miércoles, 12 de abril de 2017

Popayán, Colombia: la "Sevilla Suramericana"

Popayan_La_Tercera.jpg


Popayán (Martes, 11-04-2017, Gaudium Press) Llamada como la "Sevilla Suramericana", por la preciosidad de sus tradiciones religiosas, y conocida también como la "Ciudad Blanca", por mantener el resplandor de sus calles coloniales, así es la ciudad de Popayán, Colombia, que para Semana Santa sale a relucir sus mejores atuendos.

Y es que las procesiones de la Semana Mayor, que se realizan de manera ininterrumpida desde hace más de 450 años -algunos años después de la fundación de Popayán-, son una de las conmemoraciones más antiguas de toda Colombia. No en vano fueron reconocidas en el 2009 por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Se incorporaron a la ciudad gracias a los conquistadores españoles, quienes las enriquecieron con imágenes y pasos traídos especialmente de España y de Quito.

La fiesta se vive cada año comenzando desde el Domingo de Ramos y retomando el martes, miércoles, jueves, viernes santos, hasta el sábado de Pascua con cinco caminos procesionales dedicados a la Virgen de los Dolores, el Amo Jesús, el Señor de la Veracruz, el Santo Entierro de Cristo y la Nuestro Señor Jesucristo Resucitado, que recorren algunos kilómetros por el centro de Popayán.

Popayan_La_Tercera.jpg
En 2009 la Unesco reconoció las Procesiones de Semana Santa de Popayán como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad / Foto: La Tercera. 
Este 2017 hubo una novedad: el regreso de la Procesión del Lunes Santo que no se realizaba desde hace más de cien años. Se ha resaltado la Institución de la Eucaristía, el inicio de la Pasión de Nuestro Seño, Jesucristo, y el acompañamiento de los discípulos. La última procesión del Lunes Santo tuvo lugar en 1906.


Este recorrido procesional comenzó a las 8:00 de la noche desde la Casa Rosada de la Universidad del Cauca hasta la Iglesia de Santo Domingo, de donde se caminó hasta la Iglesia de San Francisco. Cruzó por la calle cinco hasta la Torre del Reloj y la Iglesia de San Agustín, tomando luego por el Parque Caldas, y dirigiéndose hasta la Iglesia Ermita, hasta llegar nuevamente a la Casa Rosada.

Entre las procesiones se destaca la del Martes Santo dedicada a Nuestra Señora la Virgen de los Dolores, conocida también como la "Procesión de la Caridad". En sus inicios nació para llevar consuelo a los reclusos en las cárceles locales. Hoy, manteniendo su propósito caritativo, tiene por objeto colectar donativos para entender a los más necesitados.

Como todo desfile de Semana Santa que se respete, además de los pasos, no faltan los cargueros, quienes dan vida a las imágenes llevándolas sobre sus hombros; la sahumadora, con la gran labor de rendir homenajes el Redentor portando consigo un pebetero y quemando aromas; además del niño moquero, el regidor, el pichón, los Caballeros de Santo Sepulcro, los porta estandarte, cantores y los alumbrantes.

El año pasado la Semana Santa de Popayán corrió el riesgo de perder su financiación por parte del Estado, pero por una votación de 7 contra 1, la Corte Constitucional salvó su financiación reconociendo el carácter histórico, artístico, musical, económico y turístico de la celebración.

Se espera que unos 60 mil feligreses visiten Popayán durante la Semana Mayor.

Con información de semanasantapopayan.com.



Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/