viernes, 2 de junio de 2017

Evangelio 3 junio 2017 (Juan 21, 20-25). El corazón sensible a Dios