sábado, 12 de agosto de 2017

Aparición de la Virgen en Betania – Venezuela

betania-cuad

Finca Betania, Venezuela

La Virgen María se aparece a una multitud de cientos de personas el 25 de marzo de 1984, en el día en que se celebra la Anunciación del Ángel Gabriel a la Reina del Cielo. Muchos de los testigos la ven allí como la Virgen de Lourdes, otros como la Medalla Milagrosa o la Virgen del Carmen: el mensaje es claramente una referencia a que todas las apariciones Marianas nos llevan a la misma Madre de Dios. Es de tal magnitud la evidencia de la multitud que testimonia los hechos místicos allí manifestados, que el Obispo del lugar realiza una profunda investigación que culmina con una sólida aprobación oficial de la Iglesia a la nueva advocación, de acuerdo al nombre con que la Virgen se presentó allí: María, Virgen y Madre Reconciliadora de todos los pueblos y naciones.
Con el paso de los años se transforman en miles los casos de personas que ven a la Virgen en la foresta de Finca Betania, de tal modo que el lugar se transformó en un Santuario Mariano que recibe miles de visitantes al año.
Pero Finca Betania tiene una historia paralela: la vidente del lugar, la Señora María Esperanza de Bianchini, tenía revelaciones celestiales desde los cinco años de edad, cuando Santa Teresita del Niños Jesús se le aparece y le arroja una rosa desde el río Orinoco. Con el transcurso de los años sus vivencias místicas se incrementaron, hasta recibir visiones y mensajes de la Madre de Dios. En estos mensajes se le anticipó lo que iba a ocurrir en un lugar de Venezuela, que con el tiempo le fue revelado también: el 25 de marzo de 1976 ella ve por primera vez a la Virgen en el lugar de las apariciones, junto a decenas de personas que ven una bruma que cubre el lugar, escuchan cantos de coros angélicos invisibles a su vista, sienten fuertes perfumes celestiales, y ven extraños movimientos en el sol.
betaniaMaría Esperanza recibe a partir de allí una creciente cantidad de mensajes, incluida la profecía de lo que iba a ocurrir el 25 de marzo de 1984, donde ocho años después iban a empezar las apariciones masivas que permitieron la consolidación del lugar como Santuario Mariano. Miles de personas contemplan a la Madre de Dios a partir de ese día en la Finca Betania, rodeados de múltiples hechos místicos que conmueven almas y corazones. Los testimonios son tan contundentes que impulsan la aprobación abierta y firme de la Iglesia a lo allí acontecido.
Los mensajes que María nos entrega en Finca Betania son un llamado a la conversión, advertencias sobre la necesidad de apartarse de las reglas de un mundo cada vez más perverso y alejado de Dios, y un pedido de unión de todos los hombres bajo el llamado del Reino de Cristo.

La vidente es instrumento de múltiples fenómenos místicos: recibe los Estigmas del Señor, emana perfumes celestiales, de su pecho brota espontáneamente en 16 oportunidades distintas una Rosa, recibe profecías sobre hechos dolorosos que enfrentará su país y el mundo, entre muchos otros.
También en Betania se produce un Milagro Eucarístico: una Hostia consagrada comienza a sangrar, y permanece en este estado aún hoy, dando testimonio de la Presencia del Señor en todos los altares del mundo en épocas donde la Eucaristía encuentra una peligrosa falta de Fe en muchos lugares.
La Señora María Esperanza es el canal a través del cual María sigue hablándole al mundo en Betania, con los signos que dan testimonio, producidos por miles de personas que aún hoy ven a la Madre de Dios en el lugar.
En Finca Betania se vuelve a producir un fenómeno similar al de Medjugorje o San Nicolás: una multiplicación de signos celestiales, revelaciones y prodigios, que convirtieron al lugar en un faro de conversión que ilumina a quienes con corazón humilde, simplemente creen. Pero también es un centro emisor de mensajes de llamada a la vuelta a Cristo, a través de la Señora María Esperanza.
¡Es una obra perfecta!. Por un lado se testimonia frente a miles de personas la Presencia de la Madre de Dios, obligando a creer, mientras paralelamente se designa a un instrumento, una vidente que difunde los mensajes que complementan y le dan sentido de evangelización a la obra de María en Venezuela. Quienes descubren y se enamoran de María ya no pueden dejar de ver a los dos Corazones unidos indisolublemente. Jesús y María pasan a ser el centro de la vida de los humildes soldados que se unen al ejército de la Capitana designada por el Padre Celestial para derrotar al mal, como está escrito en el libro del Génesis.

¿El momento?

La década de 1980 nuevamente nos vuelve a sorprender por su efusividad en el inicio de apariciones Marianas: Medjugorge, San Nicolás o Rwanda. También Finca Betania viene a redondear el mensaje del Cielo en estos tiempos: el apuro en convocar a la pequeña grey de fieles dispuestos a seguir a la Madre de Dios se acentúa y acelera. La influencia de Betania se propaga no solo por Venezuela, sino también por toda América del Norte y Central.
Como una pieza en un gigantesco reloj celestial, Betania se encastra místicamente en el plan de Dios para nuestro mundo.

¿El lugar?

Finca Betania es una propiedad agrícola ubicada entre las poblaciones de Cúa y San Casimiro en el Estado Miranda, Venezuela, a unos sesenta y cinco kilómetros de la ciudad de Caracas, la capital. Es un área rodeada por pequeñas colinas adornadas con vegetación tropical. A la entrada se accede a un estacionamiento para los vehículos, desde donde una pasarela peatonal sobre el río Tarma conduce a la explanada y a la gruta donde han ocurrido la mayoría de las apariciones. En dicha explanada se ha construido una iglesia abierta.
Venezuela es un país castigado por la mayor parte de las miserias que acosan al mundo moderno: problemas sociales, narcotráfico, corrupción en los dirigentes. La gente, en estas situaciones, opta por volver a Dios o profundiza su alejamiento. Las crisis dividen a la gente de forma marcada. Será por este motivo que casi todas las apariciones se producen en países o zonas que están por sufrir o están sufriendo situaciones de dolor social.
María busca corazones dispuestos, y sin dudas en Venezuela la gracia de Dios ha tocado a muchos corazones que estaban preparados para, valientemente, defender la obra de María materializada por un aluvión de signos y hechos místicos.

¿La vidente?

betania 2Muchos años antes de conocer Finca Betania, la señora María Esperanza Bianchini había recibido mensajes de la Santísima Virgen María que la dejaron plenamente conciente de los hechos que irían a ocurrir allí . La Santísima Virgen María en numerosas ocasiones le habló sobre una Tierra Santa que sería como “la Nueva Arca de Salvación”. Le dijo que la misma se encontraba en el Centro Norte de Venezuela y que se convertiría en un “lugar de oración y peregrinación permanente” para el pueblo de Venezuela y luego para todas las Naciones del Mundo, a fin de que se diesen las manos en Reconciliación los Pueblos y Naciones, y en donde estarían unidos Iglesia y Pueblo en un sólo Corazón.
La señora María Esperanza nació en San Rafael de Barrancas, Venezuela, el 22 de noviembre de 1928. Su primera experiencia mística la tiene a la edad de cinco años con la aparición de Santa Teresita del Niño Jesús, quien desde las aguas del río Orinoco le lanza una rosa roja. A los doce años se enferma de una bronconeumonía fulminante, pero después de tener una visión de la Virgen del Valle, Patrona de la Isla de Margarita, se recupera milagrosamente. Durante su adolescencia su salud es frágil y su corazón se debilita cada vez más, por lo que unos años más tarde le sobreviene otra enfermedad que la paraliza parcialmente y es desahuciada por veintidos médicos, de la cual también es sanada después que se le presenta el Sagrado Corazón de Jesús, quien le da el primer mensaje de los cientos que habría de escribir.
Siguiendo sus profundos deseos de ser religiosa vivió un tiempo con las hermanas franciscanas de Mérida y estando en la capilla del Convento, el 3 de octubre de 1954, tiene una visión de Santa Teresita del Niño Jesús quien le dice que su vocación no es ser religiosa sino esposa y madre de familia, y también que se santificaría e iría por el mundo llevando el mensaje de Jesús a través de la Santísima Virgen María. Se casa un 8 de diciembre con Geo Bianchini Giani, y tiene siete hijos, un varón y seis niñas, quienes en la actualidad están casados y con hijos.
La Señora María Esperanza siguió recibiendo de Dios gran cantidad de dones y carismas extraordinarios: estigmatización, visiones del porvenir o profetización, don de curación, apariciones o “materializaciones” de la santa Hostia en su boca, emisión de aromas de flores y frutas, aparición de pétalos de rosa, levitación, bilocación (estar en dos lugares al mismo tiempo, como el Padre Pío), y quizás uno de los fenómenos místicos más impresionantes: el del nacimiento ó salida de una rosa que brota de manera espontánea de su pecho, fenómeno éste que se ha repetido dieciséis veces. Ellafalleció a mediados del año 2004, para unirse al Señor y a Su Madre, como siempre lo deseó.
Dios había preparado a la Señora María Esperanza para lo que iba a ocurrir luego allí, de manera perfectamente sincronizada. Todo tiene un sentido en el plan de Dios, nada falta a Su obra cuando algo debe ocurrir. Una vez más, solo queda creer y admirar la Omnipotencia del Padre obrando sobre las criaturas.

Los hechos de Finca Betania

betania 5La vidente había recibido mensajes de la Virgen anticipándole pistas que le permitieron ubicar el lugar donde las apariciones se iban a desarrollar. Ella reconoce finalmente el sitio el 29 de marzo de 1974 gracias a las descripciones dadas en los mensajes, ya que estas coincidían en forma perfecta con el lugar: la vieja casa, el trapiche, la siembra de caña de azúcar y de café, y la gruta de aguas cristalinas. La confirmación simbólica de que ése era el lugar anunciado y escogido por la Santísima Virgen María la recibe la Señora María Esperanza con el símbolo de una mariposa azul. En mensajes recibidos muchos años atrás la Santísima Virgen le anunció a la vidente que en el momento que encontrara el sitio de las apariciones, Ella se manifestaría con alas de mariposa azul. Este hecho ocurrió cuando la señora María Esperanza consiguió el lugar Santo con su gruta, de donde salió de improviso una mariposa azul que revoloteó en el lugar, lo cual reafirmó de una manera sencilla pero muy hermosa lo anunciado previamente a través de los mensajes. Actualmente en muchas ocasiones especiales la mariposa azul se hace presente volando desde la gruta y revoloteando sobre la explanada para luego volverse a internar en la vegetación del lugar.
Una vez identificado el lugar gracias a las indicaciones de la Reina del Cielo, los acontecimientos de Finca Betania comenzaron el 25 de Marzo de 1976. La señora María Esperanza fue la única persona que vio a la Virgen ese día en el lugar designado para las apariciones, aunque unas ochenta personas más notaron una especie de nube que salía de la colina y otros fenómenos luminosos y movimientos en el sol, así como perfumes desconocidos y cantos corales de origen no visible. Según las palabras textuales de la vidente, la Virgen le dijo ese día en Finca Betania:
“Hijita: aquí me tenéis con Mis manos enriquecidas de Gracias y envueltas con los resplandores de Luz, para llamar a todos Mis hijos a la conversión. Esta es la Semilla de Gloria que les ofrezco como María Reconciliadora de los Pueblos, porque vengo a reconciliarles. ¡Reconciliación es la herencia de la Fraternidad Divina de mi Divino Hijo!. Hijita, lleva Mi Mensaje a todos, os guardaré aquí en Mi Corazón desde hoy y para siempre”.
A partir de ese momento muchas personas comenzaron a visitar el sitio para orar, especialmente durante los días de fiesta de la Virgen. El Obispo de la Diócesis, Monseñor Bernal, permitió la celebración de algunos actos litúrgicos. Durante ese año, y los dos que le siguieron, la vidente afirmaba haber visto a la Virgen en algunas ocasiones y haber recibido importantes mensajes.
Entre los mensajes que María Esperanza recibió, en el del 27 de noviembre de 1978 se le profetizó un acontecimiento futuro:
“Hijita mía, para el Año 1983 podrás con gran claridad comenzar a realizar la labor del movimiento de tierra, y luego en el 84, el Gran Acontecimiento de Mi Presencia en el Lugar. Y he allí el Gran Triunfo de una marcha que unifica, restablece y aquilata a multitudes que irán llegando a Mi Lugar Escogido para estos tiempos. Y para un 13 de Mayo, Yo les arrullaré en Mis brazos. Volverán a ser como niños sanos, buenos y honestos. Todos los allí presentes. Me sentirán unos, otros me verán conmoviéndose sus corazones. Hijita, ya llega ese Gran Día…”.
María estaba profetizando la maduración de Su obra, con fecha escogida seis años antes que se materialicen los hechos. Dios no escatima signos cuando se trata de crear los cimientos de una obra de María.

La eclosión de Presencia Celestial de 1984

betania 1Como había sido profetizado por María, el domingo 25 de Marzo de 1984 estaban en Finca Betania un grupo de aproximadamente ciento cincuenta personas que habían sido invitadas para la celebración de una misa campal en horas del mediodía, como venía ocurriendo desde el 25 de marzo de 1976. Después de la misa, los invitados se dispusieron a comer algo y a descansar. Mientras, algunos jóvenes y niños vieron con sorpresa aparecer a la Santísima Virgen sobre la cascada, en medio de la foresta. Ellos dieron la voz y todos llegaron al sitio de la aparición, la cual había durado muy poco tiempo: frente a todos ellos volvió a aparecer la Virgen, pudiendo ser vista por todos los presentes. Los asombrados testigos vieron durante largo tiempo a la Madre de Dios, presente y amorosamente dispuesta a dejarse admirar. Esa tarde tuvieron lugar siete apariciones que duraban de cinco a diez minutos, menos la última, ya al atardecer, que tuvo una duración de aproximadamente media hora.
Al menos ciento ocho personas atestiguaron esta aparición, el mismo día, con su firma. Esta aparición fue la base para la investigación del obispo, resultando tan contundente por la cantidad y calidad de lo testimoniado, que sustentó la esencia de la aprobación de la Iglesia a la aparición de Finca Betania. Ese día la Virgen le entregó este mensaje a la vidente:
“Hijos míos: Yo soy María, Virgen y Madre Reconciliadora de los Pueblos que vengo con mi Hijo en brazos para reconciliarles. Oh sublime esperanza la vuestra. Rezad el Rosario. Hijitos, me habéis sentido y visto palpando la realidad de que convivo entre vosotros. Seguid fieles al Llamado que hoy les hago y recorramos juntos el camino. Os conduzco. ¡María Reconciliadora de los Pueblos!”.
A partir de 1984 comienzan a multiplicarse las peregrinaciones a Finca Betania, con multitudes que acuden no solo desde distintos puntos de Venezuela, sino también desde distintos países como Canadá y Estados Unidos. También muchas más personas continúan viendo a la Virgen en distintas oportunidades, sumándose mas de dos mil testimonios que formal y oficialmente son recogidos por la Iglesia dentro del proceso de aprobación. Pero son muchísimas más las personas que ven a María en el lugar, a lo largo de los años.
La obra de María se difunde rápidamente, como consecuencia de la abrumadora cantidad de manifestaciones celestiales que se prodigan a muchos de los asistentes. Como ocurre en Medjugorje y otros santuarios Marianos, las curaciones físicas, espirituales y los signos derramados por Dios son el combustible que alimenta el fuego de la difusión de la obra de la Madre de Dios. Los fenómenos sobrenaturales fueron frecuentes, especialmente a través de formas y colores caprichosos en las nubes, cambios y prodigios en la imagen del sol que se ve en el lugar, el cual giraba en ocasiones produciendo círculos luminosos de diferentes colores, también un profundo olor a rosas y la aparición sorpresiva de una mariposa azul de gran tamaño, como había sido profetizado por la Virgen varios años antes. Suele también caer una tupida escarcha sobre el lugar y los asistentes, totalmente ajena a las condiciones climáticas reinantes.
La propia referencia de todos estos testimonios hace que más y más gente concurra al lugar, lo que a su vez alimenta la devoción a María Reconciliadora de los Pueblos. Los corazones se sorprenden de la Presencia de la Madre de Dios, se enamoran y transforman a un simple rincón de la foresta venezolana en un punto de unión con el Cielo, uno más dentro del alhajero que Dios Padre concede a María en estos tiempos.

¿Cómo se aparece la Santísima Virgen en Finca Betania?

Según testimonios de los testigos La Santísima Virgen aparece de forma celestial, “se hace visible de la nada…se materializa…”. María aparece de improviso, radiante de luz, acompañada la mayoría de las veces por un fuerte pero exquisito perfume de rosas, y otros fenómenos místicos como sonidos celestiales de cantos de corales “invisibles”, movimientos giratorios del sol, una niebla que cubre el lugar, una lluvia de escarcha, una enorme mariposa azul que aparece y se va.
Para muchos testigos su imagen se asemeja algunas veces a la Virgen de Lourdes, pero a veces también a la Medalla Milagrosa, a María Auxiliadora, a La Virgen del Pilar, a Nuestra Señora del Carmen, a la Virgen de Coromoto y a otras muchas advocaciones conocidas. Este hecho ha sido interpretado como un mensaje de unión de todas las apariciones marianas, para dejar en claro que es una sola la Madre de Dios manifestada, más allá de las distintas advocaciones con que se nos presenta.
Muchas veces los hombres, equivocados, generan un localismo o defensa exagerada de una aparición Mariana respecto de otras. Esto no tiene sentido para Dios, ya que la obra de María en nuestro mundo es una sola y así debe ser vista, venerada e interpretada por todos los hombres.

¿Qué dijo la iglesia sobre las apariciones de Finca Betania?

Monseñor Pío Bello Ricardo, quien aprobó oficialmente la aparición de La Santísima Virgen en Finca Betania, Jesuita, Doctor en psicología, con sólida formación teológica recibida en la facultad de Oña (Burgos, España), declaró:
“Generalmente las apariciones suelen tener protagonistas. En Finca Betania unas dos mil personas han visto las apariciones. Sin embargo hay una protagonista principal, ella es la Señora María Esperanza de Bianchini, y digo la protagonista por múltiples razones. Primero, ella fue la primera que vio las apariciones el 25 de marzo de 1976. Segundo, porque ella vio las apariciones varias veces antes de 1984 cuando las apariciones comenzaron a ser vistas por esas dos mil personas. En tercer lugar, porque la Señora María Esperanza recibió mensajes antes de que las apariciones fueran vistas colectivamente sobre una tierra Santa donde Ella se aparecería. En cuarto lugar, porque la Señora María Esperanza ha visto las apariciones de Nuestra Santísima Virgen en Finca Betania muchas veces. Generalmente los videntes ven las apariciones en muy pocas ocasiones. La mayoría de ellos han visto las apariciones una sola vez, sin embargo ella ha visto las apariciones en Finca Betania innumerables veces. En quinto, y último lugar, porque la Sra. María Esperanza es una gran consejera y alrededor de ella se ha formado un gran grupo de personas que sigue sus orientaciones y consejos en la vida espiritual con el trasfondo de las apariciones de Nuestra Santísima Virgen María en Finca Betania.
Por todas estas razones ella puede ser considerada como la protagonista de las apariciones en Finca Betania. Yo la conozco desde 1984, antes no tuve el placer de haberla conocido. En mi opinión ella es una persona muy cristiana con una gran vida de oración y un gran don de consejo para todas las personas que se acercan a ella pidiendo sus oraciones o en busca de sus consejos. Realmente, ella es la protagonista de estas apariciones y Bendito sea Dios por todo lo bueno que ha hecho a las personas que se le han acercado”.
Es digna de mencionar también la opinión del padre René Laurentin, considerado en la actualidad como el mejor Mariólogo del mundo, en su libro Multiplicación de las apariciones de la Virgen de hoy en día:
“Este reconocimiento oficial es un hecho nuevo, ya que ninguna aparición había obtenido una tal autenticación desde hace medio siglo. Esto se explica porque el obispo a la vez formado científicamente y dotado de discernimiento, supo unir, sin disociación, la exigencia crítica y el sentido pastoral. Como jardinero de Dios, él ha cautivado los frutos espirituales de estas apariciones. Ello ha sido para él y su pueblo fuente del bien”.
Betania es una de las cuatro apariciones del siglo XX que posee aprobación absoluta de parte de la Iglesia Católica, junto a Fátima y dos apariciones de Bélgica. Sobran las palabras para poder clasificar a este lugar dentro de los más sólidamente enraizados en la tradición Mariana. La referencia a Lourdes, por la existencia de la gruta y las curaciones allí verificadas, es inevitable. María nos sorprende con Sus regalos, solo tenemos que reconocerlos y transformarlos en motor de evangelización en nuestra vida y nuestro lugar.

¿Qué mensajes nos entrega María en Betania?

Citamos algunos mensajes, sólo como ejemplo de la enorme cantidad que se reciben allí:
“Hijita: cuando todos los hombres de la Tierra tomen su cruz amorosamente, ya no habrá más dolor ni llanto, porque vivirán resucitando cada día con mi amadísimo Hijo en un constante y vivido ¡aleluya… aleluya… aleluya!. Hijita mía, Yo deseo que vos les hagas sentir el valor de la oración y la importancia de Mi Nueva Aparición como Reconciliadora de los Pueblos, ya que bajo esta Advocación encontrarán las condiciones esenciales y determinantes en preparar sus almas para recibir la Gracia del Espíritu Santo… con las comunicaciones y visitas del Señor por la Fe… ya que la Fe es la base del Cristianismo y el aumento de esa misma Fe hará que busquen con sincero amor al Padre nuestro y al Corazón de mi Divino Hijo junto al mío, ¡María Reconciliadora de los Pueblos!”.
“Hijita, seguid vuestro caminito que lo hemos preparado. Hijita, la obediencia ha de ser la base de vuestra vida interior para permanecer en contacto y en unión con el Señor. Hijitos, sed muy buenos, espontáneos y naturales, ello les hará la vida más tranquila y feliz. Hijita, hijitos: ¡ayudadme a conquistar el corazón de todos vuestros hermanos!. ¡María Reconciliadora de los Pueblos!”.
“Hijita, Hijitos: Aquí estoy, conviviendo entre vosotros. Hijitos, Mi Corazón late de Delicias Celestiales al contemplar cada rostro vuestro que viene a buscar la esperanza de días mejores, para afianzar vuestros pasos en el camino que conduce al Monte Sión, ya que Mi Fuente de Aguas de Betania debe reconstituir vuestras almas a una vida nueva, que los conlleve a vivir vida de apóstol, o sea, servicio, entrega a la Misión de Amor, que debe reafirmar vuestra confianza a la Luz del Nuevo Amanecer de mi Divino Jesús. El, mi amadísimo Hijo, desea que todos vosotros viváis acunados en este Corazón Materno, con los Carismas y Gracias del Espíritu Santo, logrando por ese medio que todos mis hijos se den las manos basados en el Mandamiento “Amaos los unos a los otros…” Es la Unica Verdad que puede salvar al hombre de una guerra entre hermanos, o sea, que en éstos tiempos recurran a la buena siembra del Bien, que es la identificación del Amor y la Verdad de un Pueblo de Dios, que anhela Justicia Social ya que mientras no se unan vivirán vida de angustia, pena, sombra y quebranto. He aquí hijitos, el Amor de una Madre que os ama… para servir de punto de partida a una Ley de Justicia, Amor, Paz y Reconciliación. Oración… Meditación… Penitencia… Eucaristía. ¡María Reconciliadora de los Pueblos!”
“Veo que es bastante difícil para vosotros entender ciertas cosas, pero a medida que pasen los días os daréis cuenta de la realidad. Así pues, he aquí que desde hoy se levanten todos para evolucionar y se hagan conscientes del momento que vive el mundo, pudiendo superarse y obtener los logros de aquilatar las virtudes que concienticen el valor del hombre de hoy, que busca un aliciente a su medio ambiente turbulento.
Es por ello que no hay otra cosa que procurar no desmayar en la Empresa a desarrollar, en constituir un valor de siembra, pues se avecinan grandes acontecimientos y disturbios dolorosos alrededor del mundo, Países y Naciones sacudidas por los malos tiempos. El hombre ha aminorado su potencial en cuanto a su espiritualidad, he aquí que está navegando en contra de la Corriente Divina de la Paz, el Amor y la Unión fraternal. Es por ello que me estoy haciendo sentir con mi Divino Hijo para que mis hijos sientan en sus corazones el toque suave nuestro y que escuchen la Anunciación: De que ha llegado la Hora de su liberación… y se hagan presentes por el Amor Santificado… y sigan sus caminos en busca de la Luz, y así, sus pensamientos puedan recibir la Gracia del Espíritu Santo para que se hagan dignos de esa Luz y Música del Universo.
Pensad: Basta adentrarse en la constitución de la estructura del hombre para encontrarse en una inmensa fragua, con la misión de realizar un deber ineludible, o sea, injertar el amor en cada obra que representa la parte divina. ¡Cuánta voluntad se necesita!. Es por ello, obedeced humildemente las enseñanzas de los Mandamientos de mi amadísimo Hijo para que asciendan los hombres a la etapa de la “Gran Verdad del Encuentro de Dios con sus hijos”, porque El viene a dar de nuevo, Ya que cualquiera, sea su condición de raza, casta o religión, para El son todos iguales. La única Verdad existente deberá ser la de practicar el bien y una vida generosa. !Os guardo aquí en Mi Corazón!. ¡María Reconciliadora de los Pueblos, Lámpara Votiva!”.
Como en tantos otros lugares, María nos invita amorosamente a salvar nuestras almas. El camino es el amor a través del encuentro con Jesús: nuestra Madre Celestial no puede ser entendida sin Su Hijo, Jesús. Ella sólo obra como conductora hacia Cristo. María junto a Su Hijo, no hay otra forma de entender el misterio de la activa Presencia Mariana en nuestro mundo en los tiempos actuales. Ella nos lleva de la mano, con paso firme, por el camino de la reconciliación de los hombres con los hombres. Este es el modo de encontrar a Dios, ya que la paz que Jesús nos vino a traer pasa por el amor entre nosotros. ¿Cómo podemos ser tan ciegos y sordos, teniendo a la mismísima Virgen María llamándonos a Su lado?

¡Un Milagro Eucarístico!

betania 3El 8 de diciembre de 1991, día de la Inmaculada Concepción, mientras el capellán de Betania, el padre Otty Ossa, estaba celebrando la Santa Misa en la capilla del santuario, en el momento de la consagración la Sagrada Hostia comenzó a sangrar. El padre Otty explica lo ocurrido:
“Partí la Hostia en cuatro partes. Cuando miré el platillo, no podía creer lo que veían mis ojos: Vi una mancha roja formándose en la hostia y de ella comenzaba a emanar una sustancia roja, de modo similar a la manera que la sangre sale de una perforación. Después de la Misa, tomé la hostia y la protegí en el santuario. Al día siguiente, a las seis de la mañana, observé la hostia y encontré que la sangre era fluida y luego empezó a secarse. Sin embargo, hasta hoy, todavía luce fresca. Asombrosamente, la sangre está solamente por un lado, sin pasar al otro lado a través de la excesivamente delgada hostia”.
La Hostia se conserva en la localidad de Los Teques, en el convento de las Religiosas Agustinas Recoletas del Corazón de Jesús, donde es expuesta para la adoración de los fieles y es visitada por numerosas personas, incluso peregrinos que vienen del exterior. Muchos sucesos han ocurrido con relación a la hostia sangrante. Uno de ellos fue el caso de un norteamericano que hizo una filmación de la hostia y en ella se ve cómo la misma se convierte en una hoguera que despide llamas de fuego de un color muy intenso y también se ven correr como pequeños ríos de sangre.
El mensaje que María nos da es el de la reafirmación de la Presencia Viva de Jesús en la Eucarístía. En estos tiempos donde muchos corazones se han enfriado y no sienten al Señor en las Hostias Consagradas, el Cielo se manifiesta a través de la Sangre de Cristo presente en el Altar de Finca Betania.

Finca Betania en la actualidad

betania 6El santuario sigue siendo un centro de manifestación de los signos de Presencia Divina, es un punto vivo de contacto de la tierra con el Cielo, como lo es Medjugorge. La Señora María Esperanza sigue recibiendo mensajes de María, mientras recorre el mundo en una misión de evangelización y difusión de la obra de la Reina del Cielo, en representación de Su Hijo, Jesucristo. Ella, además de ser madre y abuela de una gran familia que sigue sus pasos en la misión que María le encomendó, es la presidenta de la Fundación Betania y la guía espiritual de muchas personas. De forma incansable se ha dado y se da a los demás para ayudar, guiar y aconsejar a cientos de personas que acuden a ella para recibir palabras de consuelo y pensamientos llenos de esperanza y reconciliación.
Mientras tanto, Venezuela ha pasado y pasa por momentos de tremenda prueba y purificación, pero tiene allí un consuelo y una puerta abierta al encuentro con el Dios Eterno, el Padre que desde lo alto agradece al pueblo venezolano por haber creído y abierto los corazones a la multiplicación de Su mensaje de salvación.
Jesús y María están vivos, Presentes entre nosotros. Este es un mensaje central del Cielo para todos nosotros: vivamos la vida concientes de nuestra hermandad en Cristo y de la maternidad de María sobre todos nosotros.
¡De ese modo, seremos activamente parte de la más hermosa Familia que pueda existir!.