viernes, 17 de noviembre de 2017

Liturgia de las horas P. Paco Rebollo SIERVOS DEL DIVINO AMOR. OFICIO DE LECTURA, LAUDES, HORAS INTERMEDIAS, VÍSPERAS Y COMPLETAS. 18 DE NOVIEMBRE SÁBADO XXXII DEL T. ORDINARIO

La imagen puede contener: texto



18 DE NOVIEMBRE SÁBADO XXXII DEL T. ORDINARIO

De la Feria. Salterio IV

OFICIO DE LECTURA

INVITATORIO

Si ésta es la primera oración del día:

V. Señor abre mis labios
R. Y mi boca proclamará tu alabanza

Se añade el Salmo del Invitatorio con la siguiente antífona:

Ant. Escuchemos la voz del Señor y entremos en su descanso.

Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.

Venid, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras.

Durante cuarenta años
aquella generación me repugnó, y dije:
Es un pueblo de corazón extraviado,
que no reconoce mi camino;
por eso he jurado en mi cólera
que no entrarán en mi descanso»

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Escuchemos la voz del Señor y entremos en su descanso.

Si antes se ha rezado ya alguna otra Hora:

V. Dios mío, ven en mi auxilio
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

Himno: A CAMINAR SIN TI, SEÑOR, NO ATINO

A caminar sin ti, Señor, no atino;
tu palabra de fuego es mi sendero;
me encontraste cansado y prisionero
del desierto, del cardo y del espino.

Descansa aquí conmigo del camino,
que en Emaús hay trigo en el granero,
hay un poco de vino y un alero
que cobije tu sueño, Peregrino.

Yo contigo, Señor, herido y ciego;
tú conmigo, Señor, enfebrecido,
el aire quieto, el corazón en fuego.

Y en diálogo sediento y torturado
se encontrarán en un solo latido,
cara a cara, tu amor y mi pecado. Amén.

SALMODIA

Santo Rosario en Video - Misterios de Gozo - Lunes y Sábado

Sin la oración, la fe se tambalea


El Papa explica cómo la oración nos ayuda a conservar la fe y la confianza en Dios.


Por: Renato Martinez | Fuente: http://www.aica.org/ 


Ciudad del Vaticano (AICA): “¡La oración no es una varita mágica! Ésta nos ayuda a conservar la fe en Dios y a confiar en Él incluso cuando no comprendemos su voluntad”, expresó el papa Francisco, en la audiencia general del pasado miércoles, 25 de mayo 2016, continuando su ciclo de catequesis sobre la misericordia en la Sagrada Escritura. El Papa recordó que “es necesario orar siempre sin desanimarse”; por lo tanto, no se trata de orar algunas veces, solo cuando tengo ganas¨. ¨No, subrayó Francisco, Jesús nos enseña que se necesita orar siempre sin desanimarse¨.

“¡La oración no es una varita mágica! Ésta nos ayuda a conservar la fe en Dios y a confiar en Él incluso cuando no comprendemos su voluntad”, expresó el papa Francisco

El pontífice reflexionó sobre la necesidad de rezar siempre, sin desfallecer, porque la oración mantiene la fe y la relación con Dios. Para explicarlo recurrió a la parábola de la viuda y el juez que narra el evangelio de san Lucas. 

El encuentro de los corazones




Santo Evangelio según San Lucas 18, 1-8. Sábado XXXII del tiempo ordinario.


Por: H. Michael Vargas, L.C. | Fuente: missionkits.org 


En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Cristo, Rey nuestro. ¡Venga tu Reino!

Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)

Señor Jesús, por favor enséñame a disfrutar cada momento de unión contigo a través de mi humilde oración.

Evangelio del día (para orientar tu meditación)


Del santo Evangelio según san Lucas 18, 1-8

BLANCO Y NEGRO PADRE ANGEL ESPINOZA

Lo Mejor de la Madre Angélica - San Pablo y la tienda

Gran Acontecimiento Guadalupano - Episodio 9 de 12 | ESNE TV

Orar con el Evangelio 18 11 2017 (Lucas 18, 1-8). Señor, Tú lo sabes mej...

Evangelio 18 noviembre 2017 (Lucas 18, 1-8). ¿Te parece que Dios tarda?

Matrimonios igualitarios - Padre José Eugenio Hoyos - Tele VID

LA GRACIA del Sábado 18 de Noviembre de 2017

Padre Carlos Yepes | ¡Ama a quien te cuesta amar!

Homilia - Tu eres el Mesias, Yo confío en Ti - Padre Ernesto Maria Caro

Sermón 1143

18 Nov Evangelio del día Trigésimo segunda semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

La imagen puede contener: comida

Logo dominicosdominicos



“ Es necesario orar siempre, sin desfallecer ”
Primera lectura
Lectura del libro de la Sabiduría 18,14-16;19,6-9
Un silencio sereno lo envolvía todo, y, al mediar la noche su carrera, tu palabra todopoderosa se abalanzó, como paladín inexorable, desde el trono real de los cielos al país condenado; llevaba la espada afilada de tu orden terminante; se detuvo y lo llenó todo de muerte; pisaba la tierra y tocaba el cielo. Porque la creación entera, cumpliendo tus órdenes, cambió radicalmente de naturaleza, para guardar incólumes a tus hijos. Se vio la nube dando sombra al campamento, la tierra firme emergiendo donde había antes agua, el mar Rojo convertido en camino practicable y el violento oleaje hecho una vega verde; por allí pasaron, en formación compacta, los que iban protegidos por tu mano, presenciando prodigios asombrosos. Retozaban como potros y triscaban como corderos, alabándote a ti, Señor, su libertador.

Salmo
Sal 104,2-3.36-37.42-43 R/. Recordad las maravillas que hizo el Señor
Cantadle al son de instrumentos,
hablad de sus maravillas;
gloriaos de su nombre santo,
que se alegren los que buscan al Señor. R/.

Hirió de muerte a los primogénitos del país,
primicias de su virilidad.
Sacó a su pueblo cargado de oro y plata,
y entre sus tribus nadie tropezaba. R/.

Porque se acordaba de la palabra sagrada
que había dado a su siervo Abrahán,
sacó a su pueblo con alegría,
a sus escogidos con gritos de triunfo. R/.

Misa viernes 17 de noviembre de 2017

Oración del Papa hoy, Noviembre 17 - 2017 - Tele VID

Evangelio y homilía: viernes 17 de noviembre de 2017 (de nazaret.tv)

Evangelio y Homilía de hoy viernes 17 de noviembre de 2017

jueves, 16 de noviembre de 2017

Liturgia de las horas P. Paco Rebollo SIERVOS DEL DIVINO AMOR. OFICIO DE LECTURA, LAUDES, HORAS INTERMEDIAS, VÍSPERAS Y COMPLETAS. 17 DE NOVIEMBRE VIERNES XXXII DEL T. ORDINARIO SANTA ISABEL DE HUNGRÍA

La imagen puede contener: texto




17 DE NOVIEMBRE VIERNES XXXII DEL T. ORDINARIO SANTA ISABEL DE HUNGRÍA

Del Común de santas mujeres: para los santos que se distinguieron por el ejercicio de las obras de misericordia. Salterio IV

SANTA ISABEL DE HUNGRÍA. (MEMORIA).

Era hija de Andrés, rey de Hungría, y nació el año 1207; siendo aún niña, fue dada en matrimonio a Luis, landgrave de Turingia, del que tuvo tres hijos. Vivía entregada a la meditación de las cosas celestiales y, después de la muerte de su esposo, abrazó la pobreza y erigió un hospital en el que ella misma servía a los enfermos. Murió en Marburgo el año 1231.

OFICIO DE LECTURA

INVITATORIO

Si ésta es la primera oración del día:

V. Señor abre mis labios
R. Y mi boca proclamará tu alabanza

Se añade el Salmo del Invitatorio con la siguiente antífona:

Ant. Venid, adoremos al Señor, aclamemos al Dios admirable en sus santos.

Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.

Venid, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras.

Durante cuarenta años
aquella generación me repugnó, y dije:
Es un pueblo de corazón extraviado,
que no reconoce mi camino;
por eso he jurado en mi cólera
que no entrarán en mi descanso»

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Venid, adoremos al Señor, aclamemos al Dios admirable en sus santos.

Si antes se ha rezado ya alguna otra Hora: