viernes, 2 de junio de 2017

5 FORMAS PARA INCORPORAR EL ESPÍRITU SANTO EN NUESTRA VIDAS

espiritu santo fondo

Las siguientes son 5 formas prácticas y concretas que podemos incorporar a la Persona del Espíritu Santo en el centro de nuestros pensamientos, decisiones, palabras y acciones.
En una palabra, cómo podemos ser totalmente poseídos por el Espíritu Santo.

1 – Vive en Oración al Espíritu Santo

Adquiere el hábito de orar al Espíritu Santo con mayor frecuencia.
.
Especialmente antes de las decisiones y acciones importantes debemos invocar la presencia poderosa del Espíritu Santo.

La transformación radical de los Apóstoles se produjo sólo después de que los apóstoles, en unión con la Santísima Virgen María, hicieron un poderoso retiro carismático.
Este retiro se caracterizó por el silencio, el ayuno, la oración prolongada.
El resultado producido fue el viento y el fuego, moviendo del lugar donde estaban unidos y, finalmente, el descenso del Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego. (Hechos de los Apóstoles 2)
Entonces y sólo entonces los Apóstoles fueron espiritualmente equipados para predicar la Palabra de Dios en todo el mundo, convertir innumerables almas y todos ellos, con la excepción del Amado Apóstol San Juan, terminan sus vidas con la imitación de Jesús en el derramamiento de su sangre como mártires.
Todo esto se puede atribuir a la presencia poderosa del Espíritu Santo.
Todos nosotros necesitamos un una poderosa experiencia de Pentecostés para transformar nuestras vidas. 
Una breve oración que todos nosotros podemos aprender de memoria es la siguiente:
“Ven Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Corazón Inmaculado de María, Tu Amadísima Esposa, ven”

Podemos respirar esta oración con el fin de recibir el aliento de Dios, el Espíritu Santo.
Esto también implica frecuentar los sacramentos de la Iglesia y la Misa.

2 – Cultiva la Docilidad


Otra forma de explicar la docilidad es la de estar abiertos a las inspiraciones del Espíritu Santo. 
El Padre Jacques Philippe en su obra magistral sobre el Espíritu Santo, La Escuela del Espíritu Santo, cita un ejemplo de su vida como maestro retirado.
Él relata que en una ocasión regresó de un retiro sin fuerzas.
Sin embargo, sintió la inspiración del Espíritu Santo para ir a la capilla y hacer una visita al Santísimo Sacramento antes de retirarse por la noche.
Después de una resistencia inicial hizo una breve visita a Jesús que le esperaba en el Santísimo Sacramento.
La visita no fue muy larga, pero fue muy significativo e importante para el padre Jacques.
En consecuencia se retiró a su habitación durmió bien y experimentó la consolación del Espíritu Santo. 
¿Qué hubiera pasado si hubiera resistido esa inspiración del Espíritu Santo?
Posiblemente no hubiera dormido bien esa noche, se habría levantado cansado y de mal humor.
Todo depende de escuchar interiormente al dulce huésped del alma, el Espíritu Santo, y responder con nuestro “¡Sí!”.

Este es el secreto para vivir en paz y alegría constante.
Recuerda las palabras del salmista:
“Ojalá escuchéis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones.” (Salmo 95)
Otra es la de joven Samuel en el templo:
“Habla Señor que tu siervo escucha” (I Samuel 3)
descendimiento del espiritu santo

3 – Frecuenta los Hechos de los Apóstoles

Durante el transcurso de la temporada de Pascua, que culmina en Pentecostés – la Fiesta del Espíritu Santo por excelencia – la primera lectura en la Misa toma los Hechos del Espíritu Santo. 
Esto puede ser considerado como el libro de la acción de la Biblia; escrito por San Lucas también se le conoce como el “Evangelio del Espíritu Santo”.

Consta de veintiocho capítulos; el libro es maravilloso y por muchas razones.
Una de las principales razones de la belleza, el atractivo y la fascinación de este libro es la presencia omnipresente del Espíritu Santo. 
Comenzando en Pentecostés (Hechos 2), pasando por a la persona de Felipe el Diácono (dócil al máximo al Espíritu Santo), llegando al protomártir San Esteban, manifestando elocuencia y valentía, se nota el trabajo del Espíritu Santo página tras página.
Esta es una excelente manera de llegar a conocer mejor al Espíritu Santo y su acción en la iglesia primitiva.
Permite que el Espíritu Santo comience a actuar en nuestras personas y vive más poderosamente ahora.

4 – Los Dones del Espíritu Santo

Hoy en día muy pocos seguidores de Jesús saben de los poderosos dones del Espíritu Santo, y mucho menos del propósito y acción de estos regalos en el alma.
Los dones del Espíritu Santo son siete: Sabiduría, Conocimiento, Entendimiento, Consejo, Fortaleza, Piedad y Temor de Dios. 

Los Padres de la Iglesia hacen la analogía de los Dones del Espíritu Santo en relación con un barco de vela.
Sigue esta analogía sencilla pero hermosa: