sábado, 29 de julio de 2017

Evangelio 30 julio 2017 (Mateo 13, 44-52). ¡Mira que tesoro tan grande!