miércoles, 28 de diciembre de 2016

Los ingenuos desacreditadores de la Iglesia.

Los ingenuos desacreditadores de la Iglesia.

Nuestra fe.

En estos días de gran alegría, donde celebramos el nacimiento de Jesús el salvador, donde los hogares cristianos se unen en armonía maravillosa, unas ingenuas voces se hacían oír cuando tocaban “casa tras casa”: ¿Sabe que Jehová tiene un mensaje para usted?, lo de menos sería que anunciarán el nacimiento del salvador o lo mínimo que espera usted es que se alegren con los demás hermanos el saber que el mesías ha nacido, pero el problema es que estos no son sus hermanos porque usted no es “testigos de Jehová”, para ellos, usted querido hermano es un objetivo que ellos buscan para llevárselo a sus “salones”, sí lo quieren sacar de la Iglesia para llevarlo a “salones fríos”, donde lo convierten en “zombi religioso” y disculpe que me exprese así.
Esas voces citaron a Timoteo donde el deseo de Dios es “que todos los hombres se salven” lo cual asumí, cierto, y agregue: por esa razón ha enviado a su ángel anunciar el nacimiento de Jesús. Los primeros, cita el evangelio de San Lucas en recibir esa extraordinaria noticia son unos pastores, al ángel se le unió un ejército celestial para glorificar a y alabar a Dios, por su amor a la humanidad y les pregunte a esas voces ingenuas: ¿no le parece extraordinario este momento?, ¿cómo Dios mira con amor al hombre y le envía al salvador?, esbozando una sonrisa media irónica dice quedamente: “ese es el problema de los católicos”, “no saben lo que celebran”, lo mire cuestionándole y él lo supo, tal fue que agrego: ¿sabía usted que Jesús no nació el 25 de diciembre?, la biblia no dice la fecha, según nuestra enciclopedia, Jesús nació un poco antes de pascua o hasta noviembre, y puntualizó: “estudios casi lo aseguran que en diciembre no nació”.

Las voces sabias me abrieron los ojos.
Algo sucedió, estos “testigos” no buscan mi salvación, sólo buscan confundir mi fe para que “caiga en sus redes”, se podría decir en el argot: “son lobos con piel de oveja”, haciéndose “los ingenuos desacreditan la fe d la Iglesia” y les hice notar unos puntos, indicándoles lo amable que fui en escuchar sus voces:
1.- La Iglesia una vez libre en profesar “la fe” en el siglo IV, asume festejar el día 25 de diciembre el nacimiento de Jesús, su “profesión de fe” todavía no existía claro, cierto tienen razón, la biblia no dice en que “fecha nació”, pero hay acuerdos tanto de oriente como de occidente, África, donde estaba la Iglesia distribuida. Al estar dentro del Imperio, el objetivo es celebrar ese día al “Dios Jesús, el verdadero” en lugar al dios sol que los romanos adoraban y le pregunte: ¿hicieron mal en festejar ese día el nacimiento de Jesús cuando el hombre honra al dios sol, o es dios el sol?
De repente me vino a la mente: “claro los testigos de Jehová no tienen tradición, es muy joven, ni a como lo sabrán y esto me hizo agudizar: yo lo que veo es que estos testigos desacreditan la jerarquía eclesial, desacreditan la fe, desacredita todo lo que no encaja en la suya, lo que sí les dije fue lo siguiente: yo no sé sí usted festeje su cumpleaños, pero no es escándalo que celebremos el 25 de diciembre, hay día del niño, de la madre, de la secretara, de la enfermera, del cáncer, hasta ustedes celebran la fundación de su profesión de fe, los judíos el Yom Kippur etc. ¿Por qué no celebrar a Jesús el 25 de diciembre?
2.- Se alegre o no se alegre por su nacimiento de Jesús, la Iglesia desde entonces celebra su nacimiento en todo el mundo el día 25 y aunque se diga que los estudios dicen que no era posible que los pastores en invierno desarrollarán sus labores, que el censo no lo promovería en invierno Cesar Augusto por la inclemencia del tiempo, “lo que importa es el anuncio”, que se les hace a los sencillos, a los que no se sienten tan “sabios” para aceptar a Dios, aunque hay sabios que le aceptaron y le adoraron dice la sagrada escritura, cumpliéndose la palabra de Dios: Lc 2, 10-11 El ángel les dijo: “No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: “os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor”. Eso es lo que celebramos, el inicio de la salvación del hombre y le pregunte: ¿acaso no es lo que quiere Dios que nos salvemos?, usted citó a Timoteo.
3.- Ustedes todo cuestionan de la fe de la Iglesia, tienen la razón, no somos compactibles, lo deplorable es que les han quitado todo: “No sacramentos”, “No Trinidad, Jesús no Dios”, “No María”, “No liturgia”, “No santos”, “No Espíritu santo”, “No dogmas”, “No purgatorio”, “No infierno”, “No Papa”, en pocas palabras: “no tienen nada”, porque tampoco en estudio bíblico son buenos e incluso se alejan de todo el que no sea adepto de los testigos. Los han hecho “autómatas religiosos”, sin fundamentos y todavía ingenuos desacreditadores de la fe, ¿Cómo se van alegrar porque celebramos a Jesús el 25 de diciembre?, no es solo una celebración, es todo un seguimiento que invita a penetrar en la verdad de la salvación.
Molestos se retiraron queriendo dejar un atalaya por un donativo, lo cual obviamente no accedí, pero… ¿qué podemos sacar de provecho de está experiencia?
Para cerrar:
Yo por más que pienso, no sé porque siguen a estos “hermanos”, no tienen nada que ofrecer que no esté en nuestra Iglesia, sus palabras suenan ingenuas pero mentirosas a la vez, resumo tres puntos:
A).- Sí ellos adoran al mismo Dios que nosotros entonces ¿por qué desacreditan a Jesús como Dios?, ellos tienen estas palabras públicamente en su página oficial:
Adoramos al único Dios verdadero, el Altísimo y Creador de todas las cosas. Su nombre es Jehová (Salmo 83:18; Revelación [Apocalipsis] 4:11). Él es el Dios de Abrahán, Moisés y Jesús (Éxodo 3:6; 32:11; Juan 20:17).
B).- La biblia habla de la divinidad de Jesús, habla de la Trinidad, habla del único salvador, es el camino para llegar al Padre, sí es Jesús un hombre vana es nuestra fe, además para nosotros lo es todo, ¿qué es para ellos en realidad Jesús? ¿es un ángel o una especie de semi-dios, o es un espíritu que engendró el Espíritu santo?, me brota estas preguntas porque públicamente se refieren así sobre Jesús:
Seguimos las enseñanzas y el ejemplo de Jesucristo, y le damos honra porque es nuestro Salvador y el Hijo de Dios (Mateo 20:28; Hechos 5:31). Eso demuestra que somos cristianos (Hechos 11:26). Sin embargo, la Biblia no enseña que Jesús sea el Dios todopoderoso ni apoya la doctrina de la Trinidad (Juan 14:28).
Qué razón tiene Jesús cuando citó: “el que me ama guardará mis palabras”, había muchos hombres que les gustaba el judaísmo, pero al momento verdadero de la circuncisión no la aceptaban y no se dejaban circuncidar, se les llamaba los piadosos, ¿eran judíos entonces?, ¡no, para nada!, así son los testigos de Jehová”, solo aceptan cosas de Jesús, las que les conviene, ¿serán cristianos?
C).- Hay mandatos de Jesús, claros, ¿Acaso no es contradictorio el que bauticen siguiendo los versos de San Mateo 28, 18-20 y no crean en el Espíritu santo como persona? Y luego digan que hay acciones, hechos, signos de que se cree en Jesús y hagan lo contrario desacreditando a Jesús, porque ellos citan públicamente así:
Gracias al sacrificio de Jesús, las personas pueden liberarse del pecado y de la muerte (Mateo 20:28; Hechos 4:12). Para beneficiarse de este sacrificio, deben poner fe en Jesús, cambiar su vida y bautizarse (Mateo 28:19, 20; Juan 3:16; Hechos 3:19, 20). Las acciones demuestran si una persona realmente tiene fe (Santiago 2:24, 26). Sin embargo, la salvación no es algo que se merezca; es algo que solo se consigue gracias a “la bondad inmerecida de Dios” (Gálatas 2:16, 21).
Hermanos, es tiempo de manifestar nuestra fe sin miedo, los testigos de Jehová se alimentan de la ignorancia de los hombres, porque técnicamente sí usted es un hombre racional, tienen errores garrafales que brillan sin hurgar y quieren mediante ingenuidad, desacreditar la fe de los demás, buscando se vaya a su secta, tenga cuidado no vaya a ser un zombi religioso o un autómata y se pierda de la realidad.