jueves, 20 de abril de 2017

Diplomado de Apologética - Lección 46 (7 del Módulo 4


Lección 46 - Otras Sectas 
Lección 46 - # 7 del Módulo 4 - Diplomado de Apoloética

Autor: Xavier Villalta A. | Fuente: Catholic.net
Como ya vimos en la lección 44, pero nunca está de más recordar, ninguna secta puede llevar su historia a antes del año 1500 D.C. No hay documentos históricos genuinos que alguna de ellas pueda encontrar para "probar" que sus orígenes son más antiguos.
Por el tiempo que la primera vino a existir, la Iglesia Católica estaba ya cumpliendo sus 1500 años de existencia. De cualquier forma, todas ellas pueden remontar su origen a solamente un ser humano como fundador, y nunca hasta Jesucristo. ¿Acaso el Salmo 127:1 no hace eco, eco, eco, aquí?
Enseguida muestro un ejemplo de algunas de las denominaciones Protestantes con los nombres de sus fundadores y las fechas en que fueron fundadas:
  • 1521, Martín Lutero comenzó el Protestantismo formando a los Luteranos.
  • 1521, Tomas Munser, un sacerdote Católico, comenzó a los Anabaptistas algunos meses después del Luteranismo.
  • 1534, Los Menonitas comenzaron con Grebel, Mantz, y Blaurock en Suiza.
  • 1534, Enrique VIII empezó la Iglesia de Inglaterra (Anglicana).
  • 1536, John Calvin, enseñando la predestinación, formó el Calvinismo.
  • 1560, John Knox, quien estudió bajo Lutero, principió el Presbiterianismo.
  • 1582, Los Congrecionalistas fueron iniciados por Rob Brown, como una rama del Puritanismo.
  • 1609, John Smyth formó a los Bautistas de Holanda.
  • 1639, Roger Williams principió a los Bautistas en Estados Unidos. Desde entonces se han fragmentado severamente.
  • 1647, George Fox, comenzó los llamados Quakers en Inglaterra.
  • 1739, John y Charles Wesley iniciaron los Metodistas.
  • 1770, Los Universalistas fueron iniciados por John Murray en Nueva Jersey.
  • 1774, Theophilus Lindley encabezó el Unitarianismo.
  • 1789, Samuel Seabury lanzó a los Episcopales.
  • 1793-1809, las iglesias de Cristo tuvieron cuatro personas diferentes como fundadores.
  • 1803, Los Evangelistas fueron fundados por Jacob Albright en Pennsylvania.
  • 1830, Joseph Smith inició el Mormonismo en Palmyra, New York. Gálatas 1:8-9
  • 1860, William Miller, un granjero, fundó a los Adventistas.
  • 1863, Ellen Gould White fundó a los Adventistas del Séptimo Día.
  • 1865, William Booth inició la Armada de Salvación (The Salvation Army).
  • 1879, Mary Baker Eddy dio principio a los Cristianos Científicos.
  • 1879, Charles Russell inició los Testigos de Jehová.
  • 1875, La Nueva Era fue principiada por Helena Blavatsky. Colosenses 2:8.
  • 1895, El francés Abbe Alfred Loisy y el inglés Jesuita George Tyrrell comenzaron el Modernismo.
  • 1901, Los Pentecosteses tuvieron su inicio en los Estados Unidos.
  • 1914, Felix Manolo principió la Iglesia en Cristo.
  • 1914, La Asamblea de Dios comenzó por una asamblea general en Arkansas.
  • 1919, La Iglesia del Nazareno fue fundada por un sindicato en una asamblea general.
  • 1930, Las Iglesias Independientes de América (IFCA), como un consorcio de iglesias.
  • 1934, Los Evangelistas Reformados, iniciada por un sindicato durante una asamblea general.
  • 1952, L. Ron Hubbard principio la Iglesia de la Cienciología.
  • 1965, Chuck Smith comenzó la Capilla del Calvario.
  • 1968, Los Discípulos de Cristo, se separaron de las Iglesias de Cristo.
  • 1974, Ken Gullickson principió el Viñedo de la Hermandad Cristiana.
Los Evangelistas Pentecosteses y otros grupos Pentecosteses fragmentados, son algunas de las tantas nuevas sectas fundadas meramente por hombres en el siglo XX.
¿Fueron algunas de estas sectas fundadas por Dios, o fueron fundadas por criaturas meramente humanas?
¿"Acaso Cristo está dividido?" 1 Corintios 1:13
¡De nuevo! "Si Yahvé no edifica la casa, en vano trabajan los que la construyen". Salmo 127:1
Pero, ¿qué es una secta?
Tratar de definir lo que es una secta es muy complejo. La primera de las dificultades que se nos presenta es lograr un acuerdo acerca de la manera más adecuada para referirse a estos grupos, y el contenido que ha de darse al vocablo elegido.
Cada día es más frecuente encontrar personas que eluden emplear el término "secta", sobre todo por considerar que conlleva una carga despectiva que es preciso dejar de lado para un recto tratamiento del tema. Por esto, los nuevos términos tales como "nuevas religiones", "nuevos grupos religiosos", "cultos", "movimientos religiosos libres", etc. ...
Obviamente, es preciso evitar el tono despectivo que se le suele dar al asunto. Toda religiosidad merece respeto. Pero por otro lado, también es cierto que estos nuevos términos para referirse a las diferentes "religiosidades" no llegan a precisar el objeto al que nos estamos refiriendo. Cuando decimos "movimientos religiosos libres", siempre hay alguien que pregunta si queremos referirnos a las sectas.
A pesar de la dificultad para encontrar una definición precisa, culturalmente todos coincidimos de modo intuitivo en lo que queremos expresar cuando hablamos de "sectas". Lo que se necesita es quitarle el sentido despectivo.
La palabra "Secta", usualmente, se dice que viene del latín "sequor" (marchar detrás, seguir a un maestro particular), como en "sector" (cortar, separar de un tronco principal), también se dice viene de "secare"; sectar, cortar o de secedere; separarse. En cualquier de los casos está presente la idea de separación.
Por esto podemos concluir que nos referimos a un grupo o forma social que se separa de un grupo de origen preexistente, en seguimiento de un jefe carismático o de sus enseñanzas.
Veamos ahora la historia de algunos de esos grupos separados, tan comunes en nuestra sociedad hoy en día.
La Iglesia De Jesucristo De Los Santos De Los Últimos Días (Mormones).
José Smith nacido en 1805, en Sharon, Vermont, fue el fundador de esta religión no-cristiana con mayor crecimiento en el mundo.
Los Mormones nacen en el ambiente protestante de los Estados Unidos en el siglo XIX, donde el pueblo estaba hambriento de Dios y muchos acudían a escuchar predicadores itinerantes. Se multiplicaban las Iglesias, al mismo tiempo que surgían nuevos pastores.
En este ambiente nace José Smith quien, con tan sólo catorce años de edad, decide ir a pedirle a Dios contestación a lo que él sentía sobre las diferentes religiones.
Según la historia oficial de la Iglesia de Jesucristo de los Santo de los Últimos Días (SUD), el Padre y Dios el Hijo se le aparecieron a José después de estar orando un tiempo para saber cuál era la iglesia a la que debía pertenecer. Jesús le dijo que no se uniera a ninguna iglesia porque todas estaban en el error. Después de esta primera "visión", Smith tuvo varias visitas de un ángel llamado Moroni, quien le reveló la existencia de un libro de oro (el Libro de Mormón) que contenía la "verdadera religión" y que él (José Smith) había sido designado por Dios para encontrar el libro que yacía en forma de planchas oculto bajo tierra.
Siguiendo las indicaciones del ángel, José Smith dice haber encontrado el libro de oro, junto con dos piedras mágicas con montaje de plata. Estas le daban la facultad de entender el lenguaje misterioso del texto del libro de oro para poderlo traducir, lo cual hizo en su totalidad entre 1827 y 1830. El señor Smith relata que entonces el ángel Moroni le ordenó que le devolviese el libro original el cual nunca más se ha visto ni queda rastro alguno de él.
El resultado de la traducción fue el Libro de Mormón, publicado en 1830, según ellos, de revelación divina y considerado "el complemento indispensable de la Biblia, continuación de ella e inspirado como ella". La historia de este libro depende completamente de los relatos del Señor Smith a quien los mormones creen con fe ciega. No tiene ninguna base en la historia ni en la revelación cristiana recibida de los Apóstoles y sostenida por la Iglesia Católica desde el principio. Estas nuevas revelaciones son ajenas a la Biblia y la Tradición recibida de los Apóstoles.
Para entonces, José Smith había comenzado a organizar la iglesia SUD e iba ganando muchos adeptos quienes lo consideraban "el profeta". Durante diez años la oficina principal de la iglesia cambió de lugar varias veces, hasta establecerse en Nauvoo, Illinois, pueblo que fue fundado por José Smith y los mormones en 1839, el cual creció rápidamente y llegó a ser el segundo pueblo más grande en el estado. Smith y sus seguidores, con permiso de las autoridades, formaron una milicia que llegó a ser un verdadero ejército privado. El fundador se adjudicó poderes de monarca.
En 1843, José Smith dice haber tenido una revelación sobre la práctica de la "poligamia", la cual practicó, llegando a tener aproximadamente 46 esposas, unas casadas previamente y otras jóvenes solteras. Esto le acarreó muchas hostilidades por parte de los vecinos. Cuando en 1844 decide postularse para la presidencia de los Estados Unidos, los escándalos por sus adulterios, lo llevaron a la cárcel. El pueblo enardecido asaltó la cárcel y lo asesinaron junto con su hermano, el 27 de junio de 1844.
El escándalo provocado por al poligamia hizo que varios líderes de esta iglesia quisieran tomar el mando. Se originó una especie de cisma en la secta y aparecieron muchos grupos disidentes.
La mayoría de los mormones siguió a Birgham Young, en 1846 iniciaron el camino hacia el valle Salt Lake y en 1847 fundó la ciudad de Salt Lake, convirtiéndose ésta en el centro del mormonismo hasta el día de hoy.
Brigham Young agregó varias creencias extrañas y únicas a la doctrina de la iglesia SUD. Bajo su liderazgo la región prosperó y al declarar el congreso de los Estados Unidos la región como territorio de Utah, fue nombrado gobernador territorial.
Young, también, adoptó la doctrina de la poligamia, lo cual molestó a muchos y se nombró un nuevo gobernador territorial, pero Young se negó a renunciar, teniendo que intervenir el ejército, pudiendo haberse originado una gran catástrofe, a esto siguió una serie de esfuerzos para forzar a los mormones a obedecer las leyes en contra de la poligamia. Young siguió teniendo un papel muy importante en Utah, fue acusado de poligamia, mas no condenado. Se considera que se casó 27 veces y que a su muerte dejó 17 viudas y 57 hijos.
En 1890, el entonces presidente de la iglesia, Wilford Woodruff, publicó un manifiesto poniendo fin a la poligamia. En pocos años, los mormones fueron entrando en el sistema de vida de la mayoría estadounidense. Años después maquillarían su historia.
El papel de la poligamia dentro de la iglesia mormona es muy importante, pues sienta unas bases para la enseñanza moral de la iglesia.
Doctrina
La doctrina de los mormones está basada en cuatro libros básicos: La Biblia, el Libro del Mormón, la Doctrina y Convenios (135 revelaciones y otros informes, editado por José Smith) y la Perla de Gran Valor (recopilación de trabajos cortos, antiguos y modernos)
El contenido de estos libros está sujeto a la interpretación de los líderes religiosos ("apóstoles"), de quienes se dice que pueden recibir revelaciones adicionales y ser sujetos de inspiración divina.
Los mormones tienen sin duda muchas cosas buenas. Son trabajadores, organizados, persistentes, educados en su trato y rechazan muchos vicios, aquí exponemos algunas de sus creencias:
• Trinidad: José Smith declaró que: "Dios es un personaje distinto de los demás dioses, Jesucristo es un personaje aparte y distinto de Dios el Padre y que el Espíritu Santo es otro personaje distinto, y es espíritu y los tres son tres personajes distintos y tres dioses.
• Dios Padre se hizo a sí mismo con su esfuerzo personal, una vez fue hombre como todos los demás y que vivió en la tierra como lo hizo Jesucristo. Posee un cuerpo de carne y hueso pero muchos más perfecto, aún así se está perfeccionando eternamente.
• Dios el Hijo, Creen en Jesucristo como el Hijo de Dios; en su sacrificio expiatorio y su resurrección literal. Le aceptan como el Salvador y Redentor de la humanidad, y oran al Padre en su nombre. Jesucristo volverá a la tierra y reinará en ella.
• Dios Espíritu Santo, sobre esta deidad existe una doctrina confusa, es Dios, parte de la deidad, pero sin cuerpo físico, sin embargo, según los mormones éste es necesario para llegar a ser Dios.
• El hombre: cada varón digno, según las normas del mormonismo, se convertirá en un dios y gobernará su propio planeta, tendrá esposas y engendrará hijos eternamente.
• Para crear al hombre Dios vino a este mundo como Adán, con cuerpo celestial, y se trajo una de sus esposas, Eva. Esto es una herejía.
• Adán es nuestro Padre y Dios. El único Dios con que tenemos que lidiar. Otra herejía.
• El alma humana existe aun antes de que la persona sea engendrada (al nacer se correría un velo que nos olvidaría nuestra vida anterior junto a Dios). Se puede decir que cada persona fue concebida y nacida en un reino espiritual pre-existente.
• Los miembros de la raza negra son descendientes de Caín y llevan sobre sí la maldición. La esclavitud es institución divina.
• Tanto el fundador como sus colaboradores practicaban la poligamia y esta era aceptada por la secta. Entre ellos, Brigham Young, Haber Kimbal.
• Existen tres grados de "cielo", el celestial, el terrestre y el telestial, niegan la existencia del infierno.
• En el templo se permite el bautismo de los muertos.
• La Biblia se considera como dudosa y sospechosa por supuestos errores y partes perdidas.
• Desconocen la doctrina católica (Eucaristía, la Confesión, etc. ...)
Conclusión
La doctrina de los mormones contiene herejías con respecto al cristianismo, por tanto no es cristiana.
Muchas personas viven en una soledad espiritual, buscando encontrar el sentido a la vida. Muchos también desean pertenecer a un grupo con relaciones fuertes. Los mormones han crecido mucho por su tenacidad proselitista que incluye tocar de puerta en puerta.
Testigos de Jehová
El fundador fue un norteamericano de nombre Charles Taze Russell, nacido en 1852. De origen presbiteriano perdió la fe. Le llamaron la atención las advertencias sobre el fin del mundo que hacían los adventistas, por lo que ingresó a sus filas de adeptos.
Junto con Nelson Barbour imprime una revista, la que hoy conocemos como "La Atalaya". Su fascinación con profecías lo llevó a creerse él mismo, un gran un profeta y a fundar, en 1879, The Watchtower Bible and Tract Society (La Sociedad Bíblica de la Atalaya), hoy conocida como "Los Testigos de Jehová".
Russell era un negociante, se hizo famoso por sus falsas curas para el cáncer y su "Trigo Milagroso" el cual vendía a precios exorbitantes. Esta extorsión fue delatada en el periódico The Brooklyn Eagle, donde se comprobó la falsedad de sus remedios extraordinarios.
Russel, sin terminar la escuela secundaria, sin estudiar teología, ni muchos menos conocer griego ni hebreo, se autodenomina "pastor" y llega a la conclusión de que todos los cristianos habían interpretado erróneamente la Biblia. Para remediar la situación escribió 7 volúmenes llamados "Estudios de la Sagradas Escrituras".
La secta se funda en Pensilvania, EE.UU. con la publicación de la revista "Zion'S Watchtower" (La Atalaya), luego se traslada a Brooklyn, N.Y.
Russell anunció la segunda venida de Cristo para el año 1914. En ese año los 144,000 debían ser llevados al cielo y dar comienzo el milenio del Apocalipsis (20:2). La humanidad tendría otra oportunidad de vivir en el paraíso terrenal.
Al no ocurrir lo que había profetizado, Russell postergó la fecha hasta 1915 y de nuevo a 1918. Mas tarde, los Testigos reinterpretaron el año 1914 como el "principio de los últimos días".
Tras la muerte de Russell se desató una lucha de poder, siendo Joseph Franklin Rutheford quien tomó la presidencia de los Testigos. También continuó la costumbre de imponer a sus seguidores las doctrinas más insostenibles bajo el pretexto de que eran "nueva luz" sobre las Escrituras, procedente de Jehová.
Cambió mucho la doctrina de Russell, por ejemplo prohibió la celebración de la Navidad, de los cumpleaños, enseñó que Cristo no murió en una cruz, sino en un madero.
En el año 1918 fue encarcelado por corto tiempo, lo suficiente para salir lleno de ira contra el clero cristiano al que hacia culpable de sus desgracias. Fue él quien les dio a los Testigos su carácter agresivo contra el cristianismo, especialmente contra la Iglesia Católica a la que condenaba regularmente en diatribas encendidas.
En 1931, cambió el nombre de la secta a "Testigos de Jehová", separándose de los seguidores de Russell que no estaban de acuerdo con la doctrina de Rutheford.
A pesar de todo, y muy probablemente gracias a todas las fantasías, los Testigos crecieron enormemente durante la presidencia de Rutheford a quien ellos consideran entre los hombres más iluminados de la historia, no menos que Jesucristo.
Doctrina:
• En general son fundamentalistas. Se fundamentan en tres proposiciones:
  1. La Biblia contiene la Palabra de Dios
  2. Los hombres debemos guiarnos sólo por la Biblia
  3. La Biblia es entendida sólo por los Testigos.
• Los testigos no se guían verdaderamente por la Biblia, pues, para ajustar la Biblia a la conveniencia de la secta, el Señor Knorr, tercer presidente de los Testigos, mandó a un comité anónimo a producir una nueva "traducción".
El resultado fue la Traducción del Nuevo Mundo. Esta "Biblia" no la usan sino los Testigos y aquellos que la han adquirido sin saber de sus aberraciones. Por ejemplo, para negar la divinidad de Jesucristo, los Testigos cambiaron el pasaje de Jn 1:1. Donde éste proclama "el Verbo era Dios", los Testigos en vez ponen "el verbo era un dios".
• Los Testigos se atan a unos pasajes e ignoran el resto de la Biblia. Interpretan a su manera su propia Biblia para justificar las doctrinas de sus líderes.
• Los Testigos no reconocen el misterio principal de la fe cristiana: la Santísima Trinidad. Sí reconocen, como nosotros, que hay un solo Dios (son monoteístas). Pero no reconocen a las tres Personas divinas. Por eso no son cristianos, por mucho que digan que lo son.
• Niegan la persona del Espíritu Santo. Escriben "espíritu santo" sin mayúsculas, pues no lo consideran una Persona sino sólo una "fuerza" de Dios.
• Niegan la divinidad de Jesucristo. Los Testigos dicen muchas cosas buenas de Jesucristo, pero niegan lo esencial de la fe cristiana: No aceptan Su divinidad. Lo demuestra la traducción de su Biblia: "y la palabra era un dios" (Juan 1,1). Esta traducción contradice claramente el texto griego original.
• Niegan que Jesús murió en una cruz y dicen que fue en un madero. Según ellos, la cruz es un símbolo pagano que se usaba antes de Cristo e introducido en el cristianismo a mediados del siglo III d.C.
• Niegan la resurrección corporal de Jesucristo. Dicen que Jesús resucitó como espíritu sin cuerpo. El cuerpo, según ellos, se pudrió en la tumba. Lo que resucitó, dicen, fue un espíritu angélico.
• Rechazan todos los sacramentos. El Bautismo es considerado como un símbolo y no bautizan a los niños. Acerca de la Eucaristía, niegan la presencia real de Cristo en ella. Otra vez cambian el texto en su Biblia, en lugar de "Esto es mi cuerpo" (Mt 26, 26; Mc 14, 22), la Biblia de los Testigos dice en vez "esto significa mi cuerpo".
• Niegan la virginidad y maternidad divina de María y dicen que Jesús tuvo más hermanos.
• Niegan la existencia del infierno. Según los Testigos, los condenados sencillamente cesarán de existir.
• Niegan la inmortalidad del alma.
• Dicen que la Iglesia Católica es la Babilonia del Apocalipsis.
• Según ellos, los sacerdotes son la "personificación de la desobediencia a Jehová Dios".
• Prohíben dar títulos de honor, basándose en Lucas 11,43: "¡Ay de vosotros, los fariseos, que amáis el primer asiento en las sinagogas y que se os salude en las plazas!"
• Prohíben llamar a nadie "padre". Se basan en Mateo. 23, 9.
• Prohíben la práctica de toda religión.
• Prohíben las transfusiones de sangre, pues creen que el alma está en la sangre, dando como fundamento la Biblia: "Sólo dejaréis de comer la carne con su alma, es decir, con su sangre" (Génesis 9, 4). "Porque la vida de la carne está en la sangre, y yo os la doy para hacer expiación en el altar por vuestras vidas, pues la expiación por la vida, con la sangre se hace. (Lev 17,11).
• Jehová es el nombre de Dios. Los Testigos de Jehová toman su nombre de Isaías 43,10: "Vosotros sois mis Testigos - oráculo de Jehová", lo que es un error, ya que en la Escritura no aparece la palabra "Jehová" y sino sólo las letras consonantes. La mejor interpretación sería "Yahveh" y no "Jehová". Jesús claramente nos revela el nuevo nombre por el que debemos referirnos a Dios: "Padre".
• Creen que solamente 144,000 irán al cielo, los demás quedarán en una tierra paradisíaca después de que Dios mate a todos lo no-testigos en Armagedón. Solamente serán salvados los Testigos de Jehová.
• Afirman que en 1914 Cristo vino "invisiblemente" y los escogió a ellos como su verdadero pueblo, para ser "esclavo fiel y discreto". Antes habían dicho que había venido en 1874.
Conclusión
Los testigos de Jehová han cambiado su doctrina muchas veces y han profetizado el fin del mundo para diferentes fechas. La Biblia menciona a los falsos profetas en Dt. 18, 20.
Son muchos los temas que podemos refutar a los testigos de Jehová, aquí se han mencionado unos cuantos. Lo importante es conocer nuestra fe para que no nos dejemos envolver por ellos.
Dialogar con los Testigos de Jehová resulta muy difícil, cambian de un tema a otro con la intención de confundir, no hay que permitir que esto suceda, insistir en hablar de un sólo tema.
Es difícil refutarles con la Biblia por el adoctrinamiento que ellos sufren. Sin embargo, podemos sembrar alguna duda.
La mejor manera de evangelizarlos es con su propia literatura.
Siempre hay que tratarlos con caridad, nunca ser agresivos. Recordemos que el distintivo de los cristianos es la caridad. Además la mayoría de los adeptos están ahí de buena fe.
Los Adventistas
El fundador del movimiento adventista, es decir, los que esperaban el advenimiento de Jesús de todas las denominaciones fue William Miller, un granjero de Pennsylvania que nació el 15 de febrero de 1782, en Fitsfield y murió en Low Hampton el 20 de diciembre de 1849. Miller era considerado entre sus amigos, como un Bautista consagrado, desinteresado y humilde.
Empezó a estudiar la Biblia cuando tenía 34 años, sin método teológico, solo orientado por un libro de concordancias. Pensó que había encontrado la clave para entender las profecías sobre el fin del mundo, en los libros del profeta Daniel y del Apocalipsis.
Pero esta secta también tuvo entre sus fundadores a Ellen G. White, cuyos escritos son considerados por la jerarquía y los adeptos de los Adventistas de Séptimo Día como libros inspirados por Dios, es decir tienen el mismo nivel que la Biblia.
El punto de partida de esta secta fueron las interpretaciones especiales de William Miller en relación con Daniel 8,14; basándose en ellas profetizó el Fin del Mundo para el año 1843. Al sobrevenir el fracaso, Miller anunció el Fin del Mundo para el 21 de marzo de 1844, el 18 de abril de 1844 y el 22 de octubre de 1844 (Francis D. Nichol, The Midnight Cry, pp. 457 y ss).
Paradójicamente este último fracaso proporcionaría a la secta uno de los puntales de su teología. El 23 de octubre de 1844, uno de los adeptos, llamado Hiram Edson, comunicó que había experimentado una visión en la que había visto cómo Cristo llegaba hasta un altar en el cielo. De esto se dedujo que Miller no se había equivocado en cuanto a la fecha, sino que sólo había errado en el lugar hacia el cual se dirigiría Cristo.
Posteriormente el Fin del Mundo volvería a ser anunciado por la secta en repetidas ocasiones entre ellas 1854 y 1873. (Costumbre que no han perdido, ya que en múltiples oportunidades han vuelto a anunciar nuevos fines del mundo).
Es importante notar que, aunque rechazaron (por razones obvias) la creencia de Miller de que Jesús llegaría en 1843, los adventistas siguen con la misma cronología basada en el libro de Daniel y otros textos interpretados arbitrariamente.
Como los Testigos de Jehová, Elena de White trató de interpretar algunos acontecimientos históricos de los siglos XVIII y XIX según las profecías de Daniel.
Desde el comienzo de la iglesia sabatista, el trabajo literario y el sistema de vender sus libros han tenido una parte importante en el crecimiento del grupo . Tienen casi 50 casas de publicaciones en más de 220 idiomas.
En muchos casos, los Adventistas del Séptimo Día han sido un precedente de las características más escandalosas de las sectas del siglo XX: utilizan actividades con fines proselitistas, como los cursillos para dejar de fumar; obligan a sus adeptos a aportar cuotas económicas considerables y repetidas para pertenecer a la secta, crean negocios con el dinero que deben depositar los adeptos, intentan infiltrarse en las entidades supra-eclesiales para aparecer como una iglesia más.
En varias oportunidades la secta se ha encontrado en una situación difícil en repetidas ocasiones como consecuencia de informaciones publicadas sobre ella y de escándalos financieros que presuntamente salpicaban a buen número de sus más altos dirigentes (Información sobre el Escándalo Davenport en Time de agosto de 1982).
Miembros de la secta demandaron a dirigentes adventistas en las cortes de Oregon [Estados Unidos], por fraude y abuso de confianza fiduciaria, derivada de la quiebra en 1981 del hermano adventista Donald Davenport, un financista de Los Ángeles. El monto económico se estimó en unos 41 millones de dólares estadounidenses.
Doctrina
• Los adventistas consideran a las Sagradas Escrituras como la base de su fe y su moral, pero al interpretarlas las toman tan a la letra que se les ha llamado "Los más fundamentalistas de los fundamentalistas".
• Aunque su estudio sea sincero y reverente, los criterios de lectura y de interpretación que siguen los conduce a posiciones humanas so pretexto de ser fieles a Dios, y hacen que se conduzcan bajo el imperio de la letra antes que bajo la conducción del Espíritu. Por eso su insistencia fallida en la fecha de la venida de Cristo o la observancia del sábado.
El especial "camaleonismo" de esta secta y su astucia a la hora de infiltrarse en ambientes tanto católicos como evangélicos, ha causado el que algunos hayan caído en el error de considerarla una iglesia protestante más.
• Igualmente, su explicación acerca del sacrificio expiatorio de Cristo, que ya no es para ellos la muerte del Señor en la Cruz, ni la intercesión del Resucitado en el cielo, sino el paso que, dicen, hizo Jesús en 1844 hasta el lugar santísimo, para "completar y perfeccionar así su expiación." La visión de Hiram Edson es para ellos de suma importancia, a pesar de carecer de fundamentos bíblicos.
• Son asiduos lectores de las Sagradas Escrituras, lo cual es muy bueno, pero ignoran totalmente los pasajes Bíblicos que no concuerdan con sus ideas.
• Su escatología niega tanto la inmortalidad del alma como la existencia del infierno. Se caracteriza, en lo relativo a la Segunda Venida de Cristo, por un anuncio errático y casi enfermizo de la fecha del fin del mundo.
• No está menos gravemente apartada del cristianismo la soteriología de los Adventistas. Por un lado, promete la salvación a aquellos que obedezcan ciegamente una serie de consignas judaizantes como guardar el sábado, seguir una dieta pseudo-levítica, etc. y, por otro, contradice las doctrinas acerca de la expiación defendidas por todos los credos cristianos.
• Para los adventistas, Cristo realizó una expiación en varias fases, no teniendo lugar la misma en la cruz sino en el año 1844, año de incumplimiento de una de sus muchas profecías falsas. No debe olvidarse que en esto, como en los otros aspectos, los adventistas son abiertamente sectarios.
• Para la iglesia adventista es dogma el hecho de que las revelaciones de Ellen G. White son inspiradas por Dios y de la misma autoridad que la Biblia (otra característica indubitable de las sectas), y esto pese a que está fuera de discusión el carácter erróneo de las mismas.
• Su concepción de iglesia excluye a las demás confesiones cristianas. En particular, respecto a la Católica se muestran agresivos y colman de improperios al Papa y a la Jerarquía.
• A la Iglesia Católica la llaman la "Ramera" del Apocalipsis. A las demás iglesias protestantes las llaman la "hijas de la Ramera".
• Los sábados, que comienzan a las 6 de la tarde del viernes, según el rito judío, tienen estudio bíblico y el culto semanal a base de lecturas, predicación, cantos, oraciones e invocaciones a Dios.
• Oran por los enfermos y acostumbran la imposición de manos. No tienen jerarquía. La congregación elige a sus pastores, ancianos y diáconos, y estos designan a los encargados de numerosos ministerios.
• Afirman que el hombre no es cuerpo y alma, sino que es un "alma viviente". Afirman que cuando el hombre muere, ya no existe más, su alma no está en el cielo (ni en otro lugar). Dicen que el juicio final empezó en 1844.
• En el día de la Resurrección, afirman que Dios va a "re crear" a los justos para llevarles al cielo. Quedarán ahí por mil años. Después, el diablo será soltado y los malos resucitarán. Jesús destruirá al diablo y sus seguidores por fuego.
• Los justos -La Nueva Jerusalén- bajarán del cielo para vivir eternamente en la tierra. Los malos no recibirán una existencia, sino que serán aniquilados. Es una inmortalidad condicional. Sólo los buenos la reciben.
• Los adventistas confunden la destrucción con la aniquilación, algo contrario a la palabra que la Biblia usa en griego. Los textos bíblicos de Mt 8, 11-12 y 10, 28; y Jn 3, 36;; Ap 14, 9-11 refutan la enseñanza de la aniquilación eterna.
• Los adventistas han cambiado en la Biblia la numeración de los Diez Mandamientos. Por eso, a un católico sin cultura religiosa, es fácil que lo engañen diciendo que la Iglesia católica es la que los ha cambiado.
• La Iglesia Adventista del Séptimo Día es una de las pocas iglesias y grupos sectarios que practican un tipo de lavatorio de los pies. Los adventistas creen que el arcángel Miguel era Jesús en forma de ángel. Ellos -al contrario de los testigos de Jehová- creen que Jesús es Dios, que forma parte de la Trinidad.
• Sus obras misioneras utilizando cualquier medio de comunicación, las sostienen con los diezmos que aportan rigurosamente. Son defensores acérrimos del pago del diezmo, entendido como el 10% de los ingresos del salario, apegándose demasiado a algunos textos del Antiguo Testamento que no se aplican desde el Nuevo.
Al respecto hablan de la "mayordomía cristiana" y enseñan a administrar para el Señor los bienes materiales y el tiempo.
• Dicen los adventistas que el hombre salvado por Cristo debe observar los mandamientos de la ley, y las bienaventuranzas, pero que ha de complementar esas prácticas con ciertas normas naturísticas como son: abstenerse de bebidas alcohólicas, de alcaloides como el café y el té, del tabaco y del consumo de carne de cerdo. Fomentan los usos vegetarianos.
Conclusión
La Biblia nos alerta contra los falsos profetas que con sus revelaciones sofocan la Buena Nueva de Jesucristo.
Nada tiene más sentido y es más apremiante en la fe religiosa que el conocimiento de que en Cristo está disponible para todos la salvación y que su Padre Celestial ama por igual a todos, porque es amor 1 Jn 4. Este es el enfoque principal del mensaje cristiano a través de los siglos.
Los adventistas no pueden clasificarse como cristianos en tanto continúen sosteniendo doctrinas contra tan grandes verdades.
Luz del mundo
La Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad "La Luz del Mundo", o simplemente La Luz del Mundo, es una institución aparentemente cristiana cuya sede principal está en Guadalajara (México) y que está registrada ante la Secretaría de Gobernación de ese país. Según sus creencias, se trata de la verdadera iglesia fundada por Jesucristo en el siglo I, restaurada el 6 de abril de 1926 por el mexicano Eusebio Joaquín González (1898-1964).
La Luz del Mundo fue fundada por Eusebio Joaquín González, ciudadano mexicano nacido en 1898 en Colotlán (Jalisco) en una familia de escasos recursos, durante la Revolución Mexicana se unió al ejército constitucionalista y luchó contra los rebeldes desde 1915 hasta el final de la guerra en 1921, se quedó en el ejército hasta 1926.
En 1926, mientras laboraba en Coahuila, conoció a unos ministros de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús (ellos predicaban usando los seudónimos de Saulo y de Silas) y dejó el ejército.
La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, (una derivación de la Iglesia Pentecostal), fue fundada en Estados Unidos a principios del siglo XX por la Sra. Carmen Valenzuela, originaria de Villa Aldama, Chihuahua, México. Quien emigró a los Ángeles, Cal. en el año 1912. Allá se convirtió al Pentecostalismo.
De regreso a su entidad natal, dos años más tarde, trató de extender su nueva creencia religiosa. El 1 de noviembre de 1914 doce personas recibieron "el bautismo en el Espíritu Santo" y hablaron nuevas lenguas.
En 1925 Eusebio Joaquín González se hizo bautizar en Torreón por Saulo y Silas, con el nombre de Abraham, y se puso a su servicio, con el deseo de llegar a ser famoso como ellos.
Al ver como no le daban ninguna oportunidad de realizarse como líder y al constatar su falta de moralidad en lo personal, se apartó de ellos, decidiendo fundar "su" grupo propio.
Una vez logrado un buen número de seguidores, Eusebio González se percató de que no estaba bien bautizado, porque Saulo y Silas lo habían bautizado "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" y no "en el nombre del Señor Jesucristo", fue así como, según cuentan sus seguidores, Eusebio se puso en oración y ayuno para pedir luz al Señor, hasta que recibió la respuesta en otra visión: "Levántate - Bautízate - Invocando mi nombre". Así que, obediente a esta orden divina, el 18 de julio de 1927 el fundador de la nueva secta volvió a bautizarse, tomando para siempre el nombre de Aarón.
Como se sabe, la fórmula "en el nombre del Señor Jesucristo" empezó a ser utilizado en el año 1903 en los Estados Unidos por el Sr. Carlos F. Parham, pastor de la iglesia metodista; y también fue adoptada por algunos grupos de la línea pentecostal.
Doctrinas
• Según creen todos los seguidores, la Palabra de Dios no puede venir por otro conducto sino por boca del "Siervo de Dios", antes el Hno. Aarón, y ahora su hijo Samuel: especialmente en materia de interpretación de la Biblia, lo cual dicen, únicamente él está autorizado a hacer.
• Básicamente, todas las doctrinas de la secta fueron diseñadas por el "profeta" Aarón y su hijo y sucesor tiene el deber de conservarlas y preservarlas de todos los rebeldes que se han opuesto a ellas y especialmente en lo que toca a la "veneración" del Hno. Aarón, motivo por el cual muchos han desertado.
Por supuesto, a dichos traidores, rebeldes y divisionistas se les anatemiza y odia por haberse opuesto, no contra el "Ungido del Señor" o la "iglesia verdadera", sino contra el mismo Dios, quien se revela a través de estos medios.
• Enseñan la antigua herejía de Sabelio, o monarquianismo: en Dios hay tres nombres de una misma persona, y no tres personas distintas.
• No solamente niegan la Trinidad sino que afirman que en Jesucristo, como hay dos naturalezas, hay también dos personas:
"Jesús - hombre" y "Cristo - Dios". O sea que una cosa es hablar de Jesús y otra es hablar de Cristo.
• Para ser ministros hay que ser casados y este es de institución divina.
• Con el fin de evitar la contaminación del mundo externo; los aaronitas (Iglesia Luz del Mundo) requieren del permiso de los encargados de los ministerios especializados para salir de la colonia, tomar vacaciones, trabajar, estudiar, contraer matrimonio, etc.
• Consideran que la Biblia, a la que llaman "letra muerta", únicamente puede ser interpretada por los enviados de Dios, que son varones.
• Creen que Samuel Joaquín nació muerto y que Eusebio, su padre, le infundió vida, haciéndose igual a un dios, y por lo tanto Samuel es alguien superior a todos los demás, a pesar de que tengan más años de antigüedad. Creen que la autoridad de su apóstol, Samuel Joaquín, es vitalicia; se lo considera un mediador entre el mundo profano y sagrado; los aaronitas (como se les llama) dicen que: "Solo se puede llegar a Dios a través del siervo Samuel, sólo se puede alcanzar la salvación eterna en nombre de Samuel". Los fieles de la Luz del Mundo creen que Samuel Joaquín les proporciona bienestar espiritual y material.
También creen que Samuel tiene la capacidad de omnisciencia, pues él sabe lo que uno piensa y siente sin que se tenga que decírselo.
• Al igual que los pentecostales, creen en el don de lenguas, pero a diferencia de los pentecostales clásicos, ellos creen que el hablar en lenguas es la confirmación para llegar a ser hermanos espirituales y entrar en el reino de Dios.
• Existe dentro de su estructura organizacional un nepotismo sagrado, es decir que se le da la preferencia a los parientes para ocupar cargos o empleos, en este caso de orden divino.
• La iglesia no cuenta con un cuerpo gobernante, sino que el líder ha sido establecido por mandato divino.
• Todos los miembros tienen que participar y contribuir a la iglesia, a la que consideran su familia. Creen que cada persona está en su justo lugar y esos papeles que juegan dentro de ella son percibidos como algo natural, divino y no se sienten dominados ni tampoco sienten que las actividades que realicen sean imposiciones.
Conclusiones
Esta secta es incompatible con el cristianismo al negar a la Santísima Trinidad. Al no creer que Jesús es el Hijo de Dios, hecho hombre, una sola persona con dos naturalezas.
Una vez más nos encontramos ante un grupo que pretende tomar lo que les parece y negar lo que no les parece de la doctrina cristiana.
A Cristo se le sigue con todas sus enseñanzas, a través de la Iglesia querida y fundada por Él, o no se le sigue.
Dios les bendiga
_______________________________________________________
Recuerden que esta y todas las lecciones del módulo 4 estarán publicadas AQUÍ
El tema de esta lección es muy profundo, recomendamos esdudiarlo bien.  La herramienta del cuestionario no nos permite hacer preguntas a la altura del tema, por lo que esta lección NO TIENE CUESTIONARIO.
 
Enlaces Relacionados