martes, 17 de julio de 2018

Mié 18 Jul Evangelio del día Decimoquinta semana del Tiempo Ordinario - Año Par

La imagen puede contener: comida

Logo dominicosdominicos



“ Has revelado estas cosas a la gente sencilla ”

Primera lectura
Lectura del libro de Isaías 10,5-7.13-16:
Así dice el Señor: «¡Ay Asur, vara de mi ira, bastón de mi furor! Contra una nación impía lo envié, lo mandé contra el pueblo de mi cólera, para entrarle a saco y despojarlo, para hollarlo como barro de las calles. Pero él no pensaba así, no eran éstos los planes de su corazón; su propósito era aniquilar, exterminar naciones numerosas. Él decía: "Con la fuerza de mi mano lo he hecho, con mi saber, porque soy inteligente. Cambié las fronteras de las naciones, saqueé sus tesoros y derribé como un héroe a sus jefes. Mi mano cogió, como un nido, las riquezas de los pueblos; como quien recoge huevos abandonados, cogí toda su tierra, y no hubo quien batiese las alas, quien abriese el pico para piar." ¿Se envanece el hacha contra quien la blande? ¿Se gloría la sierra contra quien la maneja? Como si el bastón manejase a quien lo levanta, como si la vara alzase a quien no es leño. Por eso, el Señor de los ejércitos meterá enfermedad en su gordura y debajo del hígado le encenderá una fiebre, como incendio de fuego.»

Salmo

Sal. 93 R/. El Señor no rechaza a su pueblo.
Trituran, Señor, a tu pueblo,
oprimen a tu heredad;
asesinan a viudas y forasteros,
degüellan a los huérfanos. R.

Y comentan: «Dios no lo ve,

el Dios de Jacob no se entera.»
Enteraos, los más necios del pueblo,
ignorantes, ¿cuándo discurriréis? R.

El que plantó el oído ¿no va a oír?;

el que formó el ojo ¿no va a ver?; R.

el que educa a los pueblos ¿no va a castigar?;

el que instruye al hombre ¿no va a saber? 
Porque el Señor no rechaza a su pueblo,
ni abandona su heredad:
el justo obtendrá su derecho,
y un porvenir los rectos de corazón. R.

NUESTRA SEÑORA LA VIRGEN DEL CARMEN, Reina y Madre de los que visten Su Escapulario

Publicada: 16 de julio de 2018 a las 02:14 AM PDT




             El Escapulario de Nuestra Señora del Carmen es una dádiva de la protección y del maternal cariño de la Reina del Cielo hacia los hombres. Su historia está estrechamente ligada a la Orden del Carmen, que se remonta según una antigua tradición a los santos profetas Elías, Eliseo y a sus discípulos, que se establecieron en el Monte Carmelo, en Palestina.

              De acuerdo con esa misma tradición, ellos ya veneraban a Aquella que vendría a ser la Madre del Redentor, simbolizada por la nubecita que apareció cuando San Elías pedía el fin de la prolongada sequía que los asolaba (cf. 3 Reyes 18, 41-45), y de la cual cayó una lluvia bendita que reverdeció la tierra.

                Estos ermitaños se sucedieron a través de las generaciones hasta la Edad Media, y cuando los musulmanes conquistaron Tierra Santa, tuvieron que huir hacia Europa. Allí enfrentaron grandes dificultades corriendo riesgo de extinción.

                Fue entonces que un carmelita inglés, San Simón Stock, hombre penitente y de mucha santidad, fue electo Superior General de la Orden. Angustiado con la situación en que se encontraban, comenzó a suplicar incesantemente a la Virgen para que los protegiese.

                El 16 de Julio de 1251, mientras rezaba fervorosamente en su convento de Cambridge (Inglaterra), se le apareció Nuestra Señora revestida del hábito carmelita, portando en sus brazos al Niño Jesús y extendiéndole un escapulario le dijo estas palabras:


Oración de sanación: De Dios provienen todas las fuerzas y el verdadero ...

Así te explica la muerte una niña con cáncer terminal

nina cancer explica muerte



«Cuando yo muera, creo que mi madre sentirá nostalgia. Pero yo no tengo miedo a morir. ¡Yo no nací para esta vida!»  


Como médico oncólogo, ya endurecido con largos 29 años de actuación profesional, puedo afirmar que he crecido y he cambiado con los dramas vividos por mis pacientes. No conocemos nuestra verdadera dimensión hasta que, golpeados por la adversidad, descubrimos que somos capaces de ir mucho más allá.

Me acuerdo con emoción del Hospital del Cáncer de Pernambuco, donde di mis primeros pasos como profesional... Empecé a frecuentar la enfermería infantil y me apasioné por la oncopediatría.

Viví los dramas de mis pacientes, niños víctimas inocentes del cáncer. Con el nacimiento de mi primera hija, comencé a asustarme al ver el sufrimiento de los niños.

¡Hasta el día en que un ángel pasó a por mí! Mi ángel vino en forma de una niña de 11 años de edad, ya probada por dos largos años de tratamientos diversos, manipulaciones, inyecciones y todas las incomodidades que provocan los programas químicos y las radioterapias.

Pero nunca vi a este pequeño ángel flaquear. La vi llorar muchas veces; también vi miedo en sus pequeños ojos; al fin y al cabo, ¡esto es humano!

Rezando el rosario en un autobús. Cosas que pueden pasar

hombre sostiene rosario manos rezando entre dedos


Los católicos consideramos que el rosario es un ejercicio piadoso que combina oración vocal y la contemplativa y puede realizarse en cualquier parte que se crea conveniente.

A continuación, una experiencia personal de un Sacerdote rezando el Rosario en un autobús.

Antes de ser misionero yo no acudía mucho a misa, pero un día tome la decisión y comencé a participar. Acudía todos los domingos a la parroquia del Sagrado Corazón en LosÁngeles California.

Miraba a mucha gente ir en familia y a solas. Algunas veces me gustaba tanto la misa que me quedaba hasta tres seguidas en un mismo domingo. No era el único, no falta la viejecita que se queda a dos o tres misas también para rezar por la familia o por sus diferentes necesidades.

Ahí conocí a una, era seria y fría en su mirada. Pronto me ubicó y un día de tantos se me acercó. Pero había un pequeño problema, ella era italiana y no hablaba mucho español y yo no hablaba ni inglés ni italiano.

Restaurando el Matrimonio: Día 17: El orgullo es el peor enemigo del amor

matrimonio esposos enojados molestos orgullo tristes dia



El orgullo es una de las causas principales del divorcio. El orgullo es el peor enemigo del amor y el principal enemigo del matrimonio  


El matrimonio es mucho más que un compromiso permanente. Es el lugar donde un hombre y una mujer buscan - y encuentran - la unión profunda entre sí. Es donde los cónyuges cooperan con Dios en la creación de una nueva vida. Es un canal de gracia divina, y un lugar de apoyo y amor-amor de toda la vida que es un faro del amor de Dios, un testamento de fe para el mundo.

La novia y el novio que buscan toda la gracia que puedan obtener para el cumplimiento de su vocación, querrán intercambiar los votos del Matrimonio dentro de una Misa Nupcial.

La Misa Nupcial es una Misa especial con una bendición muy especial que la Iglesia provee en su liturgia para aquellos que se embarcan en la santa vocación del matrimonio.

"El matrimonio cristiano, como todos los sacramentos que están ordenados a la santificación de los hombres, a la edificación del Cuerpo de Cristo y, en definitiva, a dar culto a Dios, es en sí mismo un acto litúrgico de glorificación de Dios en Jesucristo y en la Iglesia" (San Juan Pablo II, 56 | Familiaris Consortio)

Día 17: El orgullo es el peor enemigo del amor

Mes del matrimonio y la familia: Día 17: La familia es una escuela de virtudes

familia reunida sentados en la sala felices leyendo un cuento a sus hijos dia


Si la familia es escuela del más rico humanismo, los hijos deben encontrar en ella la primera experiencia de una sana sociedad humana  


Debemos reconocer que Dios quiere cambiar el mundo a través de nuestras familias. Cada uno de nosotros, participamos activamente en este plan de dos maneras:

Primero: trabajamos duro para ser testigos del amor, la alegría y la intimidad que todo corazón humano anhela. Compartiremos este amor en los tiempos buenos y malos, en la enfermedad y la salud, en la riqueza y en la pobreza

Segundo: llevamos este amor fuera de la casa sirviendo a nuestra comunidad de una manera que mantiene a nuestra familia unida. Practicamos intencionalmente las obras de misericordia corporal y espiritual dentro de nuestra casa y fuera de ella.

Hablemos regularmente acerca de cómo podemos hacer un mejor trabajo de vivir nuestra misión familiar para ser un signo del amor de Dios en el mundo.

Prepara tu corazón para recibir la fuerza y las bendiciones de Dios

Jaja! Periódico dice que los jugadores franceses "célibes" al ganar la Copa del Mundo en Hilarious Typo

Patrick Deneen, Facebook
Lol, esto es gracioso!
En caso de que hayas vivido bajo una roca, Francia acaba de vencer a Croacia 4-2 para ganar la Copa Mundial 2018 en Rusia. En la ráfaga de artículos que salieron sobre la victoria, uno importante tuvo errores importantes que se han copiado en Internet.
El artículo de Associated Press al respecto incluye una foto de los jugadores franceses lanzando su carruaje al aire después de su victoria, y esto es lo que dice el título: "El entrenador en jefe de Francia Didier Deschamps es arrojado al aire por sus jugadores mientras se casan después de derrotar Croacia en la final de la Copa del Mundo ".
¿Captó el error tipográfico? En lugar de decir que los jugadores "celebran", dice que "célibes".

Aquí hay una foto del error tipográfico en la impresión:

Patrick Deneen, Facebook
También puede encontrar el error tipográfico en las leyendas de las fotos en Internet, por ejemplo aquí y aquí .

Evangelio y homilía: Martes 17 de julio de 2018 (de nazaret.tv)

Niño sin brazos ayuda a su hermanito e inspira a millones de personas







 Jesus Colina | Jul 17, 2018

Una escena conmovedora que ha llevado a su mamá a crear un blog para mostrar la “admirable diversidad” que viven tantos pequeños. Un canto a la belleza de la vida.
Ha sido calificado como uno de los vídeos más conmovedores en la historia de las redes sociales. Un niño de tres años, Camden, nacido sin pies ni manos por una enfermedad, recurre a toda su creatividad para ponerle el chupete a su hermano Jaxton, de pocas semanas, para poder calmarle.

El vídeo, originalmente publicado el 1 de septiembre pasado, ha sido subido varias vecesa diferentes redes sociales. Después de tanto tiempo, sólo en Facebook, en el último mes, ha sido visto más de 40 millones de veces. Y sigue inspirando así la vida de las personas.

LAS CONFESIONES - LIBRO PRIMERO CAPÍTULO I al CAPÍTULO XX

La imagen puede contener: una o varias personas


Sant'Agostino - Augustinus Hipponensis



CONFESIONES
Traducción: Ángel Custodio Vega Rodríguez, revisada por José Rodríguez Díez
LIBRO PRIMERO

Infancia y niñez de Agustín en Tagaste y Madaura

Los primeros quince años

(354—369)

CAPÍTULO I

Invocación al Señor

1. Grande eres, Señor, y muy digno de alabanza1; grande tu poder, y tu sabiduría no tiene medida2. ¿Y pretende alabarte el hombre, pequeña parte de tu creación, y precisamente el hombre, que, revestido de su mortalidad, lleva consigo el testimonio de su pecado y el testimonio de que resistes a los soberbios?3 Con todo, quiere alabarte el hombre, pequeña parte de tu creación. Tú mismo le excitas a ello, haciendo que se deleite en alabarte, porque nos has hecho para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti.

Dame, Señor, a conocer y entender qué es primero, si invocarte o alabarte, o si es antes conocerte que invocarte. Mas ¿quién habrá que te invoque si antes no te conoce? Porque, no conociéndote, fácilmente podrá invocar una cosa por otra. ¿Acaso, más bien, no habrás de ser invocado para ser conocido? Pero ¿y cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán si no se les predica?4

Ciertamente, alabarán al Señor los que le buscan5, porque los que le buscan le hallan y los que le hallan le alabarán.

Que yo, Señor, te busque invocándote y te invoque creyendo en ti, pues me has sido predicado. Te invoca, Señor, mi fe, la fe que tú me diste e inspiraste por la humanidad de tu Hijo y el ministerio de tu mensajero.

CAPÍTULO II

Cómo invocar al Señor

Tema 20. La Eucaristía (2) La Santa Misa es sacrificio en un sentido propio y singular porque re-presenta (= hace presente), en el hoy de la celebración litúrgica de la Iglesia, el único sacrificio de nuestra redención, porque es su memorial y aplica su fruto.

Opus Dei - Tema 20. La Eucaristía (2)La Última Cena, el sacrificio del Calvario y la Eucaristía están estrechamente relacionados.
1. La dimensión sacrificial de la Santa Misa
1.1. ¿En qué sentido la Santa Misa es sacrificio?
La Santa Misa es sacrificio en un sentido propio y singular, “nuevo” respecto a los sacrificios de las religiones naturales y a los sacrificios rituales del Antiguo Testamento: es sacrificio porque la Santa Misa re-presenta (= hace presente), en el hoy de la celebración litúrgica de la Iglesia, el único sacrificio de nuestra redención, porque es su memorial y aplica su fruto (cfr. Catecismo, 1362-1367).
La Iglesia cada vez que celebra la Eucaristía está llamada a acoger el don que Cristo le ofrece y, por tanto, a participar en el sacrificio de su Señor, ofreciéndose con Él al Padre por la salvación del mundo. Se puede, por tanto, afirmar que la Santa Misa es sacrificio de Cristo y de la Iglesia.
Veamos con más detenimiento estos dos aspectos del Misterio Eucarístico.
1.2. La Eucaristía, presencia sacramental del sacrificio redentor de Jesucristo

Nuevos Mediterráneos (III): «Desde la Llaga de la mano derecha…» Meternos en las llagas de Cristo: dejarnos tocar por el Amor de Dios, y tocar a Dios en quienes sufren. Un camino de contemplación y compasión.

Opus Dei - Nuevos Mediterráneos (III): «Desde la Llaga de la mano derecha…»
Cuenta san Juan que el día de la resurrección, al atardecer, los discípulos se habían reunido en casa con las «puertas cerradas por miedo a los judíos» (Jn 20,19). Estaban encerrados, llenos de temor. Entonces, «vino Jesús, se presentó en medio de ellos y les dijo: –La paz esté con vosotros. Y dicho esto les mostró las manos y el costado» (Jn 20,19-20). De golpe, la zozobra de aquellos hombres se transformó en una honda alegría. Recibieron la paz que el Señor les traía, y acogieron después el don del Espíritu Santo (Cfr. Jn 20,22).
Muchos detalles llaman la atención en esta escena del Evangelio. ¿Qué esperaban los apóstoles? Jesús se presenta inesperadamente ante ellos, y su presencia les llena de alegría y de paz. Conocemos algunas de sus palabras y sus gestos, pero ¿cómo sería la mirada que les dirigió? Le habían abandonado. Le dejaron solo. Huyeron cobardemente. Sin embargo, el Señor no se lo reprocha. Él mismo se lo había anunciado. Sabía que de aquella debilidad podía surgir una profunda conversión: «Yo he rogado por ti» –le decía a Pedro antes de la pasión– «para que tu fe no desfallezca; y tú, cuando te conviertas, confirma a tus hermanos» (Lc22,31-32). El corazón contrito de los apóstoles podía acoger ahora más plenamente el Amor que Dios les ofrecía. De otro modo, tal vez ellos –y Pedro a la cabeza– hubieran seguido contando quizá demasiado con sus propias fuerzas.
"EN EL CUERPO DE CRISTO RESUCITADO LAS LLAGAS NO DESAPARECEN, PERMANECEN, PORQUE AQUELLAS LLAGAS SON EL SIGNO PERMANENTE DEL AMOR DE DIOS POR NOSOTROS" (PAPA FRANCISCO)
Por otra parte, ¿por qué Jesús les enseña las manos y el costado? Ha quedado en ellos un rastro evidente del tormento de la crucifixión. Y, sin embargo, la vista de las llagas no les llena de dolor, sino de paz; no les provoca rechazo, sino alegría. Bien pensado, esas marcas de los clavos y de la lanzada son un sello del Amor de Dios. Se trata de un detalle lleno de sentido: Jesús quiso que en su cuerpo permanecieran las heridas de la Pasión después de resucitar para que no quedara ningún resquicio a la desconfianza y nadie pudiera pensar que, a la vista de nuestra respuesta tantas veces mediocre e incluso fría, se iba a arrepentir de lo que había hecho. El Amor de Cristo es firme y plenamente consciente.

A Tì, Señor, me menifiesto tal como soy


A TI, SEÑOR, ME MANIFIESTO TAL COMO SOY

Conózcate a ti, Conocedor mío, conózcate a ti como soy por ti conocido. Fuerza de mi alma, entra en ella y ajústala a ti, para que la tengas y poseas sin mancha ni defecto. Esta es mi esperanza, por eso hablo; y en esta esperanza me gozo cuando rectamente me gozo. Las demás cosas de esta vida tanto menos se han de llorar cuanto más se las llora, y tanto más se han de deplorar cuanto menos se las deplora. He aquí que amaste la verdad, porque el que obra la verdad viene a la luz. Yo quiero obrar según ella, delante de ti por esta mi confesión, y delante de muchos testigos por este mi escrito.

Y ciertamente, Señor, a cuyos ojos está siempre desnudo el abismo de la conciencia humana, ¿qué podría haber oculto en mí, aunque yo no te lo quisiera confesar? Lo que haría sería esconderte a ti de mí, no a mí de ti. Pero ahora, que mi gemido es un testimonio de que tengo desagrado de mí, tú brillas y me llenas de contento, y eres amado y deseado por mí, hasta el punto de llegar a avergonzarme y desecharme a mí mismo y de elegirte sólo a ti, de manera que en adelante no podré ya complacerme sino es en ti, ni podré serte grato si no es por ti.

lunes, 16 de julio de 2018

Capítulo X LA OBEDIENCIA FRANCISCANA COMO APERTURA Y DISPONIBILIDAD AL QUERER DE DIOS



TEMAS BÁSICOS DE ESPIRITUALIDAD FRANCISCANA

por Julio Micó, o.f.m.cap.

Capítulo X
LA OBEDIENCIA FRANCISCANA
COMO APERTURA Y DISPONIBILIDAD
AL QUERER DE DIOS

La obediencia ha sido una de esas virtudes que no han resistido el paso del tiempo ni la revisión crítica y secularizadora. Vista como una actitud generadora de servilismos y prolongadora de un infantilismo inmaduro, se la ha guardado en el baúl de los recuerdos, como algo que ya no sirve para una época en la que el hombre ha descubierto su propia autonomía y el gozo de trabajar su propia autorrealización sin depender de nadie.

A este desprestigio de la obediencia han contribuido también las formas un tanto irracionales en las que se concretó en el pasado. Los medios que los antiguos Padres del desierto utilizaban para ejercitar a los principiantes en el desprendimiento y relativización de la propia voluntad, fueron llevados hasta el extremo no sólo de conferirles un contenido religioso, sino de convertirlos en expresión de auténtica obediencia a la voluntad de Dios.

Todavía quedan por las bibliotecas conventuales restos de este tipo de espiritualidad, donde el culto a los votos se materializa en unos actos esperpénticos que difícilmente pueden significar la apertura obediencial a la voluntad de Dios. El sacar agua con una cesta o barrer las escaleras de abajo hacia arriba son caricaturas de la obediencia, cuya única finalidad parece ser el quebrar la lucidez de la persona al ordenarle cosas contra el sentido común. Ante esta visión de la obediencia, no es extraño que haya surgido una reacción lógica de rechazo por considerarla un atentado a la dignidad de la persona.

Liturgia de las horas P. Paco Rebollo SIERVOS DEL DIVINO AMOR. OFICIO DE LECTURA, LAUDES, HORAS INTERMEDIAS, VÍSPERAS Y COMPLETAS. 17 DE JULIO MARTES XV DEL T. ORDINARIO

La imagen puede contener: texto


Liturgia de las horas

17 DE JULIO MARTES XV DEL T. ORDINARIO

De la Feria. Salterio III

OFICIO DE LECTURA

INVITATORIO

Si ésta es la primera oración del día:

V. Señor abre mis labios
R. Y mi boca proclamará tu alabanza

Se añade el Salmo del Invitatorio con la siguiente antífona:

Ant. Al Señor, al gran Rey, venid, adorémosle.

Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.

Venid, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras.

Durante cuarenta años
aquella generación me repugnó, y dije:
Es un pueblo de corazón extraviado,
que no reconoce mi camino;
por eso he jurado en mi cólera
que no entrarán en mi descanso»

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Al Señor, al gran Rey, venid, adorémosle.

Si antes se ha rezado ya alguna otra Hora:

V. Dios mío, ven en mi auxilio
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

Himno: ALABEMOS A DIOS QUE, EN SU PALABRA

Santa misa de hoy martes 17 de julio de 2018, Padre Carlos Andrés Montoy...

EL EVANGELIO DE SAN FRANCISCO: POBREZA Y ALEGRÍA






 EL EVANGELIO DE SAN FRANCISCO:
POBREZA Y ALEGRÍA
por Victoriano Casas García, OFM

Menores y pobres, conviviendo entre los despreciados y débiles

Ser pobre y vivir pobre significa no considerarse ni colocarse como centro. Quien retiene la propia voluntad como propiedad inalienable se enaltece hasta el punto de considerarse autosuficiente. La experiencia y enseñanza fundamental de Francisco es: Todo bien es propiedad de Dios. Dios realiza el bien y lo manifiesta por medio del hombre, su instrumento. El corazón de la pobreza franciscana es un acontecimiento que se da en lo íntimo del hombre, referido a su encuentro fascinante con la zarza ardiente de Dios (Éx 3). Restituir todo a Dios es reconocer en todo y siempre el reinado de Dios en nuestra existencia; es la rica y feliz experiencia de despojamiento y pobreza. Todo es don de Dios, también nosotros mismos y nuestros hermanos los hombres. El Altísimo, Señor Dios, es quien dice y hace todo bien (Adm 7,4; 8,3).

EL ENVÍO DE LOS DISCÍPULOS - ¿CÓMO PAGAREMOS AL SEÑOR TODO EL BIEN QUE NOS HA HECHO?




EL ENVÍO DE LOS DISCÍPULOS
Benedicto XVI, Ángelus del día 8 de julio de 2007

Queridos hermanos y hermanas:

El evangelio de hoy (cf. Lc 10,1-12.17-20) presenta a Jesús que envía a setenta y dos discípulos a las aldeas a donde está a punto de ir él, para que preparen el ambiente. Esta es una particularidad del evangelista san Lucas, el cual subraya que la misión no está reservada a los doce Apóstoles, sino que se extiende también a otros discípulos.

En efecto, Jesús dice que «la mies es mucha, y los obreros pocos» (Lc 10,2). En el campo de Dios hay trabajo para todos. Pero Cristo no se limita a enviar: da también a los misioneros reglas de comportamiento claras y precisas. Ante todo, los envía «de dos en dos» para que se ayuden mutuamente y den testimonio de amor fraterno. Les advierte que serán «como corderos en medio de lobos», es decir, deberán ser pacíficos a pesar de todo y llevar en todas las situaciones un mensaje de paz; no llevarán consigo ni alforja ni dinero, para vivir de lo que la Providencia les proporcione; curarán a los enfermos, como signo de la misericordia de Dios; se irán de donde sean rechazados, limitándose a poner en guardia sobre la responsabilidad de rechazar el reino de Dios.