viernes, 28 de abril de 2017

La Señora del Cielo y la Eucaristía…Bibliografía



“¡Apreciad si podéis, las adoraciones, los homenajes, los cariños de María hacia su Divino Hijo en el momento de nacer! Adorad a Jesús cuando reposa en sus brazos o adormece en su regazo.


¡Qué magnífico Ostensorio es María, ostensorio fabricado con esmero por el propio Espíritu Santo! ¿Puede existir algo más bonito que la Santísima Virgen, incluso considerada únicamente en su exterior? Es el lirio purísimo, el lirio del valle, cándida como Él, y que germinó en tierra inmaculada.


¡María es el paraíso de Dios! Y la flor que en él se abre es Jesús, la flor de Jesé, y el fruto que produce es Jesús, ¡el trigo de los elegidos! ¡Cuánto se deleitó Dios embelleciendo a María!



¡He ahí el Ostensorio del Verbo recién nacido! ¡He ahí el canal por donde viene a nosotros Jesús!


Sí, la Eucaristía comenzó en Belén, entre los brazos de María. ¡Fue ella la que trajo a la humanidad hambrienta el único pan que podría saciarla!



¡Fue María la que nos conservó el pan! ¡Oveja Divina, nutrió con su leche virginal al Cordero cuya carne vivificante sería nuestro alimento más tarde!”