jueves, 8 de junio de 2017

Evangelio 9 junio 2017 (Marcos 12, 35-37). Era maravilloso escuchar a Jesús