miércoles, 26 de abril de 2017

En el camino hacia Dios nos acompaña María No encontrarás un amor más grande, más puro y sincero que el de Dios.

Mi compañero