viernes, 14 de mayo de 2021

Misa de hoy ⛪ Viernes 14 de Mayo de 2021, Padre Luis Vivó - Tele VID

May 14 2021, Rosary and Regina Coeli Card. A. Comastri

Droga y vida nocturna… su mujer le dio a elegir, redescubrió a Cristo y hoy son unos «apóstoles»

 



 Droga y vida nocturna… su mujer le dio a elegir, redescubrió a Cristo y hoy son unos «apóstoles»

Lourdes y Máximo hoy son un matrimonio feliz


Máximo y Lourdes están casados y la historia de su matrimonio es impactante. Se atreven a hablar de ella claridad y, a la vez, con sumo respeto, pues “seríamos muy necios si no compartiéramos nuestra vivencia con otras personas a las cuales podemos ayudar”. Tienen 42 años y 5 hijos. Desde que se casaron hace 25 años, gestionan hoteles y restaurantes. Ahora tienen el suyo propio, el Balneario Aguas de Villaharta, situado en plena Sierra Morena, en la provincia española de Córdoba. “Máximo se apoyó durante años en amigos artificiales y en sustancias como el alcohol o la cocaína que le apartaban de su ser. Alcohol, drogas y prostitución. Ese era el escenario de la vida de mi esposo”, recuerda Lourdes. “Ante la gravedad de la situación, Lourdes me dio la opción de elegir la vida que llevaba o nuestro proyecto de amor”, explica Máximo. Les hacemos un poco de spoiler: Máximo volvió a casa, y Lourdes, le perdonó. Si él tuvo el valor de volver, ella ha demostrado la capacidad de confiar en Dios y de amar sin límites. Tras dejar el pasado, este matrimonio se dedica a transmitir la alegría que supone sentirse amados por Cristo y de demostrar que Dios es capaz de hacer nuevas todas las cosas. “Queremos ser apóstoles poniendo a disposición de nuestros hermanos los dones que Dios nos ha regalado”, han explicado al semanario LomásRC.



Máximo y Lourdes

- Vuestra historia es una historia de familia, de conflicto, de perdón y ahora de construir juntos. ¿Nos podéis dar unas pinceladas de vuestra vida? ¿El amor siempre triunfa? ¿O eso es solo en las películas?

- [M] El amor unido a la perseverancia y a la voluntad siempre triunfa.

- Lourdes, ¿qué significa “sí en las buenas y en las malas”?

- [L] Hace días, antes de que nos propusierais esta entrevista, intentaba pasar al papel nuestro testimonio de matrimonio y justo me hacía la misma pregunta que me realizas. ¿Por qué seguí diciendo “Sí” cada día aun habiendo días en los que hubiera preferido no despertar? Pues porque ese “Sí” se lo dije también a Dios. Como así se lo dijo su Hijo a pesar de sufrir hasta morir en la Cruz.

» Puede ser difícil de entender para alguien que no haya conocido a Jesucristo, pero a día de hoy puedo decir con inmensa alegría y agradecimiento que sin Él mi “Sí” no hubiera resistido. Él fue mi apoyo e hizo posible que lo tuviera muy presente en el corazón de mi esposo. Ver a Cristo en el corazón de Máximo me hizo amarlo y confiar en nuestro “Sí”, que no era sino el “Sí” al plan de Dios para nosotros.

- ¿Cómo definiríais vuestro matrimonio? ¿Y vuestra familia?

- [L] Bueno, no empezó con buen pie… el año antes de casarnos, mientras yo estudiaba un máster fuera de Córdoba, Máximo empezó a despedirse de la soltería y comenzaron las deshonestidades e infidelidades… Fue un año duro en el que yo, incluso, decidí parar la boda, pero él seguía apostando por nuestro amor a pesar de todo. Nos casamos y nuestro proyecto de amor comenzaba a tomar forma. Nuestra vida matrimonial y de familia se iba entretejiendo con la vida laboral de un autónomo. ¿Y eso que significa? Pues se resume a 10 años en los que yo me dedicaba prácticamente a la crianza de mis hijos y mientras tanto, Máximo luchaba por sacar adelante los negocios. Pero ese ímpetu por tener más y más, por ser reconocido y valorado le hizo crearse una máscara que lo fue apartando poco a poco de su familia y dejando en último lugar al matrimonio.

» La noche volvió a convertirse en el refugio de una persona perdida, desconocida a sí misma y viviendo en su soledad. Máximo se apoyó durante años en amigos artificiales y en sustancias como el alcohol o la cocaína que le apartaban de su ser. Alcohol, drogas y prostitución. Ese era el escenario de la vida de mi esposo. Mientras, en esas largas noches en las que yo cada 3 horas estaba amamantando a uno de mis hijos, no podía parar de llorar y rezar. Le pedía al Señor que no le ocurriera nada, que lo protegiera.

» No estábamos en esos momentos muy cerca del Señor, no le dedicábamos mucho tiempo, pero Él fue, el que sin reconocerlo, nos dio fuerzas y nos fue preparando para lo que nos esperaba.

» Sin haber dormido en toda la noche tenía que hacer de tripas corazón, pintarme una sonrisa y decirle a los niños que papá estaba malito y que le dieran muchos besos porque era el mejor padre del mundo. Y así era, era el mejor padre y marido del mundo, y ese pensamiento fue lo que nos salvó.

Máximo y Lourdes


- Máximo, ¿qué ves cuando miras a tu mujer?

- [M] Uff, me siento el hombre más afortunado del mundo. El Señor no podía haber elegido otra mejor para mí. Veo y comprendo que es ella la que verdaderamente ha de llevarme a la santificación. Lourdes es una persona muy especial: sensible, profunda, sencilla, humilde, luchadora, aguerrida, y me encanta cuando hago el tonto y se muere de risa… nada mejor que hacerle reír. Complicidad. Pero sobre todo es la mejor madre del mundo. Una madre que lleva a sus hijos como sus polluelos, todos a una, que da ejemplo y se desvive por nuestro hogar.

- Lourdes, ¿qué ves cuando miras a tu marido?

- [L] Veo la misericordia y el gran abrazo y amor de Dios. Es un gran ejemplo para mí de voluntad, perseverancia y de lucha para superar las dificultades. Me encanta su gran creatividad, un talento que ha ido “in crescendo” conforme crecía su acercamiento a Cristo. A día de hoy, si miro a mi marido, veo todo lo verdadero, bueno y bello de la creación de Dios.

- Habéis experimentado en carne propia que el éxito laboral no es necesariamente el éxito personal, ni familiar…

- [L] Durante una etapa de nuestra vida el trabajo se convirtió en nuestro eje central. Nos dejábamos arrastrar por el tiempo envueltos en una ola de estrés. Pasaban los días, sin más.

» Para Máximo llegó a ser un problema y mientras más notoriedad y éxito anhelaba y ansiaba socialmente, más se alejaba de su parte esencial, de su conexión con Dios y de aquellos valores que le habían sido trasmitido, llevando a la deriva su vida y arrastrando la del resto de la familia.

- ¿Cómo se afronta que la solución a los problemas familiares pase por renunciar al éxito laboral? ¿Es renunciar al éxito laboral? ¿O es descubrir una forma nueva de entender y medir el éxito?

- [M] La solución a los problemas familiares comienza cuando renunciamos a nosotros mismos. Renunciar a uno mismo es renunciar a todos nuestros éxitos personales y eso sólo es posible cuando descubres que el éxito se mide en amor. Lourdes y yo siempre hemos dicho que nuestro éxito ha sido fracasar y fracasar, pues gracias a nuestros grandes fracasos nuestra familia se ha abierto a Cristo.


- Máximo, ¿cómo salió Cristo a tu encuentro y cómo te ayudó a regresar a tu familia?

- Cristo salió a mi encuentro en las personas de mi madre y mi esposa. Ambas me mostraron con amor el camino hacia la verdad. La muerte de mi madre supuso una nueva oportunidad. Siento que mi madre murió para darme la vida a mí, pues su muerte fue la que me hizo reconocer el verdadero valor de la familia y recordar a que me había llamado el Señor.

» Lourdes, ante la gravedad de la situación, me dio la opción de elegir la vida que llevaba o nuestro proyecto de amor, pero la elección de nuestro proyecto de familia y matrimonio supondría llamar a la puerta de Proyecto Hombre para tratar todas aquellas debilidades humanas que me llevaban a sacar lo peor de mí.

- Y no solo regresaste a tu familia: también regresaste al abrazo de Dios, como el hijo pródigo.

- [M] Y elegí bien. Sentí el abrazo misericordioso del Padre y eso me hizo descubrir que, por encima de elegir mi proyecto de familia, elegí a Cristo en mi vida. Después de dos años en Proyecto Hombre, Dios llama a mi puerta de nuevo y me ofrece encontrarme con Él en la Eucaristía, en un retiro de Cursillos de Cristiandad, en el que mi madre estuvo también muy presente pues ella rezaba mucho para que lo hiciera. Después fue Emaús, Proyecto Amor Conyugal y desde el 12 de diciembre decidimos comprometernos con el Regnum Christi, pues es un movimiento que nos ha acercado al corazón de Cristo y, por lo tanto, nos ayuda a verlo en el corazón de nuestro cónyuge. También nos alienta a ser apóstol, a vivir nuestra fe en comunidad y nos acerca más a la Iglesia.


- ¿Y cómo vivís esa entrega a los demás, vuestro ser apóstol?

- [M] Nosotros hemos empezado a tomar conciencia de lo grande y maravilloso que supone ser o intentar ser “apóstol” ya que es la mejor forma de imitar a Jesucristo. Estamos convencidos que nuestras vivencias personales, nuestro crecimiento espiritual y personal ha sido un “regalo”. Seríamos muy necios si no compartiéramos nuestra vivencia con otras personas a las cuales podemos ayudar. Nuestro testimonio ha pasado por muchas fases y hoy es un testimonio de esperanza. Sobre todo, queremos ser apóstoles poniendo a disposición de nuestros hermanos los dones que Dios nos ha regalado.

- En este camino habéis conocido el Regnum Christi...

- [M] Conocimos el Regnum Christi a través de unos familiares a los que un sacerdote Legionario de Cristo les entronizó el Sagrado Corazón en su casa y su familia. Fue algo providencial que hizo que nosotros hiciéramos lo mismo en la nuestra. Años más tarde coincidimos con ese mismo sacerdote en una peregrinación a Medjugorje y cuando le transmitimos lo que la Virgen había puesto en nuestro corazón, sentimos claramente que nuestro lugar, en ese gran puzle que es la Iglesia, estaba en el Regnum Christi. Al dar este paso, Lourdes y yo nos comprometemos a vivir el matrimonio como fieles apóstoles de Cristo. Queremos mostrar la alegría que supone sentirnos amados por Cristo y testimoniar con nuestra vida que Dios es capaz de hacer nuevas todas las cosas para así convertir en esperanza el abatimiento de otros matrimonios.



- Y ahora, ¿qué planes tienes para el futuro?

- [M] ¿Planes? Si te somos sinceros a lo largo de nuestro matrimonio hemos caminado sin planes. No somos de esas personas que planean todo, tienen un día concreto para ir a la compra o a la peluquería, tienen planeadas sus vacaciones de verano un año antes… Más bien, si un día nos apetecía ir a la playa, hacíamos una maleta con una muda para cada uno, montábamos a los niños en el coche y nos íbamos. Quizá esa improvisación que guiaba nuestra vida nos ha ayudado a aceptar cada plan que tenía Dios para nosotros.

» Así que ahora nos ocupamos de vivir el presente, pero con nuestra mirada, la del corazón, puesta en la eternidad, dejando nuestro futuro y los planes que Dios tenga para nosotros, a la voluntad del Señor.

Fuente: Religión en Libertad

«Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado» (Jn 15,9-17)

 



«Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado» (Jn 15,9-17)


+ Rev. D. Josep VALL i Mundó

(Barcelona, España)

Hoy, la Iglesia recuerda el día en el que los Apóstoles escogieron a aquel discípulo de Jesús que tenía que sustituir a Judas Iscariote. Como nos dice acertadamente san Juan Crisóstomo en una de sus homilías, a la hora de elegir personas que gozarán de una cierta responsabilidad se pueden dar ciertas rivalidades o discusiones. Por esto, san Pedro «se desentiende de la envidia que habría podido surgir», lo deja a la suerte, a la inspiración divina y evita así tal posibilidad. Continúa diciendo este Padre de la Iglesia: «Y es que las decisiones importantes muchas veces suelen engendrar disgustos».

En el Evangelio del día, el Señor habla a los Apóstoles acerca de la alegría que han de tener: «Que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado» (Jn 15,11). En efecto, el cristiano, como Matías, vivirá feliz y con una serena alegría si asume los diversos acontecimientos de la vida desde la gracia de la filiación divina. De otro modo, acabaría dejándose llevar por falsos disgustos, por necias envidias o por prejuicios de cualquier tipo. La alegría y la paz son siempre frutos de la exuberancia de la entrega apostólica y de la lucha para llegar a ser santos. Es el resultado lógico y sobrenatural del amor a Dios y del espíritu de servicio al prójimo.

Romano Guardini escribía: «La fuente de la alegría se encuentra en lo más profundo del interior de la persona (...). Ahí reside Dios. Entonces, la alegría se dilata y nos hace luminosos. Y todo aquello que es bello es percibido con todo su resplandor». Cuando no estemos contentos hemos de saber rezar como santo Tomás Moro: «Dios mío, concédeme el sentido del humor para que saboree felicidad en la vida y pueda transmitirla a los otros». No olvidemos aquello que santa Teresa de Jesús también pedía: «Dios, líbrame de los santos con cara triste, ya que un santo triste es un triste santo».

Obligación Misionera.

 


Obligación Misionera.

Todos debemos compartir nuestra fe. Todos debemos ser misioneros y evangelizar a nuestros hermanos para que encuentren en Dios el sentido de sus vidas. Jesucristo nos

habló de las bienaventuranzas como un himno a la esperanza para todos aquellos que sufren en este mundo por cualquier motivo: enfermedad, vejez, esclavitud, pobreza,

violencia, injusticias. Dios les promete una felicidad eterna. “Alegraos y regocijaos, pues vuestra recompensa será grande en el cielo” (Lc 6,23).

En cambio, “¡ay de vosotros los que estáis hartos,, porque tendréis hambre!, ¡Ay de vosotros los ricos (malos), porque ya habéis recibido vuestro consuelo!” (Lc 6,24).

Aquí se habla de los ricos o pobres, que ponen toda su confianza en las cosas de este mundo y se olvidan de Dios y de lo espiritual. Por eso, Jeremías resume las 

bienaventuranzas así: “Maldito el hombre que en el hombre pone su confianza y de la carne hace su apoyo, alejando su corazón de Yahvé . Bienaventurado el que confía en

Yahvé y en El ha puesto su confianza” (Jer 17,5).

Llevemos el mensaje renovador de Jesucristo a todos los que nos rodean con la predicación de su Palabra e, incluso, con nuestra oración y sufrimientos, ofrecidos

generosamente a Dios. ¡Cuanto vale la oración de los enfermos y de tantas religiosas de clausura y de tantos hermanos, considerados humanamente inútiles, pero que son

grandes bienhechores de la humanidad espiritualmente!. Por eso, la Iglesia, con su misión evangelizadora, ayuda a todos los hombres a reconocer su dignidad y a vivir de acuerdo a ella.



Padre Ángel Peña Benito. O.A.R.


Orar con el Santísimo

 



Orar con el Santísimo

¡ Que bien se está contigo SEÑOR junto al SAGRARIO!
Que bien se está contigo, ¿por qué no vendré mas?
Hace ya muchos años que vengo a diario
y aquí te encuentro siempre -AMOR SOLITARIO-
Solo, pobre, escondido, pensando en mi quizás!.....
TU no me dices nada ni yo te digo nada;
si TU lo sabes todo ¿que voy a decirte?
Sabes todas mis penas, todas mis alegrías,
sabes que vengo a verte con las manos vacías.
y que no tengo nada que te pueda servir.

Siempre que vengo a verte, siempre te encuentro solo
¿Será SEÑOR que nadie sabe que estás aquí?
No se , pero se, en cambio, que aunque nadie viniera,
aunque nadie te amara ni te lo agradeciera,
aquí estarías siempre esperándome a mi.....
¿Por qué no vendré mas? ¡Que ciego estoy, que ciego!
Si se por experiencia que cuando a TI me llego
siempre vuelvo cambiado, siempre salgo mejor.

¿A donde voy Dios mío, cuando a mi Dios no vengo?
¡Si TU me esperas siempre! Si a TI siempre te tengo
si jamás me has cerrado las puertas de tu AMOR.
Por otros se recorren a pie largos caminos,
acuden de muy lejos cansados peregrinos
o pagan grandes sumas que no han de recobrar.

Por Ti, nadie me pregunta, de TI nadie hace caso,
si alguna vez te visitan es solo así de paso;
aquí eres TU quien jamás paga si alguno quiere entrar.

¿Por qué no vendrás si se que aquí, a TU lado,
puedo encontrar, Dios mío, lo que tanto he buscado
mi luz, mi fortaleza, mi paz mi único bien?
¡Si jamás he sufrido, si jamás he llorado SEÑOR
sin que conmigo llorases TU también!
¿Por qué no vendré mas JESUCRISTO BENDITO?
¡si TU lo estás deseando, ! si yo lo necesito!
Si se que no soy nada cuando vengo aquí.....
Si aquí me enseñarais la ciencia de los santos
como aquí la buscaron y la aprendieron tantos,
que fueron tus amigos y gozan de TI....
¿Por qué no vendré más, si sé yo
que TU eres el modelo único y necesario
que nada se hace duro mirándote a TI aquí....?
El SAGRARIO es la celda donde estás encerrado.....
¡Que pobre, que obediente, que manso, que callado,
que solo, que escondido......nadie se fija en TI!
¿Por qué no vendré más ? ¡ Oh Bondad infinita!
riqueza inestimable que nada necesita,
y que te has humillado a mendigar mi amor
Abreme ya esa puerta, -sea esa ya mi vida-
olvidado de todos, de todos escondida,
¡Que bien se está contigo, que bien se está SEÑOR !

Amén 

jueves, 13 de mayo de 2021

PARA TENER EL ESPÍRITU DE ORACIÓN Y DEVOCIÓN Viernes ,14 de mayo del 2021.



PARA TENER EL ESPÍRITU DE ORACIÓN Y DEVOCIÓN

Pensamiento bíblico :

Dijo Jesús a sus discípulos: «Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer» (Jn 15,12-15).

Pensamiento franciscano :

Dice san Francisco en su Regla: «Cuando veamos u oigamos decir o hacer el mal o blasfemar contra Dios, nosotros bendigamos y hagamos el bien y alabemos a Dios, que es bendito por los siglos» (1 R 17,19).

Orar con la Iglesia :

Elevemos confiados nuestras súplicas al Padre, por las necesidades de la Iglesia y de todos los hombres.

-Por la santa Iglesia: para que viva en la unidad, la libertad y la paz, necesarias para llevar a cabo su misión en todo el mundo.

-Por el santo pueblo de Dios: para que el dueño de la mies multiplique los ministros de Cristo, servidores del Evangelio.

-Por las necesidades de la evangelización misionera: para que no falten jóvenes y adultos decididos a entregar sus vidas a esta noble tarea.

-Por las comunidades cristianas: para que vivan en su interior y difundan a su alrededor la herencia que nos dejó el Señor resucitado.

Oración: Escucha, Señor, las súplicas de tu Iglesia, para que se realice cuanto antes el deseo de Jesús: que haya un solo rebaño y un solo Pastor. Por el mismo Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.





 

Como el Padre me ama, así los amo yo

 

 Como el Padre me ama, así los amo yo

Viernes 14 de mayo

¡Paz y Bien!

Evangelio

Juan 15, 9-17

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Como el Padre me ama, así los amo yo. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecen en mi amor; lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena.

Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande a sus amigos que el que da la vida por ellos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre. Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros".

Palabra del Señor

Reflexión

Liturgia de la Palabra:



Liturgia de la Palabra:

14/05/2021
Viernes de la sexta semana de Pascua. San Matías, apóstol.
PRIMERA LECTURA
Le tocó a Matías, y lo asociaron a los once apóstoles.
Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 1, 15-17. 20-26
En aquellos días, Pedro se puso en pie en medio de los hermanos (había reunidas unas ciento veinte personas) y dijo:
«Hermanos, tenía que cumplirse lo que el Espíritu Santo, por boca de David, había predicho, en la Escritura, acerca de Judas, el que hizo de guía a los que arrestaron a Jesús, pues era de nuestro grupo y le cupo en suerte compartir ministerio.
Y es que en el libro de los Salmos está escrito: "Que su morada quede desierta, y que nadie habite en ella", y también: "Que su cargo lo ocupe otro".
Es necesario, por tanto, que uno de los que nos acompañaron todo el tiempo en el que convivió con nosotros el Señor Jesús, comenzando en el bautismo de Juan hasta el día en que nos fue quitado y llevado al cielo, se asocie a nosotros como testigo de su resurrección».
Propusieron dos: José, llamado Barsabá, de sobrenombre Justo, y Matías. Y rezando dijeron:
«Señor, tú penetras el corazón de todos; muéstranos a cuál de los dos has elegido para que ocupe el puesto de este ministerio y apostolado, del que ha prevaricado Judas para marcharse a su propio puesto».
Les repartieron suertes, le tocó a Matías, y lo asociaron a los once apóstoles.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL 112,1-2.3-4.5-6.7-8
R. El Señor lo sentó con los príncipes de su pueblo.
Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
ahora y por siempre. R.
De la salida del sol hasta su ocaso,
alabado sea el nombre del Señor.
El Señor se eleva sobre todos los pueblos,
su gloria sobre los cielos. R.
¿Quién como el Señor, Dios nuestro,
que habita en las alturas
y se abaja para mirar
al cielo y a la tierra? R
Levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para sentarlo con los príncipes,
los príncipes de su pueblo. R.

14 DE MAYO VIERNES VI DE PASCUA SAN MATÍAS APÓSTOL

 



Del Común de apóstoles.


SAN MATÍAS, apóstol. (FIESTA)

Fue agregado al grupo de los Doce, en sustitución de Judas, para ser, con los demás apóstoles, testigo de la resurrección del Señor, como leemos en los Hechos de los apóstoles (1, 15-26).

 


OFICIO DE LECTURA

 

INVITATORIO

 

Si ésta es la primera oración del día:

 

V. Señor abre mis labios

R. Y mi boca proclamará tu alabanza

 

Se añade el Salmo del Invitatorio con la siguiente antífona:

 

Ant. Venid, adoremos al Señor, rey de los apóstoles. Aleluya.

 

Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

 

Venid, aclamemos al Señor,

demos vítores a la Roca que nos salva;

entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

 

Porque el Señor es un Dios grande,

soberano de todos los dioses:

tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;

suyo es el mar, porque él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

 

Venid, postrémonos por tierra,

bendiciendo al Señor, creador nuestro.

Porque él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo,

el rebaño que él guía.

 

Ojalá escuchéis hoy su voz:

«No endurezcáis el corazón como en Meribá,

como el día de Masá en el desierto;

cuando vuestros padres me pusieron a prueba

y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras.

 

Durante cuarenta años

aquella generación me repugnó, y dije:

Es un pueblo de corazón extraviado,

que no reconoce mi camino;

por eso he jurado en mi cólera

que no entrarán en mi descanso»

 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

Ant. Venid, adoremos al Señor, rey de los apóstoles. Aleluya.


Si antes se ha rezado ya alguna otra Hora:

 

V. Dios mío, ven en mi auxilio

R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

 

 

Himno: MENSAJEROS DE DIOS.

Mensajeros de Dios
dadnos la Nueva;
mensajeros de paz,
sea paz nuestra.

Mensajeros de luz,
sea luz nuestra;
mensajeros de fe,
sea fe nuestra.

Mensajeros del Rey,
sea rey nuestro;
mensajeros de amor,
sea amor nuestro. Amén.

SALMODIA