viernes, 7 de abril de 2017

Con Benedicto XVI y Francisco aumentan un 7% los católicos bautizados Ary Waldir Ramos Díaz




La continuidad del Pontificado también en los números, según el anuario Pontificio 2017 y el Annuarium Statisticum Ecclesiae: 49% de los católicos bautizados son de América. Brasil es el primer país y le sigue México.
El papa Francisco cita frecuentemente a su sucesor, papa Benedicto XVI para indicar que la Iglesia Católica no crece por proselitismo sino por atracción. Y precisamente en apoyo a esta tesis se encuentran los datos del Anuario Pontificio 2017 y el Annuarium Statisticum Ecclesiae 2015, cuya redacción corre a cargo de  la Oficina Central de Estadísticas de la Iglesia.

“El número de católicos bautizados  ha aumentado a nivel planetario, pasando de 1.272 millones en 2014 a 1.285 millones en 2015, con un aumento relativo del 1%. Esto equivale al 17,7% de la población total. Si se adopta una perspectiva a medio plazo, por ejemplo, con referencia a 2010, se constata un crecimiento más fuerte, igual a 7,4%”, informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede este jueves 6 de abril de 2017.
El arco de tiempo considerado abarca el total de los dos últimos años del pontificado del Papa Benedicto y de los tres primeros años del pontificado de Francisco, con información importante acerca de la Iglesia Católica en el nuevo milenio.
La dinámica de este aumento es diferente de un continente a otro: mientras que, de hecho, en África hubo un aumento del 19,4%, pasando el número de católicos, en el mismo período, de 186 a 222 millones,  en Europa, sin embargo, se manifiesta una situación estable (en 2015 los  católicos eran casi 286 millones  y  son poco más de 800.000 en comparación con 2010 y 1,3 millones menos que en 2014).
Se tienen cada vez menos hijos en occidente. “Este estancamiento se debe a la  notoria situación demográfica, cuya población ha aumentado ligeramente, mientras se prevé que disminuya drásticamente en los próximos años”.
En América y Asia el crecimiento de católicos es importante (respectivamente, + 6,7% y + 9,1%), pero completamente en línea con el desarrollo demográfico de estos dos continentes. Estacionamiento, en valores absolutos obviamente inferiores, también con respecto a  Oceanía.

Católicos bautizados y número de habitantes

“En África, por ejemplo, la tendencia de crecimiento es constante, mientras es más contenida en Asia y Oceanía. Cabe también señalar que en los diferentes continentes el número relativo de católicos oscila en cifras que difieren profundamente: se va, en el año más reciente, desde el 3,2 de católicos por 100 habitantes  de Asia, al 63,7 de América. El número relativo de católicos en África es  19,4, en Oceanía de 26,4 y en Europa de 39,9”.
También se confirma el aumento del peso del continente africano, cuya bautizados suben del 15,5% al 17,3%  del mundo.
Por su parte, América sigue siendo el continente al que pertenece casi el 49% de los católicos bautizados.
El impacto del continente asiático se mantiene alrededor del 11% de los católicos del mundo en 2015.
Estable sigue siendo el peso de los católicos de Oceanía, aunque con una consistencia que no alcanza el 0,8% de la población católica mundial”.
En 2015, Brasil, sigue estando en el conjunto de  los diez países del mundo con mayor número de católicos bautizados, ocupa el primer lugar (con 172, 2 millones o  el 26,4% del total  de católicos del entero  continente americano).
Brasil es seguido, en orden, por  México (110,9 millones ), Filipinas (83,6 millones), EE.UU. (72,3), Italia (58,0), Francia (48,3), Colombia (45,3), España (43,3), República  Democrática del Congo (43.2) y Argentina (40,8). La cifra total de católicos, en los países que ocupan los diez primeros puestos, asciende a 717,9 millones, es decir, el 55,9% de los católicos del mundo.
Las estadísticas dell’Annuarium Statisticum, relativas al año 2015 proporcionan un cuadro general de las principales tendencias que afectan al desarrollo de la Iglesia católica en el mundo.

Vocaciones 

Cabe destacar que “el dato que merece especial atención es el relativo a la marcha de las vocaciones sacerdotales. Efectivamente, el número de seminaristas, después de alcanzar un máximo en 2011, sufre una contracción gradual. La única excepción es África que no parece por el momento afectada por la crisis de  vocaciones y se confirma como  la zona geográfica con el mayor potencial”.

Sacerdotes y obispos 

“Las estadísticas de 2015 indican también que el número de clérigos en el mundo asciende a 466.215, con 5.304 obispos, 415. 656 sacerdotes y 45. 255 diáconos permanentes”.
El número de obispos ha aumentado con el tiempo, cubriendo así  las necesidades de un mayor número de fieles y de un equilibrio numérico y funcional con respecto al cuerpo sacerdotal. En los últimos cinco años ha habido un incremento del 3,9%.
Los sacerdotes asimismo también disminuyen. “El 2015 marca un descenso en el número de sacerdotes respecto al año anterior, invirtiendo así la tendencia al alza que caracterizó  los años de 2000 a 2014”.
“La disminución entre 2014 y 2015 es de 136 unidades e interesa particularmente al continente europeo ( -2502 unidades), ya que para los restantes continentes se registran, de un año a otro, cambios positivos: +1.133 unidades para África, +47 en América, +1104 para Asia y  +82  para Oceanía”.
Un dato interesantes es la población de los diáconos permanentes, que aumentan en 2015 del 14,4% en comparación con hace cinco años, pasando de 39.564 a 45.255 unidades. El número de diáconos mejora en todos los continentes a ritmo notable, según el Vaticano.
Los religiosos profesos no sacerdotes constituye un grupo a nivel planetario en declive: estaba compuesto por 54.665 unidades en 2010 y se han convertido en 54.229 en 2015. La disminución afecta, en orden de importancia, al grupo europeo, al americano y al oceánico, mientras  en África estos operadores se incrementan, así como, en menor medida, en Asia. Estas tendencias también determinan una dislocación numérica diferente, en el curso del tiempo, entre diferentes continentes: Europa y América, en 2015, resultan siempre los continentes con el mayor número de profesos no sacerdotes (16.004 y 15.321, respectivamente, sobre  un total mundial de 54.229 unidades), pero con una menor incidencia relativa a la observada al comienzo del período considerado.
Las religiosas profesas representan una población de una cierta consistencia: “en 2015 superaron en un 61% el número de sacerdotes de todo el planeta y se encuentran actualmente en fuerte descenso. A nivel mundial, pasan  de 721.935 unidades en 2010 a 670.320 en 2015, con una disminución relativa del 7,1%. Se notan profundas diferencias de comportamiento, cuando se analizan  las tendencias temporales en zonas geográficas determinadas”, se lee en el informe.
“Disminuyen igualmente las vocaciones sacerdotales: en 2015 los seminaristas mayores  eran  116. 843, frente a los 116.939 en 2014, los 118.251 de 2013, los 120.051 de 2012,  los 120.616  de 2011 y los 118.990 de 2010. La cifra de vocaciones disminuye, a su vez, de 99,5 de seminaristas por millón de  católicos en 2010, a 90,9 en 2015.  Sin embargo, se advierte que la consistencia numérica de las vocaciones puede resultar no exhaustiva”.