martes, 28 de febrero de 2017

Impresionantes Frutos e Historias de la ADORACIÓN EUCARÍSTICA

En todo el mundo los fieles están respondiendo a la petición de Cristo de “velar una hora” con Él. 
Cada semana miles de fieles en todo el mundo pasan una hora contemplando el Rostro Eucarístico de Jesús
Las Capillas de Adoración Perpetua ahora se pueden encontrar en casi todos los países donde la Iglesia Católica está presente.



En la Adoración Eucarística se honora la presencia eucarística de Cristo.
.
Se trata de la contemplación del misterio de Cristo realmente presente ante nosotros.

Durante la Adoración Eucarística, se observa y espera.
De manera silenciosa nos mantenemos ante su presencia en una hostia consagrada expuesta públicamente, en general en una custodia.
Y nos abrimos a Su Gracia.
Al adorar a Jesús Eucaristía, nos convertimos en lo que Dios quiere que seamos.
El Señor nos atrae hacia sí y nos transforma suavemente.
Entonces fluye un renovado sentido de reverencia por el misterio eucarístico, y la fe en la presencia real de Cristo en nuestros tabernáculos vuelve a florecer


QUÉ ES LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA PERPETUA
La Adoración Perpetua es una devoción eucarística por la cual los miembros de una determinada parroquia (u otra entidad) se unen en adoración ante el Santísimo Sacramento,  ininterrumpidamente, tanto durante el día como en la noche, haciendo turnos.

Esto términos pueden significar varias cosas:
* La adoración perpetua es, literalmente, el modo en que alguien esté siempre en oración ante la Eucaristía.
* La adoración perpetua es constante en la comunidad, interrumpiéndose solamente por razones imperativas o circunstancias incontrolables.
* La adoración es ininterrumpida por un período más o menos largo, varias horas, un día, varios días como en la devoción de las Cuarenta Horas, o permanente 24×365.
* La adoración se produce en una iglesia o capilla especial.
* La adoración no es interrumpida en diferentes iglesias o capillas en una localidad como una diócesis o de un país, o en todo el mundo.
Los beneficios y gracias espirituales que pueden atribuirse a la creación de un programa de Adoración Perpetua en una parroquia son:
* aumento en la asistencia a misa y recepción de los sacramentos;
* retorno de los católicos y aumento en el número de conversiones;
* avivamiento de la fe y aumento de las vocaciones sacerdotales;
* renovación de la vida familiar católica;
* aumento del deseo de difundir las “buenas nuevas” a los demás;
* mayor espíritu comunitario.
A pesar de que la adoración siempre produce frutos extraordinarios, al mismo tiempo, hay que recordar que incluso si no hubiera frutos, el Señor Jesús todavía sería digno de ser adorado por Su propio bien.

Pablo VI escribió:
“Es para nosotros un deber muy dulce honrar y adorar en la hostia, que nuestros ojos ven, a la Palabra encarnada, que nuestros ojos no ven, y que, sin dejar el cielo, se hace presente ante nosotros”.

 

HISTORIA DE LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA
No ha habido reserva a la adoración del Santísimo Sacramento desde los primeros días de la Iglesia.
Algunos autores trazan los primeros comienzos de la adoración perpetua a finales del siglo IV.
Cuando en algunas diócesis adoraban al Santísimo expuesto durante ocho días después de Su bautismo.
Incluso antes de la institución de la fiesta del Corpus Christi, no sólo en conventos y monasterios, sino también los laicos practicaban la adoración eucarística.

También después de su victoria sobre los albigenses, el rey Luis VII de Francia (1120-1180) pidió el obispo de Aviñón para tener el Santísimo expuesto en el Capilla de la Santa Cruz.
La multitud de adoradores fue tan grande que el obispo decidió que la adoración continuara día y noche.
Esto fue posteriormente ratificado por la Santa Sede y continuó ininterrumpida hasta 1792 durante la Revolución francés. Pero se reanudó en 1829.
Pero con el Concilio de Trento (1545- 1563) se inició una nueva era en la devoción de los fieles a la presencia real de Cristo en la Eucaristía y la adoración perpetua comenzó a desarrollarse en una escala mundial.
Podemos distinguir especialmente las siguientes formas:
Institutos Religiosos Clausura, fueron fundados con el expreso propósito de adorar a la Santa Eucaristía el día y la noche.
Algunos, como las Benedictinas de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento en Austria (1654), hicieron un voto solemne de adoración perpetua.
Institutos Religiosos Apostólicas, iniciaron la práctica Adoración para sí mismos y promovieron la adoración perpetua de la Eucaristía entre los fieles.
Así comenzó la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar.
Formalmente aprobado en 1817, su objetivo es honrar e imitar los cuatro estados de la vida de Cristo por el ejercicio de la adoración de la Eucaristía.
Sociedades de Adoración Nocturna de Hombres, empezaron a escala internacional en Roma en 1810 con la fundación de la Pía Unión de Adoradores del Santísimo Sacramento.


Se extienden por toda Europa y en Norte y Sur de América. Su enfoque era (y es) la adoración perpetua en el sentido estricto.
Asociaciones Eucarísticas Perpetuas, de los fieles en el siglo XVII.
Una de las primeras fue iniciada por el Barón de Renty en 1641 en la parroquia de San Pablo en París. Fue una sociedad de adoración perpetua para señoras.
En Boulogne, Francia (1753), las parroquias fueron divididas en doce grupos que representan a los doce meses del año.
Cada grupo contenía tantas parroquias como días en el mes. Y a cada iglesia en cada grupo le era asignado un día para la adoración eucarística.
Antes de finales del siglo XVI, el papa Clemente VIII en emitió un documento histórico en 1592, que se llamó en italiano “Quarant Ore” (Cuarenta Horas).
La devoción consistía en cuarenta horas de oración continua ante el Santísimo expuesto.

Introducido a principios en una escala local en Milán, el Obispo de Roma no sólo autoriza la devoción de Roma, sino que explicó cómo debía ser practicada.
Cerca de un siglo más tarde (1731) su sucesor, Clemente XIII, publicó una serie de instrucciones detalladas para que se lleven a cabo adecuadamente la Cuarenta Horas de devoción.
Por ejemplo decía:
* El Santísimo Sacramento está siempre expuesto en el altar mayor, excepto en las basílicas patriarcales.
* Las estatuas, reliquias e imágenes de todo el altar de la exposición deben ser quitadas o veladas.
* Sólo los clérigos con sobrepellizas pueden tomar el cuidado del altar de la exposición.
* Debe haber reemplazo continuo de fieles ante el Santísimo Sacramento y deben incluir un sacerdote o clérigo de órdenes mayores.
* No se dicen misas en el altar durante la exposición.
Poco a poco las Cuarenta Horas se extendió por toda el mundo Católico.

Padre Patricio Hileman



LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA EN CIUDAD JUÁREZ
Un caso coincidente es que el aumento de las capillas de adoración en México han resultado en un impresionante descenso de las tasas de criminalidad.
El cambio más significativo fue en Ciudad Juárez, una de las ciudades más peligrosas de México, donde en el espacio de cinco años (2010-2015) las tasas de homicidios se redujeron de 3766 a 256 solamente.

El P. Patricio Hileman, atribuye este descenso al aumento de la adoración eucarística.
El Padre Patricio Hileman fue monje Benedictino, luego ermitaño Eucarístico, vivió en la montaña solo adorando al Santísimo, hasta que Dios le reveló una misión.
Conoció la primer Capilla de Adoración Permanente en Argentina, pero la primer Capilla de Adoración Permanente que hizo fue en Jerusalén, la segunda en Roma y la tercera en México.
El P. Hileman lleva más de 13 años encargado de la misión de abrir Capillas de Adoración Perpetua en Latinoamérica, donde ya existen 950 capillas de adoración perpetua.
México lidera la misión con más de 650 capillas. También están presentes en Paraguay, Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia.
El encargado del establecimiento de capillas de adoración en América Latina, comentó:
“Cuando una parroquia adora a Dios día y noche, la ciudad se transforma”.

En una entrevista de 2013, con Radio María Argentina, dijo Hileman,
“En ese momento 40 personas al día estaban muriendo debido a que dos grupos de narcotraficantes estaban luchando contra la ciudad con el fin de transportar drogas a los Estados Unidos”.
Entre el 2008-2010, Ciudad Juárez fue catalogada como una de las ciudades más peligrosas del mundo, pero en 2017 es ahora más segura que varias ciudades de Estados Unidos, incluyendo Baltimore y Nueva Orleáns.
Jorge González Nicolás, un fiscal de Ciudad Juárez, comentó:
“Juárez ha sufrido tanto y pasado por tanto dolor. Pero la ciudad está en reactivación… Es un símbolo de lo que se puede hacer. No hay otro lugar en el mundo que haya logrado convertir su entorno tan rápidamente”.
Después que la primera capilla se abrió en Ciudad Juárez en 2013, los homicidios se redujeron tan drásticamente que la gente le dijo P. Hileman:
“Padre, desde que la capilla se abrió nadie ha muerto en Ciudad Juárez; hace dos meses que nadie ha muerto’, dijeron al Padre Hileman .
“El obispo nos llamó y nos pidió que nos quedáramos a vivir allí. Hicimos 10 capillitas.


En ese entonces se estaba por cerrar el seminario porque sólo había 8 seminaristas y ahora son 88.

El obispo me comentó que todos esos nuevos seminaristas habían participado en las Horas Santas”.
“Los milagros más grandes ocurren en la madrugada” contó.
El Padre Patricio Hileman contó de dónde surgió su misión.
Fue tras conversar con su obispo de lo que venía sintiendo, logró que en la visita que los obispos hacen a Roma le pudieran acercar al Papa Juan Pablo II la moción de su corazón:
“Al fin llegó el obispo que la Madre me había prometido” dijo el Papa Juan Pablo II cuando su obispo, Mons Cardelli, le contara sobre la idea de la fundación de esta congregación del padre Hileman (Misioneros de Nuestra Señora del Santísimo Sacramento).
“Quiero que hagan mil capillas en Latinoamérica” le encomendó el Papa en medio de lágrimas.
“Y allí volvió mi obispo, me contó y me lo encomendó” cuenta el sacerdote.
San Juan Pablo II hacía 6 horas de adoración por día y una vez por semana pasaba toda la noche en adoración.
.
Sus documentos los escribía con el Santísimo expuesto.





UN NIÑO MEXICANO SANÓ A SU FAMILIA MEDIANTE LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA
El P. Patricio Hileman compartió un conmovedor testimonio de Diego, un niño de 8 años de México cuya fe en Jesús Sacramentado transformó la realidad de su familia, marcada por problemas de maltrato, alcoholismo y pobreza.
La historia ocurrió en Mérida, capital del Estado de Yucatán, México, en la primera capilla de adoración perpetua que establecieron los Misioneros de Nuestra Señora del Santísimo Sacramento en esa ciudad.


El P. Hileman relató que el pequeño escuchó, en una de sus charlas,
“que si se apuntan en la madrugada Jesús los va a bendecir cien veces más”.
“Yo venía hablando – dijo el P. Hileman – de que Jesús invitaba a sus amigos a la Hora Santa.
Jesús les dice ‘¿no pueden velar una hora conmigo?’, tres veces se los dice y se los dice en la madrugada”.
Las palabras del sacerdote hicieron que el niño decidiera apuntarse a las 3:00 a.m., algo que llamó la atención de su madre.
El niño explicó:
“Quiero que papá deje de tomar, deje de pegarte y dejemos de ser pobres”.

Durante la primera semana la mamá lo acompañó y en la segunda semana invitó a su papá.
“Al mes de que comenzaron a ir a la Adoración Perpetua. El papá dio el testimonio de que experimentó el amor de Jesús y se sanó”.
Y después “se volvió a enamorar de la mamá en esas horas santas”, señaló el P. Hileman.
“El papá dejó de tomar, dejó de pelearse con la mamá y dejaron de ser pobres. Por la fe de un pequeñito de 8 años toda la familia se sanó”.

 hermanas franciscanas de adoracion perpetua
UNAS MONJAS ESTÁN EN ADORACIÓN PERPETUA LAS 24 HORAS DEL DÍA DESDE 1878
Este es un ejemplo de perseverancia.
En 1878 las Hermanas Franciscanas de la Eucaristía decidieron centrarse en su vocación de adoración perpetua.
.
Y desde esa fecha no han parado hasta ahora de adorar el Santísimo Sacramento las 24 horas los 365 días del año.

Las raíces de esta congregación hay que buscarlas en 1849 en Baviera y a partir de allí estuvieron discerniendo hasta 1878.
Fue cuando se comprometieron hacer la adoración eucarística las 24 horas del día los 7 días de la semana como centro de su carisma.
Esto implicaba tener al menos dos hermanas frente a la eucaristía en cada momento y que si una faltaba la que debía ser reemplazo se debía quedar.
Según los informes empezaron esta práctica el 1º de agosto de 1878 a las 11 de la mañana y desde ese momento hasta ahora continúan adorando sistemáticamente la eucaristía las 24 horas del día.
Han tenido diferentes momentos en que podrían haber hecho naufragar en el proyecto, como por ejemplo en 1923 cuando un incendio en el edificio de al lado.
También en 1965 con la inundación de la ciudad de Wisconsin donde ellas están.
Además de brotes de epidemias, tormentas, guerras mundiales.
Pero nunca han abandonado la práctica de la adoración eucarística permanente.
Se trata de una comunidad chica en que los miembros han caído drásticamente en las últimas décadas.
Así que desde 1997 asisten a las hermanas de adoración perpetua miembros laicos voluntarios y otras religiosas, que se turnan frente a la eucaristía durante las 24 horas.
capilla de loa angeles de adoracion perpetua
En la adoración han pedido particularmente por los enfermos y por lo que sufren, y estiman que en la última década oraron por 150 personas personas por lo menos.
En su sitio web hay un formulario en línea para pedir estar en sus oraciones fíjate aquí.
También hay otra orden en Estados Unidos que tiene las 24horas de adoración perpetua, 16 monjas de las Clarisas de Adoración Perpetua en Cleveland, que comenzaron en 1921.

FRUTOS DE LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA
Los que mencionamos son los más notorios.

EN EL DIÁLOGO CON DIOS
Al postrarse ante el Santísimo Sacramento, el adorador experimenta la ternura de Dios.
Nuestra fe toca el Corazón de Jesús y libera su poder de curación y el amor en nosotros, nuestra familia y el mundo, cada vez que vamos a Él en el Santísimo Sacramento.
En el silencio de la adoración, respondemos a la invitación de Jesús que dice: “Ven a mí”.
Jesús vuelve a llenar nuestra fuerza y pone una nueva esperanza en nosotros cuando todo parece perdido.
Se debe dejar que el amor misericordioso de Cristo a nos sane, libere, ilumine, levante. 
A la pregunta “¿Qué hace Jesús en el Santísimo Sacramento?” el Cura de Ars respondió: “Él nos espera”.
Jesús vela su majestad para que nosotros nos atrevamos a ir a hablar con él, como un amigo a otro. 
Al venir a adorar fielmente, el parroquiano tiene un encuentro real y genuino con Cristo resucitado.

EN LA MISA
Entre los frutos personales, es bueno destacar que renueva las disposiciones interiores para acercarse dignamente los sacramentos.
Benedicto XVI nos recuerda el vínculo intrínseco entre la misa y la adoración eucarística.
Él escribe:
“La adoración eucarística no es más que el desarrollo explícito de la celebración de la Eucaristía, que es en sí misma el acto más grande de adoración de la Iglesia Recibir la Eucaristía significa adorar al que recibimos.”
La experiencia de las parroquias, que adoran al Santísimo revela que en el adorar, los feligreses aprenden a discernir, la presencia real del Señor más allá de las apariencias de pan.
Y también crecen en la conciencia de la presencia eficaz del Sacrificio de la Cruz, se hace presente en cada misa.
Mons. Ruben T. Profugo, Obispo de Lucena, Filipinas, ha dicho:
“La asistencia  a masa en mi diócesis se ha incrementado notablemente el domingo, así como durante la semana, ya que muchos han llegado de nuevo a los sacramentos, como resultado de la Adoración Eucarística Perpetua”.

 

EN EL CATECUMENADO
Un joven cura vietnamita ministrando a una pequeña parroquia en Singapur relató:
“Celebrando la misa un domingo de Cuaresma, me llamó la atención el gran número de catecúmenos.
80 jóvenes entre 18 y 35.
Al final de la misa, he estado hablando con el joven sacerdote que me había invitado a esta parroquia.
Y me di cuenta de que junto a la iglesia, había una pequeña habitación con aire acondicionado llena de flores.
En esta sala el Santísimo Sacramento está expuesto día y noche.
Y siempre hay al menos una docena de personas.
El joven sacerdote me dijo que el gran número de catecúmenos estaba directamente relacionado con esta capilla de adoración”.

EN EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN
No sólo es el arrepentimiento que lleva a la Eucaristía, sino también la Eucaristía, la que lleva al arrepentimiento.
Los párrocos de capillas de adoración perpetua pueden dar testimonio de la creciente demanda para el sacramento de la reconciliación como fruto de la adoración. 
La progresión no es sólo cuantitativa, sino también cualitativa. 
Uno no puede permanecer delante del Santísimo Sacramento sin que fluya la luz de Cristo que ilumina el alma e ilumina la conciencia.

EN LA FECUNDIDAD PARROQUIAL
Al renovar el corazón de los feligreses, la adoración les lleva a involucrarse más en su comunidad parroquial. 
A veces las parroquias pueden ser como las tierras áridas en las que es difícil poner en marcha nuevos proyectos pastorales o renovar los ya existentes.
A través de la adoración continua, Jesús derrama su Espíritu sobre todos los diversos movimientos de la parroquia.
Esta agua viva da vida a la comunidad parroquial, por lo que están más disponibles para la misión, dándose todas las actividades pastorales con mayor fecundidad.

 
EN LA GRACIA DE LA UNIDAD
Un párroco da el siguiente testimonio:
“La parroquia de San Luis – San Blas ha estado experimentando gracias que se extraen de la adoración eucarística.
Se forjan vínculos o refuerzan. Los feligreses están más atentos al otro, hay más de apoyo”.

EN LAS VOCACIONES
Al vivir la Eucaristía, que está al servicio del Evangelio, ayuda a construir la Iglesia como comunión.
Motiva el amor eucarístico y fundamenta la actividad vocacional de toda la Iglesia.
En la intimidad de la Eucaristía, algunos consideran que son llamados al ministerio del altar, otros a contemplar la belleza y la profundidad de este misterio, otros a hacer que este impulso de amor sea derramado sobre los pobres y débiles, y otros aprovechan el poder transformador en las realidades y los gestos de la vida cotidiana.
Cada creyente encuentra en la Eucaristía no sólo la clave interpretativa de su vida, sino el valor para llevarla a cabo.
Así que muchos obispos atestiguan que las vocaciones sacerdotales en sus diócesis han abundado desde que se introdujo la adoración continua.
El obispo John Magee de Cloyne en Irlanda, informa que las vocaciones al sacerdocio en su diócesis se han triplicado desde que comenzó la Adoración Eucarística Perpetua. 
En 1990 había 16 seminaristas y en 1993 el número había aumentado a 45.
El obispo Seamus Hegarty de Derry dice que cuando era obispo de Raphoe, había 20 vocaciones en 1990, y 19 provenían de parroquias que tenían la Adoración Eucarística Perpetua.  

EN LA CARIDAD
La madre Teresa de Calcuta, dice:
“No fue hasta 1973 cuando comenzamos la hora santa diaria, que nuestra comunidad comenzó a crecer y florecer”.
La Madre Teresa distingue tres gracias recibidas de la adoración eucarística.
En primer lugar, se aprende a amar a sus hermanos con el amor que brota de la Eucaristía.
En segundo lugar, el reconocimiento de Jesús bajo las especies del pan y el vino ayuda a reconocer mejor a Cristo en los más pobres entre los pobres.
Por último la adoración permite dar a la gente que sirve, no sólo el sí mismo o lo que ella posee, sino más bien, a Jesús, que vive en ella. 

EN LA MATERNIDAD ESPIRITUAL
Una parroquia que adora el día y la noche se convierte en la novia que se une a su Novio, Jesús en la Hostia.
La Eucaristía es el banquete de bodas en el que Cristo da a su Iglesia las vocaciones que necesita, con el fin de anunciar la salvación a todas las naciones.
Las vocaciones sacerdotales se obtienen de rodillas ante el Señor en la Eucaristía.

EN LA EVANGELIZACIÓN
La adoración es ‘ir a Él’. La evangelización es ‘ser enviado a’.
Pero antes de ‘ir a’ otros en el nombre de Jesús, primero tenemos que ‘ir a Jesús en la Eucaristía’.

EN LA CURACIÓN
Jesús en la Eucaristía cura e ilumina no sólo a individuos, sino también a grupos, movimientos.
Que se unen para crecer en celo y ardor en el anuncio del Evangelio.


EN LA CONCIENCIA SOCIAL
Al permitir que el Espíritu actúe, la adoración de la Eucaristía insta al alma a desarrollar un verdadero amor social, para lo cual se prefiere el bien común a lo particular.
Para Pablo VI,
“la Eucaristía es de suprema eficacia para la transformación del mundo, en un mundo de justicia, de santidad y paz”. 

EN LA REPARACIÓN POR LOS PECADOS DEL MUNDO
Reparar o consolar al Corazón de Jesús es amar a Jesús con todo su corazón por aquellos que lo rechazan o lo ignoran.
En Paray-le-Monial, Jesús dijo a Santa Margarita María;
“Mira este Corazón que ha amado tanto a los hombres, que no ha escatimado nada en agotarse y consumirse a sí mismo para dar testimonio de su amor.
Y en reconocimiento, recibo de la mayor parte nada más que ingratitud, por sus irreverencias y sacrilegios, y la frialdad y el desprecio que sienten por mí en este sacramento de amor”. 
Margarita María pasaría todo el tiempo a su disposición para amar apasionadamente este Corazón en el Santísimo Sacramento, en reparación por los que no lo conocen, ignoran o desprecian.
Juan Pablo II dijo:
“Por la adoración, el cristiano contribuye misteriosamente a la transformación radical del mundo”.

 
EN EL ABORTO
La Madre Teresa de Calcuta escribió:
“Si la gente pasara una hora a la semana en adoración eucarística, el aborto cesaría”. 
De hecho, en la adoración perpetua de la Eucaristía, que es un pedacito de cielo en la tierra, Jesús es adorado en esta tierra sin interrupción, como en el cielo, donde los santos y los ángeles lo adoran continuamente. 
Y así la vida divina se extiende en los corazones y en la protección de la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural.

EN LA PAZ, EL ORDEN, LA SEGURIDAD
Jesús, hablando a Santa Faustina, dijo:
“La humanidad no encontrará paz hasta que se dirija con confianza a Mi Misericordia. El Trono de la Misericordia, es el Tabernáculo”.

Por lo tanto, no puede haber una verdadera paz en nuestros corazones, las familias y el mundo sin girar hacia el Corazón Eucarístico de Jesús.
El padre James Swenson, pastor de la Iglesia Católica Santa Brígida de Las Vegas dice:
“Teníamos prostitución y drogas vendidas justo en frente de nuestra iglesia. Cuando nos dimos a la adoración perpetua del Santísimo Sacramento, esto todo se detuvo”. 
Cuando Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento está expuesto en el altar, el crimen deja el área. 
Fuentes:
https://www.aciprensa.com/noticias/mexico-la-sorprendente-transformacion-de-ciudad-juarez-gracias-a-la-oracion-al-santisimo-51005/
http://www.religionenlibertad.com/ciudad-juarez-abrieron-capillas-adoracion-perpetua-los-54448.htm
http://www.churchmilitant.com/news/article/adoration-chapels-leading-to-decreased-crime-in-mexico
http://radiomaria.org.ar/programacion/fundar-capillas-adoracion-perpetua-america-latina/
http://adoraalsantisimoencardel.blogspot.com.uy/2010/04/padre-patricio-hileman-misionero-de.html
http://www.reinadelcielo.org/milagro-ante-el-santisimo-obtenido-por-un-nino-de-8-anos/
http://nypost.com/2015/11/05/the-wisconsin-nuns-who-have-been-praying-nonstop-since-1878/
https://www.fspa.org/content/chapel
http://feeds.newadvent.org/~r/bestoftheweb/~3/qfqPa2nTqVA/
https://www.ewtn.com/faith/teachings/euchd3.htm