sábado, 15 de julio de 2017

Evangelio 16 julio 2017 (Mateo 13, 1-23). El día que toqué el Cielo