivación, el gusanillo de profundizar, pues no solo queremos vestirnos de fiesta sino que queremos participar en la fiesta, celebrarla. Como en las familias, que tienen un plato preferido para ciertas celebraciones. Queremos tener una relación viva y personal, maravillosa, con Jesús. Qué lástima, escuchar palabras y cantos, pero no gozar plenamente de las emociones estéticas en la música o en la belleza de las celebraciones, al no vivir la esencia de la Misa y de la comunión... Recuerdo un compañero de estudios que iba a la catedral de Córdoba a escuchar la Misa del domingo fascinado por la belleza de la liturgia y la música. Es difícil entender a Bach sin su fe, pues muchas composiciones están unidas a un sentimiento.

domingo, 29 de septiembre de 2019

Lun 30 Sep Evangelio del día Vigésimo sexta semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

La imagen puede contener: una persona


“ El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí ”
Primera lectura
Lectura de la profecía de Zacarías 8,1-8:
En aquellos días, vino la palabra del Señor de los ejércitos: «Así dice el Señor de los ejércitos: Siento gran celo por Sión, gran cólera en favor de ella. Así dice el Señor: Volveré a Sión y habitaré en medio de Jerusalén. Jerusalén se llamará Ciudad Fiel, y el monte del Señor de los ejércitos, Monte Santo. Así dice el Señor de los ejércitos: De nuevo se sentarán en las calles de Jerusalén ancianos y ancianas, hombres que, de viejos, se apoyan en bastones.
Las calles de Jerusalén se llenarán de muchachos y muchachas que jugarán en la calle. Así dice el Señor de los ejércitos: Si el resto del pueblo lo encuentra imposible aquel día, ¿será también imposible a mis ojos? –oráculo del Señor de los ejércitos–. Así dice el Señor de los ejércitos: Yo libertaré a mi pueblo del país de oriente y del país de occidente, y los traeré para que habiten en medio de Jerusalén. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios con verdad y con justicia.»

Salmo
Sal 101,16-18.19-21.29.22-23 R/. El Señor reconstruyó Sión, y apareció en su gloria
Los gentiles temerán tu nombre,
los reyes del mundo, tu gloria.
Cuando el Señor reconstruya Sión,
y aparezca en su gloria,
y se vuelva a las súplicas de los indefensos,
y no desprecie sus peticiones. R/.

Quede esto escrito para la generación futura,
y el pueblo que será creado alabará al Señor.
Que el Señor ha mirado desde su excelso santuario,
desde el cielo se ha fijado en la tierra,
para escuchar los gemidos de los cautivos
y librar a los condenados a muerte. R/.

Evolucionismo 01 - El Origen de la Vida

La Asamblea que Condenó a Jesucristo VII

Misa de Hoy Eucaristía Digital Domingo 29 de Septiembre 2019 Padre Car...

Dos opciones tenemos: Dios o nada



S OPCIONES TENEMOS: DIOS O NADA

Por Javier Leoz

Al hilo del evangelio del domingo pasado, el de este día, nos pone frente a frente con una de las realidades que más palpamos: nos desenvolvemos con tal facilidad en el mundo postizo, en lo práctico, en lo que se ve, tan en la fácil sensualidad…que hemos perdido cierta visión de lo divino o de lo eterno.

Hoy, al meditar la Palabra del Señor, no podemos correr el riesgo de pensar (o reducir la liturgia de este día) en aquello de “siempre han existido pobres y también ricos”.

Vayamos más al fondo: lo material, el cariño por el capital nos impide llegar a Dios. Cuando el hombre se empeña en vivir más allá de sus propias posibilidades y a todo tren, se deshumaniza. Nunca como hoy, el ser humano, ha tenido tanto y nunca, como hoy, -ahí están las estadísticas- las personas soportan desencanto, ansiedad, depresión o recurren a otras salidas porque, la vida, se les hace insípida, dura, inmisericorde, tremendamente pesada. ¿Qué hacer?

1.- Es bueno, como nuevos “epulones” mirar al cielo. ¡Mándanos un rayo de tu luz, Señor! Para que descubramos las sombras, los riesgos, las hipotecas y la oscuridad que brota de la simple materialidad.

sábado, 28 de septiembre de 2019

El pecado del rico es no mirar a los pobres


Templo de San Francisco - Celaya, Gto.

¡Buenos días, gente buena!
XXV Domingo Ordinario C
Evangelio:
Lucas 16, 19-31
En aquel tiempo Jesús dijo a los fariseos: Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes. A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro, que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas. El pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. El rico también murió y fue sepultado.

En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él. Entonces exclamó: “Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan”. 

 “Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento. Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí”. El rico contestó: “Te ruego entonces, padre, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos: que él los prevenga, no sea que ellos también caigan en este lugar de tormento”.

Cómo Orar En La Contemplación Mística, Parte 2: Mini-Curso De Oración Parte 51 28 DE SEPTIEMBRE DE 2019 DAVID TORKINGTON


Logotipo de SpiritualDirection




Nota del editor: David Torkington continúa su serie sobre la oración con la cuarta y última sección, "De la meditación a la contemplación". Lea la parte 50  aquí , y comience con la primera parte aquí .

El Camino Místico Parte IV

Todos los buenos padres esperan que sus hijos tengan éxito en la escuela, en el trabajo y en su matrimonio, viviendo una vida plena y feliz. Es por eso que moderan su deseo de complacer en exceso a sus hijos enseñándoles a actuar desinteresadamente, a tomar conciencia de las necesidades de los demás y a compartir y cuidar a los demás como han sido atendidos.   Los padres católicos tienen una ventaja ya que tienen el ejemplo de Jesús para inspirar a sus hijos. Enseñarles a orar puede inspirarlos a recibir su amor en sus corazones, a medida que aprenden sobre su vida en la tierra antes de su Resurrección, y cómo está vivo y amándonos ahora. De esta manera, sus corazones pueden abrirse para recibir su amor,   lo divino se sofoca y sobrecarga su intento humano de amor desinteresado.

Santa misa de hoy ⛪ Sábado 28 de Septiembre de 2019 - Tele VID

SEP 27 Santo Evangelio del Día 28 de septiembre

SAN WENCESLAO,
Duque y Mártir

907 en Praga (Bohemia), República Checa;
† martirizado el 28 de septiembre de 938 en Stará Boleslav

Semidoble
(ornamentos encarnados)

Porque son vírgenes,
siguen al Cordero doquiera que vaya.
(Apocalipsis 14, 4)





Lección
La sabiduría de Dios condujo por caminos seguros al justo, le mostró el reino de Dios, y le dio la ciencia de los santos; le enriqueció en medio de las fatigas, y recompensó sus trabajos. Cuando querían sorprenderle con sus fraudes, ella le asistió y le hizo rico. Le guardó de los enemigos y le defendió de los seductores, y le hizo salir vencedor en la gran lucha, a fin de que conociese que de todas las cosas la más poderosa es la sabiduría. No desamparó al justo vendido; antes le libró de los pecadores, y descendió con él a la mazmorra; ni le desamparó en las prisiones, sino que le dio el bastón del reino, y el poder contra aquellos que le oprimían; convenció de mentirosos a los que le habían infamado, y le procuró una gloria eterna. 
Sabiduría X, 10-14


Evangelio
No creáis que he venido a traer la paz sobre la tierra. No he venido a traer paz, sino espada. He venido, en efecto, a separar al hombre de su padre, a la hija de su madre, a la nuera de su suegra; y serán enemigos del hombre los de su propia casa. Quien ama a su padre o a su madre más que a Mí, no es digno de Mí; y quien ama a su hijo o a su hija más que a Mí, no es digno de Mí. Quien no toma su cruz y me sigue, no es digno de Mí. Quien halla su vida, la perderá; y quien pierde su vida por Mí, la hallará”. Quien a vosotros recibe, a Mí me recibe, y quien me recibe a Mí, recibe a Aquel que me envió. Quien recibe a un profeta a título de profeta, recibirá la recompensa de profeta; quien recibe a un justo a título de justo, recibirá la recompensa del justo y quienquiera diere de beber tan sólo un vaso de agua fría a uno de estos pequeños, a título de discípulo, en verdad os digo, no perderá su recompensa”.
Mateo X, 34-42


Catena Aurea

San Jerónimo

Oraciones diarias con amor Sábado 28 Septiembre 2019 Oraciones milagrosa...

Eucaristia, Medicina de Amor

Evangelio de Hoy Sabado 28 de Septiembre de 2019 l Padre Carlos Yepes

La Virgen María




 La Virgen María

San Epifanio



SAN EPIFANIO LA RETRATÓ MAGISTRALMENTE 
San Epifanio, nos ha dejado un espléndido retrato de la Virgen María que recogió de la tradición:

“No era alta, pero sí de una estatura poco más mediana; su tez algo bronceada por el sol de su tierra, como la de Sulamita (Ct 1, 6) tenía el rico matiz de las doradas espigas; su cabello era rubio; sus ojos, vivos, con pupilas de color un poco aceitunado, cejas perfectamente arqueadas y negras; nariz aguileña, de forma acabada; labios rosados; el corte de la cara; un óvalo hermoso; sus manos y dedos eran largos.

Era la más consumada expresión de la divina gracia en consorcio con la belleza humana; todos los Santos Padres confiesan a porfía y unánimes esta tan admirable hermosura de la Virgen. Pero el encanto de la belleza de la Virgen no era debido al cúmulo de perfecciones naturales: emanaba de otra fuente superior. Esto lo comprendió bien San Ambrosio, cuando dijo que tan atractivo exterior no constituía sino una gracia, a través de la cual se transparentaban todas las virtudes de su interior; y que su alma - la más noble, la más pura que jamás existió, después de la de Jesucristo- se revelaba enteramente en su mirada. La hermosura natural de María era solo un lejano reflejo de sus bellezas espirituales e imperecederas.

El correr de las acequias alegra la Ciudad de Dios

Resultado de imagen de EL CORRER DE LAS ACEQUIAS



EL CORRER DE LAS ACEQUIAS ALEGRA LA CIUDAD DE DIOS

La acequia de Dios va llena de agua, preparas los trigales, riegas los surcos, tu llovizna los deja mullidos. No cabe duda alguna de cuál sea la acequia a la que se refiere nuestro texto, pues el profeta dice de ella: El correr de las acequias alegra la ciudad de Dios. Y el mismo Señor afirma en el Evangelio. En aquel que beba del agua que yo le dé, se convertirá ésta en manantial, cuyas aguas brotan para comunicar vida eterna. Y también: Quien crea en mí, como ha dicho la Escritura, brotarán de su seno torrentes de agua viva. Esto lo dijo del Espíritu Santo, que habían de recibir los que a él se unieran por la fe. Esta acequia de Dios va, pues, llena de agua. En efecto, el Espíritu Santo nos inunda con sus dones y así, por obra suya, la acequia de Dios, brotando del manantial divino, derrama agua abundante sobre todos nosotros.

viernes, 27 de septiembre de 2019

El Hijo del hombre va a ser entregado


Templo de San Francisco - Celaya, Gto.


El Hijo del hombre va a ser entregado
Sábado 28 de septiembre
¡Paz y Bien!
Evangelio
Lucas 9, 43-45
En aquel tiempo, como todos comentaban admirados los prodigios que Jesús hacía, éste dijo a sus discípulos: "Presten mucha atención a lo que les voy a decir: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres".
Pero ellos no entendieron estas palabras, pues un velo les ocultaba su sentido y se las volvía incomprensibles. Y tenían miedo de preguntarle acerca de este asunto.
Palabra del Señor.

Reflexión

Santa misa de hoy ⛪ Viernes 27 de Septiembre de 2019 - Tele VID

El servicio a los pobres ha de ser preferido a todo




EL SERVICIO A LOS POBRES HA DE SER PREFERIDO A TODO

Nosotros no debemos estimar a los pobres por su apariencia externa o su modo de vestir, ni tampoco por sus cualidades personales, ya que con frecuencia son rudos e incultos. Por el contrario, si consideráis a los pobres a la luz de la fe, os daréis cuenta de que representan el papel del Hijo de Dios, ya que él quiso también ser pobre. Y así, aun cuando en su pasión perdió casi la apariencia humana, haciéndose necio para los gentiles y escándalo para los judíos, sin embargo, se presentó a éstos como evangelizador de los pobres: Me envió a evangelizar a los pobres. También nosotros debemos estar imbuidos de estos sentimientos e imitar lo que Cristo hizo, cuidando de los pobres, consolándolos, ayudándolos y apoyándolos.

jueves, 26 de septiembre de 2019

LA GRACIA del Viernes 27 de Septiembre de 2019

San Juan: el capítulo de los tres panes

Y tenía curiosidad de ver a Jesús.



Templo de San Francisco - Celaya, Gto.


Y tenía curiosidad de ver a Jesús
Viernes 27 de septiembre
¡Paz y Bien!
Evangelio
Lucas 9, 7-9
En aquel tiempo, el rey Herodes se enteró de todos los prodigios que Jesús hacía y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado; otros, que había regresado Elías, y otros, que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.
Pero Herodes decía: "A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién será, pues, éste del que oigo semejantes cosas?" Y tenía curiosidad de ver a Jesús.
Palabra del Señor.

Reflexión

Santo Evangelio del Día 26 de septiembre

SAN CIPRIANO Y SANTA JUSTINA, Mártires


SAN CIPRIANO Y SANTA JUSTINA,
Mártires

Simple
(ornamentos encarnados)

SAN CIPRIANO Y SANTA JUSTINA, Mártires

Yo me voy, y vosotros me buscaréis,
y moriréis en vuestro pecado.
(Juan 8, 21)




Lección
Hermanos: Recordad los días primeros, en que, después de iluminados, soportasteis un gran combate de padecimientos. Por una parte habéis servido de espectáculo por la afrenta y tribulación que padecisteis; por la otra, os habéis hecho partícipes de los que sufrían tal tratamiento. Porque no solamente os compadecisteis de los encarcelados, sino que aceptasteis gozosamente el robo de vuestros bienes, sabiendo que tenéis una posesión mejor y duradera. No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene una grande recompensa, puesto que tenéis necesidad de paciencia, a fin de que después de cumplir la voluntad de Dios obtengáis lo prometido: “Porque todavía un brevísimo tiempo, y el que ha de venir vendrá y no tardará”. Y “El justo mío vivirá por la fe; mas si se retirare, no se complacerá mi alma en él”.
Hebreos X, 32-38


Evangelio
En aquél tiempo:  Dijo Jesús a sus discípulos: Guardaos a vosotros mismos de la levadura –es decir de la hipocresía– de los fariseos.  Nada hay oculto que no haya de  ser descubierto, nada secreto que no haya de ser conocido. En  consecuencia, lo que hayáis dicho en las tinieblas, será oído en plena  luz; y lo que hayáis dicho al oído en los sótanos, será pregonado  sobre los techos. Os lo digo a vosotros, amigos míos, no temáis a  los que matan el cuerpo y después de esto nada más pueden hacer.  Voy a deciros a quién debéis temer: temed a Aquel que, después de  haber dado la muerte, tiene el poder de arrojar en la gehenna. Sí, os  lo digo, a Aquel temedle”.  “¿No se venden cinco pájaros  por dos ases? Con todo, ni uno solo es olvidado de Dios. Aun los  cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No tenéis  vosotros que temer: valéis más que muchos pájaros. Yo os lo digo:  a quien me confesare delante de los hombres, el Hijo del hombre lo  confesará también delante de los ángeles de Dios.
Lucas XII, 1-8


Catena Aurea

¿Cuál Es La Fuente De La Santidad? 26 DE SEPTIEMBRE DE 2019 DAVID ARIAS


Logotipo de SpiritualDirection


La santidad o santidad es uno de los principales atributos de la Iglesia Católica.   Una razón por la que esto es así es porque está presente en las tres partes de la Iglesia, a saber, la Iglesia Triunfante, el Sufrimiento de la Iglesia y el Militante de la Iglesia.   Sin embargo, ¿cuál es la fuente de esta santidad común a los Santos en el Cielo, las almas santas en el Purgatorio y las almas de los que están aquí abajo?   La primera Fuente extrínseca de su santidad no es otra que el infinitamente santo Dios Triuno.   Actuando a través de su naturaleza divina numéricamente única, las Tres Personas de la Santísima Trinidad no solo, al principio de los tiempos, dieron vida a todas las criaturas de la nada, sino que también preservan actualmente a todas las criaturas existentes y las dirigen soberanamente a su divinamente ordenada termina  Además, para traernos seres humanos para compartir su visión beatífica, las mismas tres personas divinas nos han puesto a su disposición, a través del instrumental del bautismo y los otros sacramentos, una participación creada en su propia naturaleza y vida.   Esta última realidad se llama comúnmente "gracia santificante" o "gracia habitual".   Y este gran regalo es la primera fuente intrínseca de santidad en su poseedor.       

Al infundir la gracia santificante en la esencia de un alma humana, el Dios Triuno causa muchos efectos maravillosos en esa alma.   Uno de estos efectos es un cambio conocido como justificación.   Según el Concilio de Trento, la justificación es un cambio "de ese estado en el que el hombre nace hijo del primer Adán, al estado de gracia y de la adopción de los hijos de Dios, a través del segundo Adán, Jesucristo, nuestro Salvador ”.   Aquí vemos que la infusión de la gracia santificante al mismo tiempo limpia el alma de un hombre del pecado original y hace que sea un hijo adoptivo de Dios.   De hecho, es porque la gracia santificante es esencialmente una participación creada en la naturaleza y la vida de la Deidad que cada hombre que la recibe ipso facto se convierte en un hijo adoptivo de Dios.  Con esta gran verdad de la filiación divina adoptiva en mente, el Apóstol escribe a los efesios: "Ya no sois extranjeros ni extranjeros, sino ciudadanos de los santos y miembros de la casa de Dios" (2:19).  

Además, la infusión de la gracia santificante hace que el alma así bendecida sea un verdadero templo de la Santísima Trinidad.   Sin duda, Dios está en todas sus criaturas en la medida en que las preserva en la existencia, las conoce de manera integral y las contiene por su poder ilimitado.   Sin embargo, como dice Santo Tomás de Aquino, “dado que la criatura racional, al conocer y amar, alcanza a Dios mismo por su propia operación, se dice que Dios, según este modo especial, no solo está en la criatura racional, sino que también también para vivir en él como en su templo ". 

Así como el hombre que recibe la Sagrada Eucaristía se convierte en un tabernáculo vivo del Dios Encarnado mientras las apariencias del pan y el vino sobrevivan en él, de la misma manera, el hombre que recibe la gracia santificante de Dios se convierte en un templo del Bendita Trinidad por el tiempo que esta participación creada de la Deidad permanezca dentro de él.   Y así como el Señor Eucarístico puede de alguna manera revelarse a sí mismo experimentalmente al comulgante que ha cultivado una profunda amistad con Él, también las Personas Divinas a veces se dan a conocer experimentalmente a Sus amigos en quienes moran.   Al describir su conciencia de las Tres Personas Divinas dentro de su alma, Santa Isabel de la Trinidad escribe: “Mi única práctica devocional es entrar 'dentro' y perderme en los que están allí.  Siento a Dios tan vivo en mi alma que solo tengo que recordarme para encontrarlo dentro de mí.   Ese es el secreto de toda mi felicidad ". 

Además de los efectos antes mencionados, la gracia santificante otorga a su receptor muchas virtudes y dones sobrenaturales y, por lo tanto, la capacidad de realizar acciones sobrenaturales.   Cuando un alma humana es infundida por Dios en un cuerpo humano, los diversos poderes del alma (por ejemplo, el intelecto, la voluntad, los poderes sensoriales, etc.) fluyen naturalmente del alma como un principio y es por estos poderes que el hombre piensa, quiere, percibe, etc.   De manera similar, cuando Dios infunde la gracia santificante en la esencia de un alma humana, varias virtudes y dones sobrenaturales (por ejemplo, las virtudes teologales, las virtudes morales infundidas y los dones del Espíritu Santo) fluyen naturalmente de la gracia santificante como un principio y Es por estas virtudes y dones que un hombre realiza actos sobrenaturales de fe, esperanza, caridad, etc. 

Estos no son más que algunos de los maravillosos efectos que resultan de la gracia santificante que informa al alma de una persona humana.   Estos efectos manifiestan la gran dignidad de este don divino que se encuentra en las almas del Cielo y el Purgatorio, así como en las almas de los hijos de Dios aquí abajo.   De hecho, tan grande es la dignidad de esta primera fuente intrínseca de santidad que el p. Reginald Garrigou-Lagrange puede decir sin dudarlo: “el más mínimo grado de gracia santificante contenido en el alma de un bebé después del bautismo es más precioso que el bien natural del universo entero, todas las naturalezas angelicales tomadas juntas incluidas en él; porque el menor grado de gracia santificante pertenece a un orden enormemente superior, al orden de la vida interior de Dios ". 



Imagen cortesía de Unsplash.

En Pastos jugosos apacentaré a mis ovejas




EN PASTOS JUGOSOS APACENTARÉ A MIS OVEJAS

Las sacaré de entre los pueblos, las congregaré de entre las naciones, las traeré a su tierra, las apacentaré en los montes de Israel. Para ti, Israel, el Señor constituyó montes, es decir, suscitó profetas que escribieran las divinas Escrituras. Apacentaos en ellas y tendréis un pasto que nunca engaña. Todo cuanto en ellas encontréis gustadlo y saboreadlo bien; lo que en ellas no se encuentre repudiadlo. No os descarriéis entre la niebla, escuchad más bien la voz del pastor. Retiraos a los montes de las santas Escrituras, allí encontraréis las delicias de vuestro corazón, nada hallaréis allí que os pueda envenenar o dañar, pues ricos son los pastizales que allí se encuentran. Venid, pues, vosotras, solamente vosotras, las ovejas que estáis sanas; venid, y apacentaos en los montes de Israel.

En los ríos y en los poblados del país. Desde los montes que os hemos mostrado fluyen, abundantes, los ríos de la predicación evangélica, de los cuales se dice: A toda la tierra alcanza su pregón; a través de estos ríos de la predicación evangélica el mundo entero se ha convertido en alegre y rico pastizal, donde pueden apacentarse los rebaños del Señor.

miércoles, 25 de septiembre de 2019

LA GRACIA del Jueves 26 de Septiembre de 2019

Eucaristía Digital Jueves 26 de Septiembre 2019 l Padre Fabio Giraldo

¿Quién será, pues, éste del que oigo semejantes cosas?


Templo de San Francisco - Celaya, Gto.

¿Quién será, pues, éste del que oigo semejantes cosas?
Jueves 26 de septiembre
¡Paz y Bien!
Evangelio
Lucas 9, 7-9
En aquel tiempo, el rey Herodes se enteró de todos los prodigios que Jesús hacía y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado; otros, que había regresado Elías, y otros, que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.
Pero Herodes decía: "A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién será, pues, éste del que oigo semejantes cosas?" Y tenía curiosidad de ver a Jesús.
Palabra del Señor.